Publicidad

Los riesgos de ir con el trabajo a todos lados

Publicidad y Análisis del Discurso. Atreverse a desafiar todos los límites y disfrutar de la vida al máximo, suele ser una tendencia discursiva en el ámbito de las aseguradoras. Convertir la vida en una aventura y alejarse de la rutina son algunas de las exhortaciones más usuales que construyen su discurso. Una paradoja compleja: vivir al límite, pero seguros.

En el caso propuesto, SVV Insurance de Suiza “All Under Control”[1], se representa la situación de aquellos que no pueden separar su vida profesional de la personal. Desde el humor se magnifica la opresión y el agobio que sufre una persona que no puede dejar el trabajo en la oficina y lo lleva, literalmente, a todos lados. Es el caso del hombre-escritorio, que al tener el mueble pegado a su cuerpo sufre una serie de situaciones absurdas. El personaje reconoce que tiene un trabajo muy importante, o algo así. Sin él no hay nada que se haga correctamente, por eso debe llevar la oficina a todos lados. Sin embargo, acepta que es importante separar los negocios de la vida personal. El trabajo no es todo, la compensación es valiosa. Pero, hay que estar listos todo el tiempo. Enuncia: “Si usted es importante como yo, no siempre es fácil”. Eslogan: “Es llamado tiempo libre por una razón. Apague y recargue”.

Este sería un discurso donde predomina la modalidad deóntica, la modalidad entendida como expresividad, se refiere a la relación que se establece entre el Locutor y sus enunciados. En este caso de análisis, predomina la modalidad relacionada con el “deber hacer”. La noción de obligatoriedad es la que agobia al personaje que no se puede separar del trabajo en ningún momento. El mueble-objeto es una referencia metonímica –por contigüidad– a las exigencias laborales y su incapacidad de poner límites entre lo laboral y lo privado.

Se plantearía una oposición semántica entre trabajo y tiempo libre. El primero es el que agobia al personaje y lo segundo es lo que no sabe disfrutar. El enunciador responsable del mensaje SVV, es el que propone “apagá y recargá”, cumple con la función de hacerlo reaccionar y percibir que el tiempo personal es para disfrutar, y para eso es necesario dejar el escritorio en la oficina.

En el tiempo libre o en la carencia del mismo, se vislumbra la oportunidad de negocio del enunciador, según como se mire.

Las marcas se conectan con el consumidor a través del lenguaje. El análisis del mismo aporta eficiencia a la comunicación y construye una identidad que se distingue.

[1] 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close