Creatividad

Es mi empresa y la llamo como quiero (2)

Segunda parte: ¿de dónde salieron los nombres de algunas empresas conocidas en todo el mundo?

  • Starbucks

Jerry Baldwin, Zev Siegl y Gordon Bowker fundaron Starbucks en 1971. El socio de Bowker les contó que las palabras que empiezan con las letras “ST” son más potentes y memorables, por lo que buscaron nombres que empezaran así. Primero encontraron un pequeño pueblo minero llamado “Starbo” y eso les hizo recordar al primer oficial del capitán Ahab en la novela “Moby Dick”, que se llamaba Starbucks, y les pareció un nombre mucho más fuerte. Curiosamente se convencieron de que a Starbucks le encantaba el café, aunque en el libro no aparece nunca bebiéndolo. Bowker cuenta que muchas veces había oído decir que el primer oficial del Pequod, el barco de Ahab, era un amante del café, hasta que alguien le aclaró que esto solo sucedía en la película. Los fundadores de la empresa también pensaron en llamarla “Pequod” y “Cargo House”.

  • Apple

Mucha gente cree que la empresa de tecnología se llama así por el sello discográfico de los Beatles, Apple Corps Ltd, ya que tanto Steve Jobs como Steve Wozniak eran fanáticos de la banda. En realidad Apple debe su nombre a una granja de manzanas de Oregon que su fundador visitó. A Jobs le gustó el nombre porque era “divertido, vivaz y no amenazante”. Wozniak recuerda que fue a buscar a Jobs al aeropuerto; este venía de lo que él llamó “un huerto de manzanas” y sugirió llamar a la compañía “Apple Computer”. Wozniak se acordó del sello de los Beatles, y los dos se pusieron a pensar en nombres alternativos que sonaran más tecnológicos. No se les ocurrió ninguno mejor que Apple, y se quedaron con éste.

  • Häagen-Dazs

Pese a la creencia más popular, el nombre no significa nada en danés. El fundador de la empresa, Reuben Mattus, quería un nombre que sonara danés como tributo al comportamiento de Dinamarca durante la Segunda Guerra Mundial: el respeto y buen trato que les habían brindado a los judíos durante el conflicto. “El único país que salvó judíos en la guerra fue Dinamarca”, dijo Mattus, “por lo que inventé un nombre danés ficticio y lo registré; no quiere decir nada pero yo sabía que iba a llamar la atención, especialmente por la diéresis sobre la a”.

  • Samsung

Fundada en 1938 por Lee Byung-chull, quien la llamó Samsung porque en coreano quiere decir “Tres Estrellas”. El hombre quería que su empresa durara para siempre, como las estrellas en el cielo; en la cultura coreana, el número tres significa algo grande, poderoso y brillante.

  • IKEA

El sueco Ingvar Kamprad tenía solo 17 años cuando fundó IKEA en 1943. El nombre de la compañía es en realidad un acrónimo del nombre de su creador (Ingvar Kamprad: IK) sumado a su pueblo natal en Suecia (Elmtaryd, Agunnaryd: EA).

  • Google

Tuvo su origen en 1996 y al principio se llamaba “BackRub” (“masaje en la espalda”). Su nombre definitivo surgió de un error: su cofundador Larry Page escribió mal la palabra “googol”, que en verdad es una cifra, un dígito seguido de 100 ceros. Page y su socio Sergey Brin decidieron quedarse con el nombre básicamente porque el dominio estaba disponible. “Nos dimos cuenta de que mucha gente se confunde al deletrear palabras”, dijo Page. Por esa razón Google corrige errores de tipeo en sus búsquedas.

  • Gap

La primera tienda Gap se inauguró en San Francisco en 1969. La empresa fue fundada por Donald y Doris F. Fisher; al principio solo vendían jeans Levi’s y discos de vinilo, apuntando a adolescentes y jóvenes. Por eso los Fisher la llamaron “Gap”, que significa “grieta” o “espacio”: la brecha generacional que existe entre los jóvenes y los adultos.

Etiquetas


Roberto Patxot

Trabaja en publicidad desde hace más de 30 años, y no tiene ninguna intención de parar. Gran parte de su carrera la realizó en OgilvyOne, donde llegó a ser Director Creativo Regional. Fue jurado en casi todos los festivales publicitarios; ha dado (y da) charlas en varios países de América Latina. Hoy se desempeña como Director Creativo en Ogilvy Argentina, y escribe sobre aquello que le gusta: publicidad, claro, pero también cine, libros, música y otras cuestiones. Padece de una rara versión del Síndrome de Tourette, que lo lleva a compartir con frecuencia chistes tan faltos de gracia como irritantes.Sígueme en twitter: @robertopatxot

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close