Diseño

7 reglas para crear un logotipo

Cuando hablamos de diseñar el logotipo de una empresa, tenemos que considerar que es como seleccionar no solo el nombre, sino el cabello, color de ojos y género del hijo de la persona con la que estamos trabajando. Por lo mismo, es importante determinar reglas para poder llegar a un común acuerdo entre la agencia y/o diseñador y la empresa que los beneficie a ambos, creando un trabajo de calidad del cual te sientas orgulloso, pero que funcione para la empresa a la que estamos apoyando.

Dentro de los aspectos más importantes, ya que existen muchas reglas escritas y no escritas para crear una identidad, es hacernos responsables de que tomaremos la esencia de una marca, le daremos forma y color para que sea algo perdurable y genere el reconocimiento que necesita. Recordemos también que estaremos creando el principal vínculo entre nuestro consumidor y nuestra marca, somos responsables de crear ese primer punto de contacto.

Es importante ser consientes de que la imagen de una marca puede llegar a ser uno de los principales atributos para su comunicación, considerando que hay personas que no toman café pero reconocen a una sirena verde, o jamás han usado una computadora pero identifican una manzana con una mordida. Es por ello que me gustaría compartir siete reglas que nos pueden ayudar a construir y diseñar un logotipo.

  1. Piensa en blanco y negro

Un logotipo no debe depender de efectos o colores, debe ser efectivo y elegante en su forma natural, y esa es en un solo color sólido, que puede ser el color que se seleccione para la marca, pero sin lugar a dudas debe poderse aplicar en blanco y negro.

  1. Relevante y apropiado

Hay un mundo de tipografías ahí afuera, pero por más bella y elegante que una tipografía sea, no funcionará para un empresa que venda globos. Busca la forma apropiada para tu marca, y si no está ahí afuera, créala.

  1. Sencillez ante todo

Tienes segundos para captar la atención de aquellos que ven una tarjeta de presentación, un panorámico o cualquier material gráfico en donde pongas tu logotipo, la complejidad ensucia, y sobre todo distrae, además de que es difícil de recordar.

  1. Memorable

La imagen que represente tu marca debe tener un efecto claro y efectivo, comunicar lo que está buscando comunicar y ser recordada por esa sencillez que comentamos, así como por su originalidad.

  1. No seas literal

Un logotipo no necesariamente debe mostrar lo que una compañía hace; recuerda que una abstracción puede ayudarte a que tu imagen sea perdurable; trata de no mostrar qué haces, sino quién eres.

  1. Genera un concepto

Una idea bien desarrollada es mucho más fácil de plasmar en un diseño que comenzar a trabajar sin antes haber pensado hacía donde ir, piensa en qué quieres representar, piensa en la marca, quién es, que hace, cómo desea ser percibida y después comienza a diseñar.

  1. Tiempo al tiempo

Como en todo, en el diseño también hay tendencias, habrá clientes que quieren estar a la moda y hacer lo mismo que están haciendo todos, es mucho más probable que una imagen que se diseña pensando en la marca y no se haga basada en lo que está popular hoy, funcione mejor con el paso del tiempo y sobre todo, perdure.

Adendum:

Considera el color como un elemento conceptual de tu imagen.
Rojo: Enfado, Peligro, Calor, Pasión
Amarillo: Brillante, Amistoso, Felicidad
Azul: Profesional, Grave, Confiable, Contemplativo
Verde: Orgánico, Saludable, Ético, Fresco
Naranja: Innovador, Contemporáneo, Moderno, Bienvenido
Púrpura: Lujoso, Real, Afluente, Sabiduría
Negro: Fuerza, Sofisticación, Gravedad
Café: Naturaleza, Resistencia
Rosa: Dulzura, Inocencia
Blanco: Limpieza, Sencillez

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close