Marketing

La psicología del emprendimiento

Muchos libros se dedican al tema del emprendimiento, pero ¿qué hay detrás de un emprendimiento? ¿Qué lo hace duradero y trascendente en el tiempo? ¿Cuáles son las técnicas o los secretos que diferencian al emprendimiento que no dura mucho o no crece vs. el que sí lo logra?

Para responder estas preguntas realicé una pequeña investigación en distintos lugares de Ecuador, y las respuestas más importantes las comparto con ustedes ya que, se refieren a la psicología detrás de un emprendimiento que trasciende.

De toda la información analizada se pudo colegir que la mayoría de emprendimientos son el resultado de una crisis, por lo tanto, de una necesidad que les hace darse cuenta de requerimientos del mercado y estar dispuestos a trabajar para, por un lado resolver su necesidad y por otro, satisfacer el requerimiento del mercado. Pero si la gran mayoría de emprendimientos nace de la necesidad, entonces ¿por qué no duran en el tiempo?

La verdadera diferencia no está en las técnicas, ni en la disciplina, tampoco en la administración per se,  sino en algo mucho más profundo llamado filosofía; las empresas que cierran al poco tiempo, nacen igual de la necesidad, pero cuando esta necesidad desaparece y tienen otra, la toman dejando a un lado el emprendimiento a cambio de una mensualidad segura. Sin embargo, cuando es la filosofía lo que consolida una organización hay grandes diferencias ya que, está destinada a perdurar independiente de los aspectos de necesidad o comodidad del momento.

La filosofía empresarial se basa en tres puntos principales:

1 Soñar en grande para crear una visión, algo que cuando lo logres te haga sentir mucho orgullo.

2 Poner una misión, ésta es importante ya que están descritos los puntos no negociables, los aspectos más importantes que no puedes defraudar, de ésta vienen los valores, etc.

3 Actitud, desarrollar la actitud adecuada como filosofía del negocio, algo que te guíe cuando contrates personas, productos o servicios; ese ingrediente que marcará la diferencia entre “visitar a la competencia o ir a tu negocio”, es fundamental.

Hay muchos genios con maravillosos productos que nunca lograron que estos trasciendieran ya que, no basaron su negocio en una filosofía, si tú quieres hacer la diferencia, utiliza los tres pasos y tu camino será más sencillo.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close