Publicidad

La publicidad en tiempos de Redes Sociales

Todos recordamos los comerciales en la tele, las canciones extremadamente pegajosas que cantábamos todo el día, la publicidad en la revista olvidada en el consultorio de algún doctor y los famosos espectaculares que admirábamos mientras estábamos en el tráfico (que en mi opinión ya deberían de quitarlos de la CDMX). Hoy vemos anuncios mientras navegamos nuestro feed de Facebook, cuando estamos buscando trabajo en LinkedIn o posteando nuestra última comida en Instagram. Desde mi punto de vista, la publicidad tradicional es un arte que al dominarlo le traía muchas ventajas a las marcas y en cierto modo las hacía las más reconocidas en el mercado. Es un arte que agencias como Ogilvy, BBDO y Leo Burnett han perfeccionado y nos hicieron soñar a todos con poder trabajar en ellas. Pero como todo, la publicidad ha tenido que evolucionar y alcanzar a las nuevas generaciones en la era digital.

Cuando una empresa se une a una red social para estar en contacto con sus clientes, tiene la idea de que cada publicación llegará a todos sus seguidores, público de interés y hasta posibles clientes, lo que se verá reflejado en ventas y todo irá bien con el mundo. ¡ERROR! Actualmente una publicación orgánica realizada por cualquier empresa únicamente llega al 1 o 2% de los seguidores de la página, por lo que si se tienen 1,000 seguidores, las publicaciones únicamente serán vistas por 10 o 20 de ellos. Es por esto que cuando entramos a Facebook, Twitter, Instagram y hasta en LinkedIn, además de las publicaciones de bodas y bebés de nuestros contactos, nos encontramos con páginas o sugerencias de videos, con ofertas de algún vuelo u hotel que buscamos para el puente o pasamos por un video que es interrumpido por un breve comercial. Todo esto es publicidad en línea.

Aunque puede llegar a sonar complicado, los social ads son una gran alternativa para promocionar un producto, servicio, evento o lanzamiento; además de tener otras ventajas:

  1. Ayuda a las marcas a llegar a su mercado meta. Los que hemos utilizado este tipo de anuncios, sabemos que los social ads te permite seleccionar los aspectos más relevantes de tu público objetivo que puede ir desde lo más común (edad, género, ubicación geográfica) hasta lo más detallado (estudios, intereses, puesto laboral). Esta selección de variables ayudará a hacer que los mensajes lleguen a quien realmente le interesa, a quien es más probable que compre el producto o quien sea más afín a contactar para adquirir un servicio.
  2. Control en la inversión de cada anuncio. Cada una de las plataformas de publicidad en las redes sociales permite seleccionar cuánto dinero se desea invertir, por cuántos días, impresiones o clicks en cada anuncio; de esta manera se podrá conocer el costo de cada publicación y tener un presupuesto de marketing más detallado.
  3. Objetivo del anuncio. Se puede elegir entre visitas a sitio web, compra de producto, leads y awarness de marca, entre otras. (Por favor, nunca paguen por likes a su página de Facebook)
  4. Accesible para todo tipo de negocios. No importa si eres una PyME o Coca-Cola, la publicidad en línea te puede ayudar en tus objetivos de marketing y de negocio (para más beneficios véanse puntos 1, 2 y 3)
  5. Se entiende por sí solo, pero por si acaso: los anuncios llegan rápido al mercado meta. También tiene la ventaja de poder cambiar, modificar o eliminar el anuncio (rápidamente) en caso de no obtener los resultados deseados.

Aunque los social ads tengan todas las ventajas anteriores, es importante saber que la publicidad debe de seguir siendo llamativa, diferenciada y que despierte un interés en el cliente, de lo contrario no va a cumplir con su objetivo. ¡Pero no te desanimes! Aprovecha estas plataformas y deja volar tu imaginación y tu creatividad (y si quieres también la de una agencia) y utiliza videos, gifs, imágenes, enlaces o secuencias para captar la atención de tu público y así conquistar el mundo de la publicidad en línea (bueno, igual y no conquistarla pero sí aprovecharla).

Por último, y antes de empezar a gastar el presupuesto en publicidad en línea, debemos saber cuál es la red social para nuestro negocio, conocer en dónde está nuestro mercado meta y tener claro cuál es el objetivo. Sin estas variables, los esfuerzos no se podrán medir y lo más seguro es que la campaña no sea exitosa.

Aunque los social ads son amigables, todas las diferentes alternativas y opciones para el anuncio pueden resultar confusas para alguien que apenas va conociendo estos medios de publicidad; por eso, mi mejor consejo es que acudas a la agencia que más confianza le tengas para que juntos vean el valor de la publicidad en línea para tu negocio.

AUTOR

Mariana Báez-Camargo 

Mercadóloga de profesión y emprendedora por vocación. Fascinada con todo lo relacionado con nuevos negocios, creatividad e innovación. Fundadora de I.D.E.A Consultoría. Si lo sé, lo escribo y si no lo sé, lo leo. Twitter: @AnairAm_felisa Instagram: desmadreemprendedor.

Mariana Baez Camargo

Mercadóloga de profesión y emprendedora por vocación. Fascinada con todo lo relacionado con nuevos negocios, creatividad e innovación. Fundadora de I.D.E.A Consultoría. Si lo sé, lo escribo y si no lo sé, lo leo. Twitter: @AnairAm_felisa Instagram: desmadreemprendedor.

Sigue a Mariana Baez Camargo en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close