Publicidad

Publicidad engañosa: Del arte de la persuasión a la mentira

La publicidad es, por definición, la forma de comunicación que intenta incrementar el consumo de un producto o servicio, insertar una nueva marca o producto dentro del mercado de consumo, mejorar la imagen de una marca o posicionar un producto o marca en la mente de un consumidor. También es definida coloquialmente como “el arte de la persuasión” entre los profesionales de la materia.

En algunas ocasiones, las marcas cometen el error de pasar de resaltar los atributos de valor de su producto/servicio a transmitir mensajes confusos e incurrir en prácticas desleales, engañando al consumidor con falsas expectativas.

Cometer el error de caer en la publicidad engañosa puede costarle a una marca importantes pérdidas económicas por multas, así como un daño considerable en su reputación, que eventualmente, se refleja pérdidas mayores.

Las siguientes marcas son algunas que han sufrido las consecuencias de caer en la publicidad engañosa:

Coca Cola:

Hace unos años Coca Cola lanzó la campaña “Una Coca-Cola = 149 calorías para usar en actividades felices”, aludiendo que podías quemar fácilmente las calorías que conlleva un refresco de 355 ml con actividades como sacar a pasear a tu perro, 10 minutos de baile o ensayar con una banda musical. Sin embargo, el gigante refresquero se vio obligado a retirar miles de espectaculares en todo el país que contenían esta campaña, así como sus anuncios en medios impresos y en internet.

McDonald’s

El líder mundial de las hamburguesas tuvo que pagar una multa por 684 mil 584 pesos impuesta por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Esto sucedió cuando su “cajita feliz” causó polémica al asegurar la inclusión de fruta como postre, pero su publicidad contenía imágenes inexactas e incumplía el peso del contenido.

Cinépolis:

La cadena de cines fue sancionada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) tras asegurar en su publicidad: “Ahora los miércoles son de 2X1 en Cinépolis, todas las funciones en todas nuestras salas”. Todo estaba en órden, hasta que los consumidores se toparon con que la promoción estaba condicionada en letras pequeñas; no aplicaba para funciones 4DX, premieres, especiales, alternativas o en las funciones y salas de Cinépolis VIP.

Telmex:

Durante el año 2013, Telmex fue víctima de una gigantesca multa por incurrir en publicidad engañosa. La campaña “Telmex ofrece 3 Mbps de velocidad a Internet de banda ancha por $149.00 al mes (impuestos incluidos), ubicándolo entre los más baratos del mundo” le costó a la empresa 2 millones de pesos, después de que se descubriera que la promoción estaba condicionada a la contratación de otros servicios.

Al trabajar en publicidad, deben tenerse muy claros todos los factores de una marca, y más cuando se le está dando impulso a una promoción, ya que como nos muestran los ejemplos anteriores, una idea mal ejecutada puede tener un costo muy alto.

AUTOR

Roberto García

Mercadólogo, músico, amante del cine, la lectura, la ciencia ficción y la comida. Actualmente trabaja como Community Manager en una agencia de publicidad y es editor de un blog independiente de música. A lo largo de su vida ha formado parte de 3 bandas, siendo el guitarrista principal y compositor de la mayoría de las canciones. Defensor de sus ideales y protector del medio ambiente. Tiene una obsesión con la buena ortografía. Uno de sus lemas es: “Disfruta ahora, preocúpate después”. LinkedIn. Instagram: roberto.garciag Twitter: @Roberto_gyg

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close