Cine

A 38 años de su muerte: La herencia cinematográfica de Alfred Hitchcock

Alfred Hitchcock es uno de los íconos de la cinematografía, su estilo marcó por siempre la forma de hacer cine de suspenso. Nació en Londres un 13 de agosto de 1899 y falleció el 29 de abril de 1980 a los 80 años.

Han pasado poco más de tres décadas desde la muerte de Hitchcock y su cine sigue siendo consumido por generaciones de amantes del séptimo arte. Su estilo es un referente para más de un aficionado, pero ¿por qué sucede esto? ¿cuáles son las fórmulas de Hitchcock que siguen funcionando hasta la actualidad?

El sonido es elemental en la narración

Hitchcock fue uno de esos autores que experimentaron el arte de hacer cine desde sus técnicas primigenias: inició su carrera filmando películas de cine mudo y por ello los críticos concuerdan en que el director prestaba especial atención en cómo la sonorización de la película guiaba la narración. Asimismo, prefería la imagen sobre los diálogos, pues consideraba crucial la expresión facial y corporal de los actores para hacer énfasis en la naturaleza de sus personajes, de los cuales se desglosa el siguiente elemento.

La constante en los personajes

Los personajes femeninos eran predilectos en las películas de Hitchcock. Prefería mujeres delgadas y rubias, al punto de que, si elegía alguna actriz que no cumpliese con este último requisito, hacía que se tiñera del tono. Sin embargo, lo anterior tenía propósitos estéticos y narrativos. Consideraba que las mujeres rubias lucían mejor a cuadro en película blanco y negro. En cuanto a la historia, creaba un ambiente que la hiciera lucir sofisticada y frágil, la mayoría de estos personajes sufrían algún incidente.

Cameos

Una de las constantes en el cine de este director son sus cameos, pues conforme su carrera creció, se hicieron notables al público, al punto de convertirse en un divertido ejercicio para el espectador encontrar a Hitchcock entre escenas: ver sus películas era ver más allá de lo que la pantalla ofrecía. Esta tradición no se perdió y la heredaron directores tales como Martin Scorsese, Roman Polanski y hasta Quentin Tarantino.

Poseer mentalidad de publicista

Hitchcock, sin perder el sentido artístico, era un gran promotor de sus propias películas. No dudaba en publicitar sus producciones. Procuraba que se publicaran notas en diversos medios e, incluso, creó su propio programa de TV donde presentaba una antología compuesta por pequeñas historias con el estilo suspense que lo caracteriza. Sin duda, él mismo fue su principal promotor y abrió la propuesta a las siguientes generaciones de cineastas.

El suspenso como una estrategia narrativa

Hay que reconocer que antes de Hitchcock el suspenso tendía a tener una fórmula repetitiva que ya no lograba impresionar a nadie. Partiendo de ello, el afamado director creo la propia. Muy al estilo R. Barthes, el cineasta creía en que su espectador debía sentir que conocía las respuestas a las interrogantes que se presentaban conforme la película avanzaba. Finalmente, logró crear un estilo personal que rompió el viejo esquema: consiguió hacernos creer que podíamos adivinar los desenlaces de la trama para sorprendernos con un giro inesperado. Actualmente, quien usa este método es asociado directamente con uno de los más grandes cineastas del siglo XX.

AUTOR

Lidia Mariel Flores Hernández 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close