Innovación

Google en 19 años se convirtió en el Big Brother

Google cumple 19 años este 4 de septiembre, desde su fundación en 1998 su producto estrella fue su buscador, con el tiempo Google ha evolucionado hasta convertirse en una empresa rentable que ofrece productos y servicios como correo electrónico en Gmail, Google Maps, Google Street View, Google Earth, Youtube, Google Noticias, Google Libros, Google Chrome, Google+, Google Glass, Google Shopping, Blogger, Google Finance, Google Docs, ahora también experimenta en el negocio de coches autónomos, robots y la lista continúa.

En 1996 Larry Page y Serger Brin empezaron Google como un proyecto universitario cuando estudiaban en la Universidad de Stanford, es el 27 de septiembre de 1998 que estrenan en Internet su motor de búsqueda; en 2016 Google fue considerada la empresa más valiosa del mundo, alcanzó este récord a través de propuestas innovadoras y disruptivas en el mundo de la tecnología.

En 2016 Google fue considerada la empresa más valiosa del mundo.

A diario utilizamos uno o más servicios ofrecidos por Google, desde que verificamos el estado del tiempo antes de salir de casa, hacemos reservas de viajes, enviamos correos, chats, cuando necesitamos traducir un término, despejamos dudas, vemos televisión, usamos el servicio de mapas, comparamos precios y más.

Con todos estos productos y servicios ni siquiera podemos dimensionar la cantidad de información que posee en el mundo Google, cuánto sabe de cada uno de nosotros y es aquí donde precisamente surgen muchas inquietudes: ¿Es peligrosa esta mezcla de información sensible de cada persona?, toda esta tecnología ¿qué hace con la información, cómo entender la repercusión del poder de Google en la privacidad de las personas?

No todo puede ser positivo en la empresa y es a partir de las declaraciones de Edward Snowden en 2013, cuando revela pagos del gobierno de EE. UU. a Google por colaborar en el espionaje.  “The Guardian” publicó documentos que lo acreditan y la compañía siempre negó esta acusación. En estos documentos se mencionaba que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos pagó a Google, Microsoft, Yahoo y Facebook millones de dólares por la participación en el programa Prisma en el que se espiaban a los clientes de estas empresas.

Entonces, es un buen momento para plantearnos la siguiente interrogante:

¿Qué pasó con toda la información de los clientes de las empresas mencionadas y sobre la privacidad de ellas?

Pensemos en todas las conversaciones que a diario se generan por chat, a través de correos electrónicos, la información de todas las búsquedas que realizamos en Google, los documentos que compartimos. Google tiene creado un perfil único de usuario y así es como registra cada movimiento de nosotros.

Prácticamente todos hemos renunciado a nuestra privacidad y lo hemos hecho voluntariamente y lo hicimos a cambio de recibir servicios supuestamente GRATUITOS, los beneficios que recibimos a cambio son:  Búsqueda intuitiva, servicio webmail gratuito y herramientas para trabajar online.

Google siempre se protegió y dice que desde su inicio,  inculcó a sus colaboradores con normas de ética y de ahí se desprende su frase “Don’t be evil” (No seas malvado) y su promesa fue que  no colaborará con gobiernos autoritarios, no aportará información privada de los internautas a ningún poder, ni político, ni económico que vulnere los derechos de los individuos.

No se puede garantizar que se haya cumplido siempre su promesa empresarial, y por el contrario cada vez aparecen más detractores quienes manifiestan su preocupación recurrente sobre el respeto a la información privada de los internautas, a esta solicitud se  sumó Julian Assange quien aclara que se ha formado una especie de gobierno en estas corporaciones y que no podemos aún proyectar todo el poder que tienen.  Assange junto a su familia y equipo de trabajo fueron alertados por Google hace tiempo, les informaron a través de una carta que el Departamento de Justicia solicitó todos los correos de las personas de su confianza; esta redada virtual había empezado 3 años antes de cuando llegó la comunicación, nunca  fueron informados a tiempo.

En una intervención Assange afirmó:  “Google crea un cebo para atraer a los usuarios.  Analiza el uso que hacen  de sus servicios y recolecta datos sobre ellos, con ello y en base a su algoritmo genera perfiles para predecir su comportamiento.  Con eso puede segmentar la publicidad, pero también la información de las personas se la vende al Gobierno de Estados Unidos”.  Assange convencido habla del nuevo totalitarismo de vigilancia en la red “Google es más poderoso de lo que la Iglesia ha sido nunca, y está más centralizado.  Incluso en su momento de máxima potencia, la Iglesia tenía el Vaticano, pero no todo su poder pasaba por allí.”

Otros actores sociales y gobiernos como el español, el inglés y el chino también han levantado su voz de protesta y han puesto más resistencia a las prácticas de Google. En China los servicios del buscador han sido bloqueados.

Otro caso protagónico, es la demanda interpuesta por jueces estadounidenses al alegar que el servicio Gmail infringe la privacidad de los usuarios.

Un internauta cuando utiliza los servicios de Google confía que la empresa cuidará sus datos personales y asume que no los utilizará  y menos que venderá su información.

Averiguemos cómo Google sabe tanto de nosotros

Google posee un historial detallado de nuestras ubicaciones, restaurantes favoritos y viajes.

Las grandes empresas vigilan a los individuos porque la información que obtienen luego la podrán monetizar.

Te invito a hacer el ejercicio y podrás descubrir todo lo que Google sabe de ti, sigue el enlace: history.google.com/history

Te aparecerá una lista completa sobre las búsquedas que realizaste, la encontrarás clasificada por categorías, puedes escoger si la información es de la última semana, el mes pasado, todo el año 2017, o el historial completo.

También encontrarás la opción ELIMINAR ACTIVIDAD POR, ahí podemos borrar la información de manera parcial o total.

En el apartado otra actividad de Google, encontrarás información sobre edad, sexo, ubicaciones en Google Maps.

Sin duda es muy caro el precio que pagamos por recibir algunos servicios gratuitos.  Lo gratis de Google se paga con nuestra información. Siempre podemos buscar otras opciones y cada vez hay mejores propuestas que nos dan algo más de confianza, aquí algunas sugerencias como alternativas.

Buscadores:

Mapas:

Correo electrónico:

  • A Google le pagamos con nuestra información, quizás debamos tomar la decisión de pagar una mensualidad pequeña y tener un correo independiente a Gmail.
  • Siempre podemos dejar de usar a Google, pero podrá dejar de usarnos Google?
Zoraya Mejía Jácome

Mercadóloga y publicista, enfocada en consultoría en digital, inteligencia de negocios, emprendimiento e innovación. Si te interesan estos temas y deseas compartir buenas prácticas puedes buscarme en Paper Li como Pensamiento Disruptivo y en Twitter @ZorayaMejia

Sigue a Zoraya Mejía Jácome en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close