CampañasCreatividadPublicidad

La Mentira en la Publicidad   

Dicen que ni los niños ni los borrachos mienten, pero la verdad es que todos lo hacemos, punto. ¿Pero has pensado cuántas veces al día engañamos o nos engañan? Fake news, promociones dudosas, chismes, calumnias y el exceso de información, hacen que mentir forme parte de nuestra vida nos guste o no. En la calle, casa u oficina, nos acribillan con mensajes de todo tipo, unos más falsos que otros, la mentira es un arma que en ocasiones disparamos para sobrevivir y en otras somos blanco de su fusil.

“Toda la publicidad está hecha de mentiras. Después de trabajar por más de 10 años en lo que algunos llaman la industria del engaño, este viejo adagio se modifica cada vez que lo escucho. He visto muchos trucos de cómo vender algo potenciando atributos reales o desmitificando objeciones; pero lo más sorprendente, es distinguir los niveles de perversión a los que algunos llegan para sonar su caja registradora.

Como ya mencioné antes, aunque todos mentimos a nadie le gusta que lo engañen y mucho menos que lo haga una marca. En una agencia de publicidad, por una parte tenemos al cliente, a quien somos responsables de dar soluciones comerciales y por otro lado está su consumidor, que hay que decirle porqué tal producto le conviene, de manera creativa y destacarlo del resto en el mercado.

La mentira graciosa puede ser un engaño con humor, un recurso muy efectivo en la publicidad. Aludir al chiste para empatizar es algo común, pero debemos ser cuidadosos que nadie resulte herido.

Never write an ad wich you wouldn’t want your family to read.

You wouldn’t tell lies to your wife. Don’t tell them to mine.

– David Ogilvy

A mediados de los 50’s en EEUU al terminar la Segunda Guerra Mundial, la publicidad comenzaba su auge, los medios vendían el sueño americano y una vida bonanza llena de cosas que muchas veces no eran esenciales, autos, electrodomésticos, cigarros, bebidas y mucho más, nos invitaban a saciar necesidades o alcanzar aspiraciones.

Distorsionar la realidad es maquiavélico que puede llevarnos al cinismo y mentir con alevosía para seducir es patético. Todos hemos encontrado (o creado) anuncios de promociones increíbles, que pintan una verdad que no lo es, seamos más sensibles con el público y no tratarlos de forma estadística, sino como lo que son: personas. La meta que tenemos los creativos publicitarios, es conectar a nuestro cliente con su audiencia, de manera ingeniosa y ética.

La insaciable sed de los clientes por gritar los beneficios de sus productos, hace que los publicistas busquemos argumentos para lograr convencerlo de lo que realmente necesita, por encima de su deseo.

Mentir va más allá de las palabras, también puede reflejarse en el comportamiento. Si un personaje o marca es congruente entre lo que dice y hace, no interesa su veracidad, paradójicamente lo que importa es su credibilidad. ¿Se imaginan a El Deforma divulgando noticias reales?¿O a Donald Trump siendo un hombre cabal? Eso sí sería una anomalía, ¿cierto?

En la película de Jim Carry, Liar Liar, nos damos cuenta que aunque moralmente se nos enseñó a decir la verdad, nadie podría soportarla en su totalidad. Exagerar la realidad no se considera una mentira, convencer mediante engaños sí. A lo que estamos comprometidos es a decirlo de manera interesante y original, así podremos encontrar una nueva dimensión de lo vendible y usar la creatividad al servicio del marketing.

Con la llegada de las redes sociales, la idealización y el maquillaje en las publicaciones de Instagram o Facebook, ha establecido un nuevo parámetro de lo real y lo simulado, para convertirnos en algo socialmente aceptable. Al final, es cuestión de forma y cómo proyectamos la realidad.

Ustedes no me dejarán mentir ¿verdad?

 

Will Soto Bastidas

Comunicador Gráfico, creativo y pseudo músico. Nacido en Culiacán, Sinaloa con más de 10 años de carrera como comunicador. He trabajado en diferentes agencias y actualmente soy Director Creativo en Publycom Marcas para cuentas como Coppel, SuKarne, Ford, Lincoln, Pakmail, Zulka, Dportenis, Isla Cortés, Gobierno del Estado, Grupo Panamá entre otros. Amo la playa, beber cerveza y escuchar buenos vinilos. Puedes seguirme en Twitter bajo tu propio riesgo: @wsotobastidas

Sigue a Will Soto Bastidas en:

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close