Publicidad

Logros 2017

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

Benjamin Franklin

Este año se puede resumir en una sola palabra: Retos.

Toda mi vida laboral he trabajado, aprendido, y desarrollado habilidades dentro del marco digital; jamás había trabajado fuera de una agencia publicitaria. Pese a tener ideas que eran aplicables en BTL, ATL y demás, lo digital siempre se me dio mejor… Soy millenial, ¿qué puedo decir?

Este año, después de haber trabajado como community manager, redactora, ejecutiva de cuentas en digital, jefe social media y directora de social media, se me presentó la oportunidad de ser redactora publicitaria y comercial en un diario local muy reconocido y de gran afluencia dentro de mi país. No podía creer que esté considerando si quiera la opción de aceptarlo, debido a que no es un salto o “un escalón más arriba” de la carrera que estaba construyendo, era literalmente lanzarme hacia lo desconocido y comenzar un camino totalmente nuevo para mí. Después de pensarlo bien, decidí aceptar la propuesta, sólo para ver de qué se trataba. Fui a las dos primeras entrevistas, presenté mi portafolio (forrado de arriba a abajo con campañas digitales, premios por creatividad y web, etc) y todo salió perfecto.

En la tercera entrevista me presentaron a quien sería mi nueva jefa. Después de preguntarme lo básico (nombre completo, aspiraciones, metas, entre otras preguntas de rutina) me planteó la siguiente interrogación: “¿Por qué quieres trabajar como redactora en un diario si tienes una carrera tan consolidada en digital?”. La miré, completamente descolocada, y decidí ser completamente honesta: “No tengo idea”, le contesté. Me miró fijamente, completamente en silencio. Mientras tanto abrí nuevamente mi computadora donde se encontraba mi portafolio y le dije “Aquí falta algo; necesito avanzar, conocer más, crecer”, lo cual era cierto, jamás había trabajado en un empresa tan grande y monstruosa como la que en este momento se había fijado en mí. Ella sonrió y me respondió, “¿Por qué tengo que escogerte?”, entonces mencioné “Porque yo quiero aprender. Puede ser que otros tengan mayor experiencia en este campo, pero yo no solo quiero aportar lo que conozco, sino crecer junto a ustedes”.

Dos días después, me contrataron.

Dentro del diario he aprendido muchísimas cosas, no sólo lo básico como trabajo en equipo o formatos de pauta dentro del diario y su tráfico; también me lancé al agua sin saber nadar: organicé uno de los eventos de publicidad más grandes del país, conocí a ponentes de Cannes Lions, desarrollé habilidades que no sabía que tenía, como hablar en público, ser speaker en una charla, traductora, columnista, etc, etc. Mi jefa me metió en básicamente todos los proyectos en los que pudo; he desarrollado campañas e ideas desde cero en miles de formatos (sorprendentemente, incluso en digital). Y me pude dar cuenta de algo, la industria de las ideas ha crecido: no dependemos del formato, sino de la forma de la idea, y es ésta la que moldea todo lo que está a nuestro alrededor.

Casi 7 meses después de mi contratación, puedo decir que ir a esta entrevista fue la mejor decisión del 2017; no me arrepiento ni un segundo de venir todos los días, porque cada segundo se presenta un nuevo desafío.

Este 2018 voy por más, porque sé que hay más por trabajar y hay mucho por poner sobre la mesa.

AUTOR

Alejandra Borbor

Soy redactora por profesión, comunicadora por decisión y creativa por convicción. Me considero recursiva: adquiero nuevas ideas a partir de la música, el arte, el baile, la pintura… Es por eso que creo que todos somos idealistas y capaces de crear un mundo completamente distinto. Estoy aquí para extirpar mis ideas y compartirlas como a libro abierto, ¿listo para comenzar?

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close