Publicidad

La importancia del feedback

Desde que inició el año empecé -y muchos colegas también- con procesos de entrevistas para encontrar un nuevo trabajo y, como bien sabemos -diría “los de esta industria”, pero la verdad pasa en todas-, es aún más difícil que armar una campaña sin brief.

El primer check de la lista es armar un CV, pero no cualquiera, uno que proyecte “quién eres” con los siguientes consejos: ni muy formal, ni muy creativo, ni muy largo, ni muy corto, ni muy colorido, ni en blanco y negro. Cuida la foto que pones: ni muy cerca, ni muy lejos, no proyectes rebeldía, ni seriedad, ni te pongas muy atrevido. Escribe algo que hable de ti pero que no sea “como lo que dicen todos”; no olvides poner que te gusta trabajar en equipo y que eres apasionado, todos quieren contratar a alguien con esas características -dicen-.

El segundo check, es el book; una tarea un poco más simple, pero el tema de actualizar con “los mejores trabajos” -para quiénsabequién- siempre lleva tiempo y cuidado.

Tercer y cuarto check: buscar “el trabajo ideal” y “tocar puertas” (a.k.a. enviar correos). Buscar no por buscar, si estamos en este proceso es porque hay algo que tenemos/tuvimos que no queremos conservar; aquí el ojo crítico se hace presente, la intuición se despierta y la experiencia toma la batuta. Nuestro explorador de Internet se llena de pestañas, pasan vacantes, pasan opciones, indagamos en las webs de las empresas/agencias, buscamos si alguien conocido sabe algo de ellas, queremos referencias, saber qué ofrecen además de un sueldo, de un seguro, de unas vacaciones reguladas por la ley. Queremos averiguar qué los mueve, cómo piensan, en qué creen.

Finalmente sucede lo que tanto deseamos, aparecen dos o tres vacantes de dos o tres lugares afines a nosotros, sitios en los que queremos trabajar con la esperanza de que se convierta -por fin- en ese lugar que tanto hemos esperado (mi antiguo jefe -saludos, por cierto- decía muy atinadamente: “no todas las agencias son para todas las personas y no todas las personas son para todas las agencias”, hoy más que nunca estoy de acuerdo con él).

Enviamos el correo, cruzamos los dedos, cerramos los ojos, esperamos…

Algunas respuestas llegan rápido, otras al pasar los días, otras jamás llegan; me gustaría decir que es la última opción la que dio el nombre de este breve pero muy sentido texto, sin embargo son las tres.

Del momento de la entrevista no diré mucho, todas son diferentes, todas tienen su chispa, sus WTF y su “¿por qué dije esto?”. Lo que viene después del “nosotros te marcamos” es lo que realmente me acongoja y, aclaro de una vez, ni es un reclamo social, ni escribo con odio. Creo en realidad, que tecleo con la esperanza de todo aquel que escribe: que toque el corazón de una o dos personas -con una me basta, de verdad-.

Si llega la esperada llamada o no, siempre, siempre, siempre, queremos respuesta a los porqués.

En la vida diaria sabemos de sobra que un feedback del cliente nos dará la pauta y el camino para ir por el camino correcto (correcto para el cliente, pero bah, ese es otro tema), así que ¿por qué razón no tenemos la mínima intención de hacerlo con las personas que buscan una oportunidad? (hablo en plural porque también me tocó estar del otro lado). Todos -sin excepción- necesitamos un feedback: como clientes, empleados, novios, ex-novios, amigos, hijos, hermanos, padres, jefes, directores y claro, como entrevistados.

Queremos tener éxito, queremos hacerlo mejor la próxima vez, queremos saber en qué fallamos; si dimos una percepción que no era, si por querer mostrarnos seguros nos pasamos de soberbios, si pedimos mucho dinero o muy poco -me ha pasado-, si movimos un ojo y pensaron que tenemos un tic nervioso, ¿qué fue lo que pasó? Tal vez necesitaban más de nosotros, tal vez nos falta desarrollarnos en otra área, tal vez no nos faltó nada y sólo quisieron contratar a alguien más -es válido-; lo seguro es que hubo algo en lo que fallamos -o no- y no sabemos/ni sabremos qué fue.

Creo, realmente creo, que al no dar un feedback nos quitamos la oportunidad de cambiar y ser mejores. Oportunidad que todos buscamos, alguna vez en algún momento, en algún lugar.

Así que hoy, escribo para todos, esperando que nos demos más oportunidades, que escribamos de regreso, que demos un feedback y que -claro- estemos dispuestos a recibirlo.

AUTOR
Mara Daniela
Copywriter Creativo
 
Hablo tanto como escribo y creo fielmente que todos tenemos algo que decir.
Nací chida y cuando sea grande quiero seguir siéndolo.
LinkedIn: maradanielasz
Be: maradanielasz
Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close