Televisión

Game of Thrones y la fatídica séptima

Game of Thrones es la serie más vista en la historia. La fuerza de su argumento, los personajes y la historia que no se ata a ningún convencionalismo y ha dejado en más de una ocasión a los espectadores frustrados, sorprendidos y sin aliento llegó a su penúltima temporada y con ella nuevos raitings para HBO, la productora de la serie, pero también con una serie de problemas para el canal de paga.

Más allá de si la trama estuvo como la esperaban los fans de la serie o de si las vueltas de tuerca fueron realmente sorprendentes y sorpresivas, lo que vale la pena resaltar es la forma en que la gente de HBO se volvió a ver en serios problemas en cuanto a la secrecía y al manejo confidencial de la serie y este año hasta diversos problemas de tipo técnico que se dieron durante la transmisión de los siete capítulos de la temporada siete.

Antes de iniciar la temporada, las especulaciones acerca de lo que sucedería con la llegada de Daenerys a los siete reinos, se convirtieron en verdaderos spoilers que se confirmaron conforme fue avanzando la temporada.

Lo que implica filtraciones al interior de la producción y violación de la cláusula de confidencialidad , pero además al iniciar la temporada comenzaron los problemas reales para HBO. Un grupo hackeó los servidores de la empresa y liberó en Internet por lo menos un capítulo, el cuatro de la serie antes de lo programado por la empresa productora y distribuidora de contenidos. Los hackers habían pedido previamente una recompensa de alrededor de seis millones de dólares por no circular capítulos de la serie, obviamente en un principio HBO, no se lo tomó en serio o eso quisieron aparentar y los hackers liberaron un primer capítulo de la serie.

De acuerdo con una nota de Variety, publicada el pasado 10 de agosto y firmada por Andrew Wallenstein, coeditor en jefe, da a conocer cómo se hicieron esfuerzos por parte de HBO, o al menos de un ejecutivo de la empresa por ofrecer una recompensa al hacker de 250,000 dólares en oposición a los más de seis millones exigidos por el grupo de hackers, quien reenvío el correo de HBO a un grupo “selecto” de periodistas con el fin de evidenciar a HBO y su torpe forma de negociar. El mail de HBO está fechado el 27 de julio pasado.

Junto con este problema de vulnerabilidad en el sistema de distribución de HBO, surgió uno más. Los servidores de HBO Go, la plataforma Internet de la empresa para distribuir sus contenidos, resultaron insuficientes ante la demanda de usuarios que intentaban el acceso para ver la serie.

Finalmente, el error de un programador de HBO, liberó “accidentalmente” el capítulo 6 de la serie fue programado en HBO España seis días antes de su estreno lo que permitió a piratas y suscriptores de HBO en la península ibérica disfrutar del penúltimo capítulo de la serie con antelación.

Lo sucedido a lo largo de la séptima temporada de Game of Thrones, pone en evidencia como muchos de los directivos de las cadenas de Televisión, aún no entienden las nuevas plataformas, no conocen sus características y por lo tanto sus beneficios.

Las audiencias comienzan a no ser tolerantes con la dosificación que implica la clásica parrilla de programación de televisión, incluso la forma de distribución de contenidos al estilo Netflix comienza a tener ya algunos detractores que dicen preferir que una serie llegue a su temporada final para entonces verla completa y de un jalón, lo cual, si bien no deja de ser una visión extrema, también implica que a lo mejor el formato de la serie esté por renovarse también.

No es la primera vez que HBO y en especial Game of Thrones es víctima de filtraciones, en abril de 2015 horas antes del estreno mundial de la quinta temporada se filtraron en Internet los primeros cuatro capítulos de la temporada. En aquella ocasión se señaló que el responsable había sido un crítico especializado o un medio especializado pues el material tenía un número de serie, que fue borrado, del material que la empresa distribuía a los críticos.

Se ha anunciado ya que la próxima y última temporada de Game of Thrones se estrenará hasta 2019, más de un año y medio para que conozcamos el final de la historia y una vez estrenada, 7 semanas de agonía para llegar al capítulo final de la serie de televisión más vista en la historia del medio.

A lo largo de su historia HBO ha sido una de las empresas más importantes y una de las que ha puesto las reglas para el entretenimiento en televisión, baste recordar que el primer gran referente de lo que son las series el día de hoy lo encontramos en Los Soprano, la serie más vista en su momento en la historia del medio. The Wire, otra de las grandes producciones de HBO en la primera década de este siglo está considerada por muchos como una de las mejores series de televisión jamás producidas.

Son las buenas decisiones por parte de los directivos de HBO, lo que ha permitido que la empresa sea líder en la producción de entretenimiento. Lo importante es que puedan llegar a la octava temporada perfectamente blindados, al interior y al exterior de la empresa. Tal vez una buena solución sería soltar los siete capítulos finales de una sola vez en la plataforma de HBO Go, al final de cuentas nadie puede predecir con certeza cuál será la exigencia de las audiencias de televisión de paga o de plataformas de Internet de aquí a dos años.

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios.
Sígueme en twitter: @cernicalo

Sigue a Armando Enríquez Vázquez en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close