Publicidad

¿Qué campañas son las más exitosas en México?

No es un secreto que cada mercado tiene sus particularidades, pero el consumidor es uno de los que más dolores de cabeza produce a las agencias de publicidad y comunicación, en especial en México, un mercado que sus particularidades económicas y culturales lo hacen tener un distinto nivel de percepción de las campañas.

El mexicano se define como “ingenioso” y ese ingenio lo hace creer que tiene lo que hace falta para hacer una campaña exitosa. Después de todo, tuvo que ser mexicano el genio al que se le ocurrió este aviso:

SOVX1JUGRNHME5WJ5W1CCMIJAI2QDYJB1ZDMBJ2QNZM2WK5C

Sin embargo, hemos identificado tres pilares que hacen a una campaña triunfar en México: la familia, el orgullo y el humor/ingenio.

Existen casos de campañas conmovedoras, que han puesto en el ojo del huracán ciertas marcas. Pero en esta ocasión queremos hablar de las campañas exitosas: esas que tu abuelita recuerda cada vez que puede durante la cena familiar.

El carro que todos tienen, al menos en la cabeza

Esta campaña, llamada en el gremio publicitario “La venganza de los planners” se convirtió en una de las campañas de automóviles más sonadas en la historia. El insight fue muy bueno: cuando le preguntaban a la gente en qué auto se veía, la mayoría respondió “en un Jetta”. De ahí que la agencia no dudara en usar el ingenio, un insight muy mexicano y los valores de un auto “familiar” para posicionarse.

La librería en el país donde nadie lee (leía)

Gandhi es un referente de la publicidad en México. Tal vez no fue la primera en ser provocadora, pero sí fue de las primeras marcas que tomaron desde el principio un statement hacia la realidad. Lo mejor es que tomaron los valores de su público y los convirtieron en algo aspiracional, universal y sin dejar de usar el buen humor.

La librería de los espectaculares amarillos es, al día de hoy, una lovebrand que se ha vuelto sinónimo de crítica social e ingenio.

superacion

La polémica cerveza que supo transformarse

Durante mucho tiempo Tecate fue una cerveza dirigida directamente al mercado masculino que llegó a utilizar recursos que llegaban a lo sexista y de mal gusto. Durante mucho tiempo defensores de la comunicación de la marca y “opinionólogos” profesionales se dedicaron a poner las manos al fuego.

Y es que sí. La campaña de Tecate era machista, aunque efectiva.

Por suerte la agencia entendió que en pleno siglo XXI una cerveza ya no podía colocarse en esa posición: la pluralidad, el respeto, la lucha por la equidad y el reconocimiento se hicieron más presentes en una realidad que lo exigía cada vez más. Y nos regaló este anuncio que se ha ganado todos los premios posibles.

Sabemos que hay más campañas exitosas, como la de Lady Güera de Victoria, o Desfronterízate, incluso podríamos hablar de Muebles Troncoso, pero creemos que el ejemplo de coherencia, relevancia y uso de los elementos son un impulso para la marca en un contexto como el mexicano.

¿Qué otra campaña crees que debería estar aquí?

Nos encantaría leerte en comentarios.

AUTOR

Frank Moreno

Marketero y publicista. Más de 200 marcas impulsadas, director de agencia de publicidad Endor Mx.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close