Literatura

“Esdequeísmo”, un mal lingüístico que debe detenerse

El dequeísmo es algo que siempre ha sido estudiado por los especialistas de la lengua española y las instituciones que se encargan de regir nuestro idioma, pues se trata de un vicio lingüístico en el que todos hemos caído, sin embargo, recientemente me he encontrado con una mutación de éste, el cual se ha convertido en algo que cada vez afecta a más mexicanos: el “esdequeísmo”.

Quizá aún no te has encontrado con una persona ‘infectada’ por esta nueva tendencia, pero si lo haces, de inmediato la identificarás por su gusto personal de preceder cualquier oración con “es de que”. Por ejemplo: “Es de que ya venía en camino, pero llegué tarde porque no pasaba el metro”. Sí, sé que suena demasiado extraño, pero los usos y costumbres del lenguaje suelen ser inexplicables, pues normalmente suceden de un momento a otro y, por imitación, las personas comienzan a usarlos sin saber si es correcto o no, pero la buena noticia es que hay una solución.

Para comenzar, si eres de los que han sido “infectados” por este mal uso, el primer paso es la aceptación, ya que cuando eres consciente del problema, entonces es más fácil identificarlo y prevenirlo. En este caso, al igual que el dequeísmo, lo más común es sustituirlo solo por la conjunción “que”. Es decir, en el ejemplo anterior, lo correcto sería: “Es que ya venía en camino, pero llegué tarde porque no pasaba el metro”. En muchos casos, lo más fácil sería omitirlo, pero si tienes que usar una conjunción, lo ideal es utilizar sólo una, no dos.

Por otro lado, si has visto a alguien “infectado” o convives diariamente con él, lo más recomendable es hacérselo saber de una manera sutil, pues uno de los efectos adversos de este padecimiento es el mal humor, ya que hasta el momento no se ha sabido de alguien que se ponga feliz después de haber sido corregido.

Ahora que sabes de la existencia del “esdequeísmo”, está en tus manos evitar que se siga propagando como sucedió con el famoso “más sin embargo”, el cual afectó a cientos de hispanohablantes que, al usarlo, fueron víctimas de uno de los males más grandes que ha tenido el español en toda su historia.

Daniel Robledo

Híbrido de publicista y comunicólogo, con mucha pasión por contar historias. Estudioso de la cultura digital, y apasionado por el desarrollo de contenidos aplicados a la tecnología y actualidad. Por el día me visto de creativo, pero por las noches puedes leerme bajo el pseudónimo de @WarioDan.

Sigue a Daniel Robledo en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close