Marketing Digital

¿Qué hacer con los haters? 3 sencillos pasos a seguir según un especialista en crisis de reputación online

Este tema de los haters es bastante controversial, por eso, para este artículo quise ser lo más profesional posible y entrevisté a mi querida amiga Laura Lückert León, especialista en crisis de reputación online.

Comencemos:

  1. Aprende a identificarlos

Laura comenta que un hater es esa persona que en redes sociales solamente se encarga de decir cosas desagradables. Casi nunca tiene fundamento ni coherencia. No son críticas constructivas, simplemente busca desprestigiar tu marca.

Entonces, presta especial atención a los comentarios que te dejan. Quizás la persona no sea un hater, solo tuvo una mala experiencia y trata de hacértelo saber. Por eso, lee 3 veces y trata de identificar de qué se trata realmente.

  1. Respira

En persona, tenemos poco tiempo para respirar, pensar, reaccionar correctamente; por eso, accionamos de una forma poco inteligente y es probable que luego nos arrepintamos. Entonces, ¡aprovecha este mundo 2.0!

Si tienes un comentario hostil, respira. Respira profundo y léelo bien. No le respondas inmediatamente y menos con la emoción del momento porque es probable que no lo hagas de la mejor manera.

Una vez controlado, ve al paso 3.

  1. Responde

Lückert (el apellido es alemán, por eso es tan raro, jeje) aconseja responder de la manera más inteligente posible: “Lo ideal es investigar”, asegura, “pregúntale a la persona que dejó el comentario qué ocurrió, a qué hora, dónde”. Claro, estas preguntas dependerán de tus servicios. Esto te ayudará a identificar si es un hater o no, en caso de que aún no lo sepas.

Luego, respóndele con la verdad.

Yo, por otro lado, pienso que si no quieres responder, no lo hagas. Soy fiel creyente de que podemos hacer lo que queramos con nuestras cuentas y más, si son marcas personales. ¿Por qué perder tu tiempo con alguien que solo quiere dañarte? ¡Ojo! Yo no soy la especialista, solo se los comento para que vean que puede haber distintas percepciones, y eso no está mal.

Le pregunté a Laura que si era buena idea bloquearlos, porque yo, con mi forma de pensar, lo haría sin chistar; pero ella me respondió de una manera tan inteligente que no quise refutar, ni siquiera en mi artículo. Me dijo:

“Yo no los bloquearía”.

Y ahora la frase que me encantó:

“Si no hay nada que ocultar, no hay nada que temer”.

¡Woo! Me encantó.

Bueno, espero que les sirva de algo y recuerden que si tienen una duda o comentario, estaré feliz de leerlos y responderles.

AUTOR

Macsy Morán

Publicista, casi magister en Gerencia de empresas, mención mercadeo. Actual asesora de mercadeo. Amante de la fotografía, el liderazgo y el latte con vainilla. Encuéntrame en Instagram como Macsy Moran y en Twitter como @macsymoran

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close