Televisión

Televisa / Univisión todo se mueve para que siga igual

A principios de marzo la empresa Televisa, o lo que queda de ella, anunció una nueva reestructuración, esta vez en lo que por muchos era considerada el área más fuerte en la actualidad de la empresa: los deportes.

La salida de Yon de Luisa, quien se fue a manejar la Federación Mexicana de Fútbol, dio pauta al nombramiento de otro colombiano de Univisión para tomar los controles del área de deportes y los contenidos deportivos de Televisa: Juan Carlos Rodríguez que desempeña las mismas labores para Univisión.

El año pasado, la salida de José Bastón vicepresidente de programación de Televisa permitió la llegada de Isaac Lee, colombiano y directivo de Univisión, quien no ha demostrado ser el salvador que la empresa mexicana esperaba. De hecho, también a principios de marzo se anunció la llegada de un colombiano más a las esferas directivas de la empresa Patricio Wils al área de contenidos que maneja Lee.

Lo cierto es que a pesar de todos los cambios la empresa sigue cayendo de manera estruendosa en sus ganancias. Los reportes del último trimestre del 2017 muestran una caída de sus ventas en el último trimestre de 2017 de 9.3%.

Este es año de Mundial de Fútbol y tanto Televisa, como TV Azteca tienden a tener un buen primer semestre con las ventas para las fechas de la competencia. Además, la venta de espacios para la propaganda de los partidos políticos rumbo a las elecciones de 2018 ayudará también. Pero será muy importante lo que suceda en la segunda mitad del año en Televisa.

Estamos acostumbrados a un duelo entre ambas empresas en los contenidos que se dan alrededor del evento tanto en la parte informativa, como en el color y los programas acerca del país anfitrión. En los últimos eventos de este tipo el ganador ha sido TV Azteca, sin que Televisa haya logrado alcanzar los raitings de su adversario. ¿Podrá Juan Carlos Rodríguez revertir la tendencia? ¿realmente tiene ideas que mejoren los contenidos de Televisa?

Televisa siempre ha sido una empresa malinchista, incapaz de hacer crecer y valorar a los mexicanos. A lo largo de los años extranjeras que trabajaban en antros en sus países o jineteras fueron convertidas por los directivos de Televisa en “estrellas de televisión”. Canallas arribistas fueron antepuestos a talentosos productores mexicanos. Y cuando había que hablar de México, como en el mundial de 1986, se prefería a extranjeros para resaltar la belleza del país. Historias tropicalizadas han sido preferidas sobre el trabajo de brillantes escritores y guionistas nacionales. Hoy los puestos principales de las direcciones están en manos de hombres que manejan la televisión para migrantes latinos en Estados Unidos y los cuales tengo mis dudas que entiendan el mercado mexicano y sus complejidades.  ¿Acaso en esta unificación entre Televisa y Univisión el mensaje es que la televisora norteamericana es dueña ya de la mexicana?

Lo que es de llamar la atención, es que la llegada de la gente de Univisión no ha resultado en nada positivo para la empresa mexicana en apuros. ¿Se deberá esto a que el público de Univisión es visto con el mismo desprecio con el que Emilio Azcárraga Milmo miraba a sus televidentes y los calificaba de jodidos y que la mentalidad de Isaac Lee y los demás colombianos llegados a México es igual de estúpida y arrogante?

Los primeros ejemplos de que son parte de la misma estirpe que los Azcárraga, esta en la manera que lanzaron la campaña de desprestigio en contra de Gustavo Loza, cuando ni la misma Karla Souza dio el nombre de su violador, la gente de Televisa se autonombró fiscal del caso. Y dos, cuando de manera más que vergonzante copian de manera descarada los contenidos de TV Azteca. El exitoso programa Exatlón de la televisora de Salinas Pliego es la base para la producción de Televisa llamada Reto 4 elementos, entre otros.

Es claro y obvio que Televisa necesita muchos más que el tímido y absurdo rebranding al que ha sometido a sus canales. Televisa necesita cambiar su oferta y renovar sus contenidos pensando en las audiencias que ven sus producciones y en los cambios de las jóvenes audiencias mexicanas.

Pero también es muy importante saber quien esta a cargo o es dueño de quien: Televisa de Univisión o Univisión de Televisa porque en ambos casos se están violando las leyes o de Estados Unidos o de México en materia de propiedad de medios de comunicación. Lo que sí queda claro es la colombianización de Televisa, desplazando con la venia de las autoridades en materia de empleo en México a mexicanos de fuentes de trabajo creadas en nuestro país, porque esto no tendría ninguna importancia si lo esencial hubiera cambiado. Pero lo más triste de todo es que no existe un cambio sustancial ni en contenidos, ni en políticas de la empresa, por lo que todo sigue igual que hace un año en esa empresa, hundiéndose a plomo por falta de talento y visión.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close