Publicidad

De estrellas fugaces y otros objetos voladores

Publicidad y Análisis del Discurso. No todo lo que brilla es oro y parece que tampoco todo lo que vuela son estrellas fugaces. Algo de esto es lo que ocurre en un comercial noruego realizado para una agencia de lotería. La asociación entre una estrella fugaz y la suerte, no siempre tiene un mismo origen.

En la pieza “Flax instant lottery”[1] realizada por la agencia Try, de Oslo-Noruega, se asocia a la buena suerte con la concepción cultural de la buena estrella, o lo que podría ser también, a pedir un deseo al ver una estrella fugaz. Para la astronomía, una estrella fugaz es una pequeña pieza de piedra o polvo, llamada meteoro, que cruza el espacio y golpea la atmósfera y se quema antes de llegar a la tierra. En este comercial, se revela el lado oscuro de las estrellas fugaces, desde el humor como estrategia se revela su lado menos romántico. En el contexto de una nave espacial, un diálogo entre astronautas: “Hace falta ajustar los paneles solares… ¿Dónde está Louri?… Louri, te necesitamos en la computadora… Estoy en el toilette!… Bien, los desechos están en el espacio. (Pareja en la Tierra) Oh! Mira, una estrella fugaz! Eslogan: El mundo está lleno de signos de suerte”.

El anunciante rescata una creencia que pertenece al saber popular, aparentemente de carácter global, según la cual ver una estrella fugaz trae suerte. Se apoya en la narrativa de un folklore que se mantiene vigente y se actualiza en cada nueva versión. En este relato lo importante no es la realidad sino la metáfora representada. Se parte de una asociación semántica de base: estrella y suerte. Conceptos como la buena estrella, nacer con estrella, seguir tu estrella se vinculan a la estrella como signo, el objeto en lugar de la representación de la buena suerte. Desde una estrategia de captación, mediante el humor, se persuade a seguir creyendo en la buena suerte, jugando a la Lotería y comprando tickets para raspar, mejor aún.

No todo lo que brilla en el firmamento son estrellas fugaces, pero si pasa una con pedir un deseo no se pierde nada, hasta se puede ganar la lotería.

[1]

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close