Mercadotecnia

Vive y deja que tu competencia viva en paz

Maite tiene una pequeña cafetería en el centro de la ciudad. Su cafetería es simple, sencilla pero muy acogedora. Después de estar algunas horas platicando con ella, preguntándole la historia sobre cómo y porqué decidió emprender con una cafetería, empezamos a hablar sobre la competencia que tenía a su alrededor, ya que existen muchas bares y establecimientos que venden los mismos productos que ella. Maite, con toda la seguridad, me volteó a ver y me dijo “A mí no me preocupa que las cafeterías de la zona me quieran copiar; porque cuando haces las cosas con pasión se nota, y eso no se puede imitar”.  La confianza que Maite tiene en su negocio y en su ventaja competitiva, es una característica que se encuentra muy comúnmente en los emprendedores; ya que, si nos ponemos a pensar en qué está haciendo el de a lado, no vamos a poder avanzar con lo que estamos haciendo nosotros.

Cuando un emprendedor decide iniciar su negocio, una de las principales tareas a las que se tiene que dedicar es a investigar a su competencia. Esto le sirve para poder tener un entendimiento del mercado y para poderse diferenciar con aquellos que venden el mismo producto o servicio o alguno similar. Pero, ¿realmente que tan sano es investigar tan a fondo a nuestra competencia? Esta práctica no sólo se recomienda en un sentido general al iniciar un negocio, también es algo que se promueve cuando vas a realizar un plan de marketing digital y necesitas saber qué información está compartiendo tu competencia con sus seguidores. En este contexto, existen muchas herramientas que te ayudan a monitorear a tu competencia en varias redes sociales. Además, Facebook te permite observar hasta 5 páginas similares a la tuya para que puedas saber cuántos me gusta han obtenido y las reacciones e interacciones que han tenido sus publicaciones.

La premisa inicial de conocer a tu competencia es buena porque te permite tener una imagen de lo que está sucediendo en el mundo real; pero llegar a obsesionarse con saber qué contenido están subiendo me parece un poco exagerado, sobre todo por que podemos perder el enfoque de nuestra línea de comunicación únicamente por hacer lo mismo que están haciendo los demás, lo que nos llevará a perder nuestra originalidad y seremos tan sólo una copia.

Mi sugerencia es que conozcamos quién es nuestra competencia, qué tipo de contenido sube, pero que no invirtamos más tiempo en acosarlos de manera constante para volvernos en un espejo de lo que están haciendo, tanto en su negocio como en redes sociales. Si realmente queremos sacar adelante nuestro negocio, debemos de ver a nuestra competencia como fuentes de inspiración y motivación para continuar sacando productos innovadores, servicios personalizados o mejorados para darle a nuestros clientes la calidad que se merecen. Sí, un poco de competencia es bueno, sino no podrían existir marcas como Apple, Pepsi y Burger King; pero no lleguemos al grado de copiar todo a nuestra competencia y perder nuestra identidad. ¿Quieres una ventaja competitiva? Concéntrate en tratar bien a tus clientes, en darles productos de calidad y en ser fiel a la esencia de tu negocio, para que así tú, como Maite, no tengas que preocuparte por tu competencia.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close