Apps & Gadgets

Las fantásticas ventajas de un asistente inteligente en el hogar

Publicidad y Análisis del Discurso. Un día de trabajo que termina, el cansancio y la rutina que agobian; el regreso al hogar y un giro sorpresivo que transforma. El paso de una realidad a otra es posible, con Siri.

En esta propuesta de Apple: HomePod — Welcome Home[1], corto realizado por Spike Jonze; la protagonista, una joven oficinista –podemos asumir– regresa de un día de trabajo, visiblemente cansada pero principalmente aburrida, desanimada. El único diálogo que mantiene es con un dispositivo: su  HomePod “Siri”, un asistente virtual de Apple, competencia de productos como Alexa o el Google Home Mini. Ella se dirige al asistente inteligente: “Hola Siri, toca algo que me guste”, así comienza una transformación que lleva a la protagonista de un estado emocional de apatía a un plano fantástico donde todo cobra movimiento. El espacio se vuelve móvil , todo lo estático se desplaza. El producto es promocionado en el sitio de la marca como “El nuevo sonido del hogar… un poderoso parlante que suena extraordinario y se adapta a lo que sea que esté escuchando, es la última autoridad en música…”.  La marca utiliza la estrategia de legitimación, desde una posición de autoridad en la materia se presentan como los expertos autodenominados como “la última autoridad” en el campo de la tecnología y dispositivos musicales. Además, el producto es un “inteligente asistente para el hogar”, capaz de resolver distintas tareas y controlar una casa inteligente. En cuanto al uso: “Es mucho más que fácil, es automático”.

Más allá de esto, la principal ventaja del producto radicaría en su capacidad -en un sentido metafórico con énfasis en una función conativa- para transformar una realidad monótona en otra absolutamente estimulante, a través de la música. En el relato se opera un cambio de tono cuando la protagonista percibe que la música modifica su estado de ánimo, en una relación de causa-efecto la música transforma la realidad. Todo se vuelve móvil, probablemente en una analogía entre sonido y espacios que se mueven a un mismo ritmo. Un elemento de tensión que interrumpe este viaje placentero es un espejo, la protagonista vuelve por unos segundos a la realidad. Un nuevo giro la muestra reconciliada con su propia imagen, doblada, como otro posible efecto positivo de la música.

Un asistente con la capacidad de transformar un día monótono en otro donde las paredes se desplazan y todo cobra movimiento, merece una oportunidad.

[1]

Etiquetas


Ana Inés Mahon Clarke

Publicista y Analista del Discurso. Trabaja en el mercado publicitario argentino desde hace más de veinte años, durante doce años en agencias de publicidad y marketing directo y desde el año 2004 como analista de la comunicación en la consultora Estudio Adlogo, especializada en Análisis y Estrategia en Comunicación.

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close