Comunicación

Phubbing: o cómo arruinar las relaciones sociales

 “Hay un ser humano detrás de cada tweetblog y correo electrónicoRecuérdalo
– Chris Brogan.

A inicios de 2018 se publicaron cifras que delatan que entre del 2016 al 2017 en México, aumentaron 6 millones de personas los usuarios de Internet, por lo que actualmente existen 71.3 millones de usuarios de Internet, correspondiente al 63.9 por ciento de la población de 6 años de edad en adelante, según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017.

Ojalá que todos los usuarios utilizaran Internet y la tecnología para sacar beneficios personales (laborales, académicos, económicos…), pero hay que reconocer que cuantos más avances tecnológicos existen, menos atención de miles y miles de personas existe, pues están atrapadas en alguna red social, vlog o página web.

En esta era donde todo desorden físico, mental o emocional hay que nombrarlo, no podía faltar la dependencia a los teléfonos inteligentes: el phubbing, palabra que nace de la combinación entre “phone” (teléfono) y “snubbing” (desairar), refiere a la acción de estar presente en un ambiente social y olvidarse de las personas, porque estás conectado a la tecnología.

el phubbing, palabra que nace de la combinación entre “phone” (teléfono) y “snubbing” (desairar), refiere a la acción de estar presente en un ambiente social y olvidarse de las personas, porque estás conectado a la tecnología.

Ser un phubber es estar, pero solo físicamente. En muchas reuniones sociales y familiares, lo de moda es juntarse para ver cada quién sus celulares, porque siempre es mejor estar acompañado.

Ser un phubber es tener una mirada touch. Cuando vamos a un un concierto, cuando la naturaleza nos regala un paisaje único, cuando vamos a una fiesta en el lugar donde reinan los check in, hay que llenar la memoria del celular con videos y fotografías, porque si no, es como si no hubiéramos estado, hay que ganar la primicia de la publicación.

Ser un phubber es extraviar la educación. Para qué preguntarle al amigo que tenemos en frente cómo ha estado, qué ha hecho, cómo va aquel proyecto que tanto anhelaba, si podemos mandarle un mensaje de texto después, y mejor, aprovechar el tiempo para hacer una sesión fotográfica en el restaurant.

La campaña creada en contra de estas acciones, stopphubbing.com, publica que México se encuentra en el lugar número 9 en relación a la población que realiza phubbing diariamente.

Bueno… si nos aplicamos podríamos conseguir un mejor lugar en la escala, total, seguramente en Internet podremos encontrar un blog que nos dé consejos de cómo superar al ex, cómo tomar decisiones, cómo saber si tenemos problemas familiares, y de paso conseguir un like que nos haga sentir queridos.

Nayeli Casillas

Comunicóloga, con una pasión en particular por la investigación en materia de Educomunicacion. Observadora, analítica y crítica. Creyente del poder de la información. Reconozco en la escritura un medio para la comunicación y la libertad. Mi escenario ideal se compone de un atardecer, un libro y una taza grande de café.

Sigue a Nayeli Casillas en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close