Marketing Político

“La niña bien” en los tiempos del #metoo

La izquierda o la derecha, desde la cobardía del anonimato, han creado un forzado mensaje de propaganda, ideológicamente confrontativo y con uno de los peores mensajes contra una de las principales luchas de hoy en día en la sociedad mundial.

Una vez más los “brillantes” publicistas políticos en este caso de Morena o del PAN, porque existen voces en redes que señalan a ambos partidos como de autores del esperpento, han creado una pieza de propaganda grotesca e incorrecta. La que intentaron hacer pasar por fresca, original, amateur y llamaron La Niña Bien.

Hay quienes dicen que no existe la mala publicidad que lo importante es hacer que gente hable acerca del producto, el problema es que más allá del producto, de lo que da a hablar este video es del mal gusto y la poca visión de quien lo produjo.

El video nos muestra a una mujer supuestamente perteneciente a la clase media de la sociedad mexicana, de padres panistas y que esta dispuesta a votar por “ya sabes quién”. Ella canta sobre su desobediencia y sus preferencias electorales, lo cual no tiene nada de malo. Mis padres de una generación diferente a la mía votaron toda su vida por el PRI, yo jamás he votado por ese partido y en casa ni rupturas familiares, ni señalamientos y mucho menos discriminación. Este tipo de argumentos clasistas y racistas han sido típicos de Andrés Manuel López Obrador quien desde sus días como Jefe de Gobierno se encargó de marcar sus odios de clase.

Pero para quien haya creado esta pieza de odio clasista, es muy importante denostar a los panistas, denostar a instituciones que en teoría no son políticas, aunque lo sean como la iglesia católica, pero más importante resulta también la, espero que así sea, involuntaria de la mujer. Y también como argumentan los simpatizantes de Morena evidencia un cierto favoritismo por el PAN.

Incluso el tipo de música elegido muestra la poca sensibilidad de la producción. Propaganda que utiliza música de reggaetón, sin duda un estilo musical misógino y que atenta contra la equidad de género en tiempos del #metoo y de la denuncia de acoso es un error. Crear una propaganda donde la modelo en cuestión es cosificada y denigrada por la música es uno de los más graves errores que puede cometer un partido político sin importar la ideología del partido.

En un país donde abundan los feminicidios, donde las jóvenes bien y no bien son víctimas de todo tipo de acoso y donde la violencia contra las mujeres y los crímenes sexuales tienden a ser minimizados como hemos visto por parte de las diferentes autoridades, incluyendo a las de máxima casa de estudios del país, la falta de sensibilidad al crear una pieza así es indignante. Asumir y dirigir el mensaje de que una mujer por su clase socioeconómica vale menos es un absurdo.

Pero por si eso fuera poco, en un país mayoritariamente católico, hacer a la modelo cantar este tipo de música adentro de una iglesia y mostrar cómo embarra su cuerpo contra un sacerdote que feliz “baila” con ella, fue tomado por muchos mexicanos católicos como un insulto directo a sus creencias y a la institución que las representa. Pero la actuación del sacerdote pareciera exculpar todos los delitos sexuales que han cometido los sacerdotes católicos al darlos como algo normal, además de provocado por la Niña Bien que protagoniza el video.

Parece muy extraño que un instituto político, el que sea, permita a los responsables de sus campañas crear una pieza tan denigrante como “La Niña Bien”.

El rápido descubrimiento de la actriz Paulina Laborie por parte de un diputado del PAN ha puesto en tela de juicio la paternidad del video. La actriz una vez revelada su identidad de inmediato cerró sus redes sociales, muestra que el video no fue grabado por un estudiante del ITESO (Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente) escuela de extracción jesuita como pretendían los productores de la propaganda.

La historia y propaganda detrás del video, acusar al ITESO, a gente de Guadalajara, haberlo grabado en la delegación Benito Juárez para después tratar de colgárselo al PAN o a Morena sin pruebas, López Obrador irresponsablemente dándole like al video en una conferencia de prensa, son formas muy mononeuronales enfrentar el video, de delegar responsabilidades y de hacer política. Son formas muy rupestres de validar el odio, el clasismo y el sexismo.

Por último, vale la pena hacer notar. Los medios que instauraron la propuesta llamada “Verificado” encargada de advertir contra las fake news en las campañas, se limitaron a preguntar a Tatiana Clouthier, coordinadora de la campaña de López Obrador por Twitter si Morena era responsable de la producción del video, a lo que la política contestó de manera muy concreta “No” y los de Animal Político agradecieron a la política y se dieron por bien servidos. Valiente iniciativa.

Nada puede competir con una idea fresca y original. Mientras Movimiento Naranja y Yawui López han logrado fama a nivel mundial, la izquierda o la derecha desde la cobardía del anonimato han creado un forzado mensaje de propaganda, ideológicamente confrontativo y con uno de los peores mensajes contra una de las principales luchas de hoy en día en la sociedad mundial.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close