Literatura

El ingenio salvaje

Hace unos días se cumplió un nuevo aniversario del nacimiento de Oscar Wilde (muy lejano pariente mío: mi abuela paterna se llamaba Wilde; sí, es un dato que no aporta mucho pero me hace quedar bien).

El escritor nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín, Irlanda, con el nombre Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde. Escribió novelas, poesía, ensayos y obras de teatro, y siempre brilló por su ingenio. Una enorme muestra de ello son algunas de las frases que escribió. Vean:

  • Pienso que cuando Dios creó al hombre, de alguna manera sobreestimó su propia habilidad.
  • El mundo es un escenario, pero la obra no tiene un buen elenco.
  • Perdona siempre a tus enemigos; nada les molesta tanto.
  • Es absurdo dividir a la gente en buena o mala. La gente es encantadora o tediosa.
  • Lo único que se debe hacer con un buen consejo es pasárselo a otros. Nunca sirve para uno mismo.
  • Algunos provocan felicidad a donde van; otros cuando se van.
  • ¿Qué es un cínico? Un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.
  • Un poco de sinceridad es algo peligroso, y mucha sinceridad es absolutamente fatal.
  • Cuando era joven pensaba que el dinero era lo más importante de la vida; ahora que soy viejo sé que es así.
  • Hay solo dos tragedias en la vida: una es no obtener lo que queremos, la otra es obtenerlo.
  • El trabajo es la maldición de las clases bebedoras.
  • Los amigos verdaderos te apuñalan de frente.
  • Todas las mujeres se transforman en sus madres. Esa es su tragedia. Ningún hombre lo hace. Esa es la suya.
  • La moda es una forma de fealdad tan intolerable que debemos alterarla cada seis meses.
  • En la vida hay solo algo peor que el hecho de que hablen de uno, y es que no hablen de uno.
  • La moral es simplemente la actitud que adoptamos con la gente que nos desagrada.
  • ¿Por qué esperamos que una mujer sea feliz junto a un hombre que insiste en tratarla como si ella fuera un ser humano perfectamente normal?
  • Un caballero es una persona que nunca hiere los sentimientos de otro involuntariamente.
  • Mis propios asuntos me aburren mortalmente; prefiero los de los demás.
  • Los viejos creen en todo, los de mediana edad sospechan de todo, los jóvenes lo saben todo.
  • Me gustan los hombres con futuro y las mujeres con pasado.
  • Hay dos maneras de odiar la poesía; una es odiarla, la otra es leer a Alexander Pope.
  • Usar citas de otras personas es un útil sustituto del ingenio.

(Fuente: Mental Floss)

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close