Televisión

Disney, Netflix y todos los demás

Tras el anuncio de la compra de gran parte de Fox 20th Century por parte de Disney, lo que queda claro es la intención de Disney por atacar de manera frontal y monopólica a los estudios de cine de Hollywood, por un lado, y por otra la decisión de intentar vencer a su principal competidor en la producción y distribución de contenidos por Internet: Netflix.

La compra es también, una respuesta a la serie de pérdidas que la división de televisión de paga de Disney ha sufrido en los últimos años. Dueña de los canales infantiles de Disney, así como de ESPN, la empresa ha visto una baja considerable en los suscriptores conforme avanza la década. En septiembre de este año, los números de suscriptores de la televisión de paga para los canales de Disney cayeron de manera manifiesta una vez más en el año, marcando la tercer peor pérdida en ese sentido en diez años, en especial los números de ESPN fueron desastrosos. Las acciones de Disney habían perdido más del 7% antes del anuncio de la compra de Fox.

Las dos divisiones de Fox que no fueron adquiridas por Disney fueron Fox News y Fox Sports. Las divisiones más sanas y competitivas de Fox. Sin embargo, el trato sí incluye 22 canales regionales de Fox dedicados a deportes locales, que, de acuerdo con los directivos de Disney, ayudarán a sanear los problemas económicos de ESPN. Estos canales locales representaron una de las mayores fuentes de ingreso para Fox el año pasado y muy probablemente afecten la operación de Fox Sports. Estos canales locales seguramente llevarán, una vez que la compra sea aprobada por las autoridades regulatorias de Estados Unidos, la marca ESPN.

La parte a la que se la dado mayor publicidad se refiere a la propiedad de Disney en franquicias como el universo de Marvel, que incluye a los X-Men, Deadpool, los Simpson y otras series exitosas de televisión. Los especialistas se han centrado en hablar y escribir acerca de los cambios radicales que está por sufrir la industria del entretenimiento incluido el cine con esta compra, como si no fuera a existir una reacción por parte de la empresas que afrontarán la embestida de Disney.

Lo cierto es que existen aún cosas en las que Netflix supera y tendrá tiempo de explotar en contra de Disney, cuya plataforma de Internet supuestamente está anunciada para 2019. Esto también puede cambiar y es que Hulu que tenía participación tanto de Disney, como una participación mayoritaria de Fox que pasará a Disney con la compra de las diferentes empresas de Fox, podría ser utilizada por Disney como su punta de lanza en contra de Netflix y Amazon adelantando el lanzamiento de su plataforma en Internet. Un reto importante para Disney será poder abandonar el tipo de contenidos con el que siempre ha bombardeado al mundo y que es rechazado por millones de consumidores por considerarlo naive y predecible, a diferencia de producciones como Dark, Game of Thrones, Sons of Anarchy, The Wire, Los Soprano, entre muchas otras series exitosas que difícilmente se producirían bajo la visión mojigata de Disney.

La producción internacional de gran calidad que a lo largo de estos años ha logrado Netflix y el ataque a mercados regionales, es algo que Disney no ha hecho de manera relevante en su historia y a pesar de tener sus canales para niños tropicalizados en materia de conducciones, las series siguen siendo las series americanas, y en el peor de los casos han contratado chabacanas, bufonescas e idiotas producciones de Televisa y/o productoras argentinas, que piensan que los niños tienen el mismo coeficiente intelectual de sus escritores y productores, para Latinoamérica que son fácilmente desechables.

Indudablemente HBO se verá gravemente afectada por este movimiento, ya se encuentra en un gran problema al acercarse al final de Game of Thrones y no tener nada con que sustituir a la serie más exitosa en la historia de la televisión. Obviamente como otras cadenas de televisión de paga que tienen plataforma en Internet un movimiento como el que puede hacer Disney los puede borrar del mapa.

Estos cambios en el ámbito tanto de la televisión de paga, la industria cinematográfica y los contenidos de entretenimiento en Internet afectan no sólo al mercado global de la producción, sino a todos los mercados regionales. En el caso especifico de México donde la tendencia entre los mexicanos a obtener sus contenidos de Internet tiene una preferencia mayorpor Netflix, las dos principales plataformas de entretenimiento en Internet; Clarovideo y Blim, lo suficientemente enanas para no influir en el mercado latinoamericano y mucho menos a nivel global, deberán replantear hasta su existencia misma.

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios.
Sígueme en twitter: @cernicalo

Sigue a Armando Enríquez Vázquez en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close