Publicidad

“Taco, la arepa está contigo”

Como humanos, nos encantaría controlar la naturaleza, pero la realidad es otra y olvidamos que de ella venimos, por lo tanto, situaciones como las ocurridas el 19 de septiembre en México nos hacen reflexionar acerca de lo inevitable que es un evento natural de ese tipo y lo poco que estamos preparados para ello.

Una de las cosas en las que sí podemos influir, son en las campañas comunicativas para reducir afectados, prevenir riesgos y sobretodo, prestar apoyo, como en el caso de la etiqueta #TacolaArepaestácontigo, nacida de la retribución de apoyo entre naciones.

Apoyo que cruza fronteras

Después del éxito del hashtag #ArepaelTacoestácontigo (creado por Giraly Rendón, joven mexicana co-creadora de la cuenta de Twitter “Banderitas Squad” que se encarga de impulsar etiquetas), los venezolanos hicieron viral la etiqueta #TacolaArepaestácontigo en apoyo a la difícil situación vivida por el pueblo mexicano durante el sismo que azotó a varias ciudades simultáneamente.

En mi artículo Cuando las redes sociales se volvieron solidarias , explico un poco la situación que ocurre en Venezuela ante la crisis generalizada que la arropa desde 2014, cómo las plataformas web y las empresas de gremios importantes -como el farmacéutico y los medios de comunicación- se unen diariamente para sobrellevar la dura tarea de “saltarse” la censura y poder servir de puente entre la colectividad y el exterior, y la importancia de los medios digitales en la cotidianidad del venezolano.

Asimismo, ocurrió con la viralización del hashtag #TacolaArepaestácontigo que más que formar parte de una campaña específica, resultó de la espontaneidad del pueblo venezolano, como apoyo “emocional” ante todo lo ocurrido, apoyo que posteriormente se materializaría con el envío de ayuda humanitaria.

Estrategias que salvan vidas

Hoy ya nada nos sorprende, ¿cómo una simple etiqueta puede servir para que entes gubernamentales, empresas privadas y organizaciones sin fines de lucro se unan ante un evento que requiere de gran ayuda aun cuando la realidad de su propio pueblo es insostenible?

No es publicidad, ni marketing, ni estrategias –o tal vez sí-, pero sí está más cerca de ser parte del sistema de valores de cada nación. En este caso, la etiqueta nació de la hermandad de la población venezolana y se posicionó de manera tal que el Estado tuvo que hacer algo al respecto.

El alcance del #

Las relaciones entre el país azteca y el sudamericano no son las mejores. Contadas son las veces que el presidente Maduro habló sobre los buenos términos que se tiene con el Estado Mexicano, y cuando el canciller Luis Videgaray mencionó lo “extremo, lamentable y doloroso” que resulta el retroceso ante al proceso de democratización de la región, todo fue en picada.

Y aun con todo el problemón político, la viralidad de los acontecimientos “precisó” que el gobierno venezolano se solidarizara con 10.4 toneladas de ayuda humanitaria entre colchones, alimentos, plantas eléctricas, carpas, motosierras y expertos en protección civil ante desastres, -recordando a demás que también enviaron insumos a Barbuda y Cuba después del paso del huracán Irma-

¿Publicidad u oportunismo?

Cuando supimos de lo acontecido, la tristeza invadió el mundo entero. Lo irónico en mucho de los casos fue que a pesar de estar sin electricidad, desprovistos de sus hogares y con gran incertidumbre, muchos contaban con sus smartphones y aparatos móviles donde documentaban lo que muchos vimos después a través de noticiarios y portales web noticiosos.

Y mientras vimos como todos se ayudaban, algunas empresas no “ayudaron” mucho, tal es el caso de aquellas que publicitaron aprovechándose de la situación como compañías del sector construcción y GPS.

La publicidad preventiva sí existe

En la última década, los acontecimientos de origen natural como catástrofes naturales, pandemias y desastres humanos, ha generado cierto tipo de campañas cuyo objetivo se centra en la prevención e información al público de lo que puede ocurrir, al mismo tiempo que posicionan su marca.

En una oportunidad, el publicista Juan José Tirado dijo  que “el público de hoy es 20% racional y 80% emocional, la publicidad preventiva es una de las herramientas más potentes de comunicación utilizada actualmente para cumplir distintos objetivos: recordación y prevención (…) lo vemos a diario en piezas referentes a temas de alcohol, drogas, accidentes vehiculares, enfermedades o desastres naturales” y tiene toda la razón, bastante hemos visto spots que hacen referencia a no usar el teléfono al conducir, no usar pirotecnia, entre otras, no pasará mucho tiempo para que veamos campañas a cerca de la importancia de tener un kit de emergencia o qué hacer en caso de un siniestro como huracanes o sismos.

Katherine Guaramaco

Licenciada en Comunicación social y periodismo, consultora editorial y echadora de cuentos por siempre. Una vez me dijeron que no podía ser community manager y terminé siendo periodista digital, webmaster, gestora de contenidos y redactora creativa. A esa persona le mando saludos 😀 Para más cuentos: Crónicasdesdemercurio.wordpress.com. Si me los quieres echar a mí: @Katherine_zgs

Sigue a Katherine Guaramaco en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close