ComunicaciónRedes

#Depresión: Instagram y la salud mental

“Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos” Nicolás Maquiavelo 

¿A quién no le gustan los halagos, el reconocimiento, las felicitaciones? en la época actual dichas acciones se realizan generalmente mediante las redes sociales donde compartimos contenido que puede tener diferentes fines. Por ejemplo, en la red social Instagram, una aplicación estrictamente gráfica, las fotos y videos que compartimos tienen un fin de mostrar lo que estamos haciendo, los lugares que visitamos, las personas con las que convivimos, en general comunicar nuestro estilo de vida y sentimientos, pero también muestran mucho de nuestra personalidad, y ahora resulta, son también una señal de que padecemos enfermedades mentales.

Lo anterior, lo demuestran los científicos Andrew Reece y Christopher Danforth, de la Universidad de Harvard y la Universidad de Vermont, en un estudio donde analizaron 44 mil fotografías con inteligencia artificial, herramientas computarizadas que identificaban patrones en las fotos y creaban un modelo para predecir la depresión.

Dichas fotografías, eran de usuarios estratégicamente elegidos, debían estar activos en la página Amazon Mechanical Turk (plataforma a la que recurren empresas, universidades y centros de investigación para buscar participantes, a quienes se les paga por realizar tareas sencillas en la computadora) además debían tener cuenta activa en IG y aprobar que se revisara su contenido.

Así es como se analizaron colores, caras, edición, filtros, donde los usuarios con historial médico de depresión mostraron (en contraste con publicaciones de personas “sanas” de su misma edad), contenido de imágenes con tonos azules y grises, en general colores oscuros.

También, se dieron cuenta de que los usuarios enfermos casi no utilizaban filtros para mejorar las fotografías, y en caso de hacerlo, preferían aquel que hiciera las fotos en tonos blanco y negro, en comparación de los “sanos” (como decidieron llamarles) quienes utilizaban filtros para mejorar la nitidez de colores en la fotografía.

Estudios como el anterior, muestran que estamos pasando a padecer e identificar riesgos y beneficios de las redes sociales. Hay otras teorías que hablan de envidias y egocentrismo a través de esta red social. Definitivamente no va a parar porque vivimos en un contexto rodeado de tecnología, donde de alguna manera los jóvenes necesitan expresarse.

Si vemos el lado bueno de esta red social, es accesible, fácil de usar, muy gráfica, para empresas y negocios resulta una herramienta de atracción de clientes; hablando específicamente de la salud, podría ser, según lo descubierto en el estudio, una herramienta para detectar posibles enfermedades mentales y atenderlas a tiempo.

En general las redes sociales son para para comunicarnos, no es raro que surjan situaciones de adicción y enfermedades pues al final de cuentas la exposición constante nos lleva a eso. Eso sí, publicar la fotografía que sea, con el fin que se haga y con el filtro que elijamos, la cuestión de la envidia y el ego, esos sí que son dos conceptos bien conocidos, poco aceptados y nada disimulados.

Referencia:

Chokshi, N. (13 de agosto de 2017).  ¿Deprimido? ¿Feliz? Tu Instagram lo revela. The New York Times [en línea]. Recuperado de: https://www.nytimes.com/es/2017/08/13/instagram-depresion-filtros-estudio/

Nayeli Casillas

Comunicóloga, con una pasión en particular por la investigación en materia de Educomunicacion. Observadora, analítica y crítica. Creyente del poder de la información. Reconozco en la escritura un medio para la comunicación y la libertad. Mi escenario ideal se compone de un atardecer, un libro y una taza grande de café.

Sigue a Nayeli Casillas en:

Artículos relacionados

Close
Close