Open MKT

Cómo planificar tus metas (para cumplirlas)

Antes de iniciar cualquier proyecto o período de vida, sería de gran apoyo que, tanto las personas como las empresas y organizaciones, fijen su plan de metas.

La planificación permitirá:

  1. Enfocarse en lo esencial
  2. Clarificar múltiples aspectos y marcar un rumbo del proceso
  3. Destinar recursos externos e internos apropiados
  4. Ratificar el camino, midiendo los resultados
  5. Ser más objetivos respecto al logro

¿Por qué habrían de esquivarle a algo tan útil como planificar? Por eludir la responsabilidad que implica. Al hacerlo, se ratifica, clarifica y avala el rumbo que se desea seguir. Si a esto le sumas tu pasión y persistencia, estarás aún más adelante.

  • Paso a paso

Para planificar metas y objetivos hay muchas metodologías; entre ellas, la técnica SMART.

El primer paso es: Identificar el objetivo u objetivos.  Aunque esto parece que se cae de maduro, muchas personas no lo hacen, se van por las ramas distraídos en aspectos no tan trascendentes en el arranque, y se enredan en objetivos que nada tienen que ver con su fuente primaria de lo que anhelan lograr. Los objetivos necesitan ser: específicos, medibles, alcanzables, relevantes, temporizables (puestos en una línea de tiempo), expresarlos por escrito y siempre en positivo.

Segundo paso:  Verificar los beneficios y los beneficiarios. Es necesario establecer un “mapa de intereses”, donde se volcarán en forma gráfica, concreta y tangible, quiénes serán los beneficiarios y con qué beneficios. Cuando se refiere a beneficiarios, son todas las personas involucradas directa e indirectamente en el proyecto; y en cuanto a beneficios, cuál será, en forma medible, el resultado concreto que persigue esta acción.

Tercero y fundamental: Ponerle plazos y responsables. Un aspecto donde personas y empresas hacen agua es hablar en abstracto de los objetivos, y no ponerles fechas, horarios, y formas de hacer tangible lo intangible. Como el diseño de metas es aún incierto en el proceso de elaboración, es fundamental crear un sentido de urgencia y de consecución de las acciones que -concatenadas- ayudarán a producir el resultado. Luego, cada período se abrirá en forma semanal, quincenal, mensual, con el objetivo de hacer el seguimiento profundo necesario.

Cuarto paso:  Divide tu gran objetivo en pequeños pasos. Si encaras un proyecto gigante es posible que, al principio, te sientas intimidado o, al menos, con dudas respecto a su real cumplimiento. Esta percepción cambia si la apoyas dividiendo cada objetivo en otros más pequeños. Una vez divididos, los colocarás en una planilla o formato digital, en una línea de tiempo (como el modelo “Carta Gannt”, muy usual y fácil de implementar), para ver gráficamente cómo será la consecución del paso a paso.

Quinto paso: Identificar el FODA (Fortalezas – Oportunidades – Debilidades – Amenazas). Si lo haces a consciencia, podrás obtener valiosa información acerca de aquellos aspectos que podrían demorar el proyecto, y, además, afianzarás los puntos fuertes.

Sexto: Establecer los recursos necesarios. Es importante que queden en claro cuáles son los recursos necesarios para llevar adelante el proyecto. Es importante ser conscientes a la hora de plantear los presupuestos, y siempre recomiendo planificar escenarios A, B y C para alcanzar los objetivos, sin desviarse del todo de la meta original.

Séptimo paso: Desarrolla el plan de acción. El aspecto de diseño creativo de tus objetivos y metas es entretenido y altamente inspirador. Aunque, como sabes, nada va a suceder si no lo apoyas en concreto con un plan de acción. El plan necesita ser realista, ajustado a las posibilidades actuales, incluir todos los aspectos inherentes al proyecto, y las ayudas externas que se recibirán. También, establecer plazos y responsables de cada paso, junto con un cronograma muy preciso que combine todo lo anterior.

Recuerda: a mayor planificación y claridad, menos desvío de los objetivos. Vale la pena hacer el esfuerzo y tomarse el tiempo para planificar correctamente; así, con el correr de los meses, podrás verificar la marcha de tu proyecto, e involucrarte más ordenadamente en cada etapa del proceso apasionante de hacer en el mundo.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close