Innovación

Reintentarse o morir en el invento

Nombre, descripción del negocio, estilo y comienza a diseñar. Estos son los cuatro pasos que te pide el sitio web llamado Tailor Brands, que en su anuncio decía: “Diseña tu logo en 5 minutos”, al cual aterricé desde Facebook. Después de sentir como el alma se escapaba de mi cuerpo y regresaba a la realidad, me quedé helado.

Siendo diseñador, al principio me sentí encabronado. Me pregunté a mi mismo: “¿cómo es posible que exista tal atrocidad? ¿Y los años que uno le ha invertido a esto dónde quedan?” Después de tallarme la cara como queriendo comprender lo que veía, hice una prueba para indagar de primera mano, qué era exactamente lo que ofrecía este servicio.

Un algoritmo que funciona a base de los datos que ingresas, se encarga de crear tu nuevo logotipo, el cual puedes ver plasmado en distintos mockups para darte una idea de cómo lucirá en el mundo real. Hasta 8 propuestas para escoger, de las cuales te indican el porcentaje de match según la información que tecleaste. En este punto ya puedes comprarlo por una suscripción de unos $3 USD, que te da acceso al logotipo en EPS y otros materiales de comunicación y promoción; o si decides pagar $11 USD al mes durante 1 año, te dan otro mazo de goodies que suenan demasiado buenos para ser verdad.

A estas alturas comencé a entender y hasta darle crédito a dicho modelo de negocio. Existe un mercado fértil de emprendedores que demandan este tipo de servicios más rápidos y masivos. Entonces, ¿por qué sería un error identificar una necesidad para ofrecer una solución? Si bien están aprovechando la cresta de la ola, habrá que sacar el mayor beneficio de ella mientras dure. Una nueva demanda necesita una nueva oferta y en los negocios esto es saber adaptarse y la tecnología juega una parte fundamental de ello.

Muchos confundimos la tecnología con nuevos gadgets o inventos muy recientes, pero la tecnología ha estado ahí desde mucho tiempo atrás. La computadora no comenzó con Windows y mucho menos con Facebook. ¿Te has preguntado alguna vez qué significa el término “computar”? Es establecer un valor a algo para después cuantificarlo y eso es tecnología.

La tecnología es el conjunto de técnicas que permiten aplicar el conocimiento científico, es una constante en el avance de la humanidad.  Entones, la invención de la rueda es tecnología, la máquina de vapor también lo es, Johannes Gutenberg hizo lo propio con la invención de la imprenta y en la era de la informática y el Internet la tecnología ha avanzado vertiginosamente y también tendríamos que hacerlo nosotros.

Ahora, volviendo al ejemplo anterior, no todos los clientes demandan servicios exprés. En este negocio no existe lo bueno o malo, sino lo que funciona o fracasa. Todos tus años de estudio y trabajo profesional no quedan obsoletos; sino son parte de un acervo que te ayuda a llegar mejor y más rápido a resolver un problema.

La deshumanización de los procesos está acabando con el trabajo manual para darle paso a la automatización. Esto no sería un problema per sé, más bien el problema sería no entender el valor del trabajo ya sea hecho a mano o realizado por una máquina; ninguno tiene más valor que otro, todo depende de quién y cuánto paga por él.

Freddy Mercury cantaba: Easy comes, easy goes. Entonces si buscas una solución “al vapor”, pues eso obtendrás y será una algo no sostenible que al paso del tiempo perecerá tan rápido como llegó. Si quieres una solución con mayor grado de efectividad y sustancia, tendrá su costo en tiempo y dinero.

Mientras exista humanidad existirá la tecnología y cada vez más increíble y avasallante. Habrá que tener la capacidad de adaptarse, tal será el caso que si no lo hacemos, estaremos destinados a quedar rezagados.

Así que, si sigues sacado de onda porque una computadora con un algoritmo puede quitarte tu trabajo, sigue con ese miedo porque es muy probable que así suceda, pero ten la seguridad que siempre habrá alguien de sangre caliente que busque el trabajo humano de otra persona, al fin y al cabo estamos hechos a mano.

AUTOR
Will Soto Bastidas
Comunicador Gráfico, creativo y pseudo músico. Nacido en Culiacán, Sinaloa con más de 10 años de carrera como publicista y comunicador. He trabajado en diferentes agencias y actualmente soy Director Creativo en Publycom Marcas para cuentas como Coppel, SuKarne, Ford, Lincoln, Pakmail, Zulka, Dportenis, Isla Cortés, Gobierno del Estado, Grupo Panamá entre otros. Amo la playa, beber cerveza y escuchar buenos vinilos. Puedes seguirme en Twitter bajo tu propio riesgo: @wsotobastidas
Will Soto Bastidas

Comunicador Gráfico, creativo y pseudo músico. Nacido en Culiacán, Sinaloa con más de 10 años de carrera como comunicador. He trabajado en diferentes agencias y actualmente soy Director Creativo en Publycom Marcas para cuentas como Coppel, SuKarne, Ford, Lincoln, Pakmail, Zulka, Dportenis, Isla Cortés, Gobierno del Estado, Grupo Panamá entre otros. Amo la playa, beber cerveza y escuchar buenos vinilos. Puedes seguirme en Twitter bajo tu propio riesgo: @wsotobastidas

Sigue a Will Soto Bastidas en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close