Mercadotecnia

Mira el cierre de tu pantalón: ¿dice “YKK”?

Lo más probable es que tu respuesta sea afirmativa. Cada año, las letras “YKK” se estampan en alrededor de 7.000 millones de cierres relámpagos. Y todos esos cierres son fabricados por una sola empresa japonesa.

Las letras corresponden a Yoshida K?gy? Kabushikigaisha, que se traduce como Empresa Manufacturera Yoshida. La compañía fue fundada en 1934 por Tadao Yoshida. Los cierres relámpago, inventados por el sueco Gideon Sundback, solo tienen un siglo de existencia y su uso no se extendió hasta la década de 1930. Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, la empresa Talon (donde trabajaba Sundback) vendía unos 500 millones de cierres por año, pero en la década de 1970 fue superada por YKK, según dicen debido a la obsesión de los japoneses por elaborar el cierre perfecto.

Para vencer a sus competidores, Yoshida se puso a trabajar en todos los detalles del cierre, desde el diseño hasta la fabricación, y todo bajo el paraguas de su marca YKK. La empresa funde su propio metal, prepara su propio poliéster, teje y anuda su propio hilo, forja los dientes del cierre y hasta elabora las cajas de cartón para su envío.

Yoshida reunió sus ideales empresariales en lo que se conoce como el “Ciclo del Bien” de YKK, una especie de manifiesto en el que declara que “nadie prospera a menos que brinde beneficios a otros”. Parece que funciona, porque la calidad de sus productos es reconocida por las más grandes marcas del mundo. La prueba principal son esas tres letras que my probablemente adornan tus pantalones.

(Fuente: Smithsonian.com)

Etiquetas


Roberto Patxot

Trabaja en publicidad desde hace más de 30 años, y no tiene ninguna intención de parar. Gran parte de su carrera la realizó en OgilvyOne, donde llegó a ser Director Creativo Regional. Fue jurado en casi todos los festivales publicitarios; ha dado (y da) charlas en varios países de América Latina. Hoy se desempeña como Director Creativo en Ogilvy Argentina, y escribe sobre aquello que le gusta: publicidad, claro, pero también cine, libros, música y otras cuestiones. Padece de una rara versión del Síndrome de Tourette, que lo lleva a compartir con frecuencia chistes tan faltos de gracia como irritantes.Sígueme en twitter: @robertopatxot

Artículos relacionados

Close