Televisión

Trollhunters: La serie animada de Guillermo del Toro

El 25 de mayo se estrenó la tercera y más reciente entrega de la serie animada producida por Netflix y Dreamworks: Trollhunters creada y escrita, en gran parte, por Guillermo del Toro.

Entre las aventuras escritas y luego producidas para televisión por Guillermo del Toro se encuentra la fallida The Strain, una historia de vampiros que consta de tres libros y de 4 temporadas de televisión producidas por Fox; mientras que esta serie animada sobre un adolescente que se encuentra un amuleto, el cual le cambia la vida convirtiéndolo en un cazador de troles y defensor de los troles buenos.

La historia es la clásica del elegido, del crecimiento y toma de conciencia del héroe y los sacrificios que tiene que realizar para salvar al mundo y sin embargo, lo que ha hecho del Toro, su pool de escritores y directores, así como los animadores de la serie, es un resultado realmente excepcional.

3 entregas y 52 capítulos de media hora cuentan el ciclo completo llamado dentro de los Relatos de Arcadia: Trollhunters. Una historia llena de giros de tuerca y con un ritmo de acción acelerado: La vida de James Lake y sus amigos; Tobias, Toby, Domzalski y Clara Núñez, se ve trastocado por la llegada de un amuleto y su descubrimiento de un mundo alterno y subterráneo dominado por los troles que intentan vivir en paz mientras el malvado Gunmar, castigado por la eternidad a habitar en el mundo de las sombras intenta regresar al mundo real para acabar con los troles que lo traicionaron y los humanos que no merecen vivir en el mundo exterior. Guiado por Blinky, Arghhhh, Vendel y Draal, James aprenderá el arte de ser un Trollhunter. Gnomos, goblins, changelings, y los seres de la mitología sajona están ahí incluidos, los dos viejos hechiceros de la tradición artúrica: Merlín y Morgana. No se trata de cambiar nombres, ni descubrir el hilo negro, sólo dar un giro necesario para hacer a los personajes de relleno divertidos y entrañables. Chompsky el Gnomo o No-Enrique son esos personajes que se vuelven inolvidables, A pesar de que jueguen un papel terciario en la narrativa. Es un programa que puede convertirse en clásico.

Tristemente cuando se habla de animación, inmediatamente surge el lugar común de asociar esta técnica, con audiencias infantiles y con una trama que por lo general resulta simplona y totalmente maniquea, algo que definitivamente no sucede con Trollhunters, cuya narrativa además de compleja en la historia en sí, nos muestra personajes que crecen, se desarrollan y transforman conforme a las características que se les atribuyen desde el principio, lo que los hace cambiar de despreciables a entrañables, o viceversa, conforme avanza la historia.

Trollhunters es una de esas series que no se puede etiquetar como infantil y que en cierto sentido recuerda los inicios de las cintas de Pixar donde los diferentes niveles de lectura las hacen atractivas a todos los públicos que gusten de una buena historia con personajes bien construidos.

Trollhunters carece de los maniqueísmos y tonterías que cada día abundan más en las historias producidas por Disney y estudios similares que piensan que la forma de hablar a los niños es a partir de narrativas idiotas, políticamente correctas, santurronas y terriblemente perversas a la vez. En ese sentido, Trollhunters es una serie que capaz de atrapar a preadolescentes, adolescentes, jóvenes y adultos, dispuestos a aceptar el formato de animación para contar una historia de aventuras.

Más allá de esa idea idílica de los norteamericanos acerca de la amistad que sólo es eso y los que hemos vivido allá sabemos que los americanos no saben cultivar la amistad, Trollhunters habla de algo que a del Toro le interesa en sus narrativas: la integración de millones de mexicanos en la cultura norteamericana y la importancia que tiene la familia. Al final, los adolescentes tendrán que involucrar a los mayores en un secreto que nadie parece querer mantener sí esto tiene que ser a partir de mentiras y traiciones.

Trollhunters, cuenta con las voces de actores y actrices muy relevantes como Kelsey Grammer, quien interpreta a Blinky, el trol mentor de James; Ron Perlman, como Bular, el hijo de Gunmar; Angelica Houston, como la reina Usurna líder de un grupo de troles que viven en las profundidades de la tierra; Tatiana Maslany, que interpreta a una supuesta estudiante de intercambio; Mark Hamill, como Dictatious el hermano malvado de Blinky; y Lena Heady como Morgana, entre otros.

Pero sin duda uno de los grandes logros de la serie, es la calidad de la animación. Trollhunters es una de las mejores animaciones que se ha hecho para un medio que no sea la pantalla cinematográfica y por la duración de más de 25 horas, en estas primeras tres entregas, sin duda es uno de los proyectos más ambiciosos de animación.

Aunque no se sabe si existirá una cuarta entrega de Trollhunters, las Crónicas de Arcadia, tiene al menos otras dos entregas para Netflix, la primera se llevará de cabo a finales de este año y retomará a los personajes de los estudiantes de intercambio que aparecen en la tercera entrega de Trollhunters y lleva como título 3 Below y el próximo año se estrenará otra línea argumental llamada Wizards.

También, hacia final de año se estrenará la serie de historias unitarias de misterio que el cineasta mexicano está preparando para Netflix.

Trollhunters, es una serie que merece la pena verse no sólo por el talento de Guillermo del Toro o porque el cineasta este de moda. A diferencia de The Strain, Trollhunters vale verse una y más veces por ser una serie creada con todos los ingredientes que debe tener una gran historia.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close