Publicidad

Yo no soy publicista

Ya no estamos en la industria de la publicidad sino de la creación.

En tiempos electorales donde se oyen 300 spots publicitarios al día pidiendo la atención de los escuchas con mensajes tan obsoletos como un condón en la cartera, observo a aquellos que defienden a capa y espada a personajes de penosa reputación o veo elevar a niveles excelsos a aquellos que representarán a nuestro país ya ganada la contienda. Me preocupa mucho sabernos más deslumbrados por el vencedor de esa batalla campal del poder absoluto al exterior, cuando somos incapaces siquiera de gobernar aquello que nos sucede al interior.

En un intento de escape me refugio en el buen Netflix, que por buena recomendación aterrizo en el documental Terra; una estremecedora producción que eriza la piel. Admiro el romántico enlace inicial que compartimos los humanos con la naturaleza, desde aquel idílico origen hasta el voraz apetito del hombre por controlarlo y destruirlo todo, como la versión inversa del Saturno devorando a un hijo, de Goya. En su afán de redención divina, el hombre rescata un medio ambiente y a sus salvajes habitantes de ese caos que él mismo provocó.

De nuevo vuelven a mí esas dudas existenciales… ¿de dónde venimos y a dónde vamos?¿por qué luchamos?¿qué buscamos en la vida? ¿dónde estás y a dónde vas? y al percutir de las teclas pretendo responder algunas de ellas.

Hoy en día todo se ha convertido en una mercancía, el tiempo, la amistad, el espacio, las relaciones, la salud, la fe, la paz, ¡no se diga el poder!… todo está a la venta. Por un momento me detengo a pensar en cuándo me hice parte de esta línea de producción que devalúa la esencia humana y cuestiono profundamente mi labor mientras veo a mi ética y orgullo luchar.

Por coincidencia mientras redacto, observo la fecha y me sorprende el recordar que hoy hace 11 años comencé a trabajar en el lugar donde hoy ostento el ahora cuestionable título de publicista, ese lugar que me ha brindado la oportunidad de crecer y aprender como profesionista, en compañía de un gran equipo, y que ahora me plantea nuevos retos.

Algunos lo verán como estancamiento y otros dirán que es estabilidad, para mí, es aprendizaje. No importa el tiempo que permanezcas ejerciendo una actividad si el dominio de ésta no te brinda desarrollo y satisfacción. Aprender nunca es fácil pero es sumamente gratificante. Saberse hábil en algo, compartirlo y recibir de vuelta la palabra de los demás, es parte del círculo virtuoso del saber.

Pero… ¿qué pasa si tus herramientas de trabajo son el engaño, la persuasión y la seducción a la orden de algo que lo único que hará por ti es nada? La siguiente revolución no sería nuclear mas sí de choque, de contraste pero no a piedra y mosquete; la próxima conquista debería ser de pensamiento interno, más que de universos fuera de este planeta. El conocerse a sí mismo representará el máximo poder, el conocimiento.

Hoy a más de 20 años de comenzar mi carrera como creativo publicitario, hago constar que, ya no lo soy más, ahora me quito el apellido y quiero ser sólo eso… creativo, aquel en busca de soluciones más allá de sólo vender, sino para crear.

Esto es una invitación a todos los creativos, dejemos de ofertar celulares o casas, para comenzar realmente a ofrecer conexiones humanas o cobijo familiar, tenemos la responsabilidad de encontrar y transmitir ideas funcionales para el bien del usuario.

La imagen del publicista como se conocía está en desuso, como dijo Luis Gaitán, Head of Creative en Google,:

“Ya no estamos en la industria de la publicidad sino de la creación”.

Will Soto Bastidas

Comunicador Gráfico, creativo y pseudo músico. Nacido en Culiacán, Sinaloa con más de 10 años de carrera como comunicador. He trabajado en diferentes agencias y actualmente soy Director Creativo en Publycom Marcas para cuentas como Coppel, SuKarne, Ford, Lincoln, Pakmail, Zulka, Dportenis, Isla Cortés, Gobierno del Estado, Grupo Panamá entre otros. Amo la playa, beber cerveza y escuchar buenos vinilos. Puedes seguirme en Twitter bajo tu propio riesgo: @wsotobastidas

Sigue a Will Soto Bastidas en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close