Publicidad

¿Emprendimiento en tiempos patria? De una venezolana para el mundo

Como buena millennial, luego de trabajar algún tiempo en diversas empresas de publicidad y mercadeo, decidí emprender. Crear mi propia agencia de publicidad junto con mi novio (millennial también) convencida de que era el momento correcto y el lugar correcto, pensando que podríamos con todo.

Si eres emprendedor y tienes al menos 2 años en esto, probablemente te robé una sonrisa irónica. Todos pensamos lo mismo al comenzar, “podré con todo”. La realidad es que no es nada fácil. A partir de ese momento comienzas a preocuparte por todo: estructura física de la empresa, los servicios, los empleados, los clientes, los proveedores, la familia, tener una vida…

Sí, es muchísimo. Ahora súmale la patria

En Venezuela, Chavéz, el fallecido expresidente, decía: “siempre tendremos patria”, era parte de su campaña socialista. La oposición, tomó esta frase y la llevó a la ironía. Por eso, actualmente cuando no tenemos servicio eléctrico, decimos “pero tenemos patria”, cuando no conseguimos algún medicamento decimos: pero tenemos patria. ¿Sí me explico? Cuando nos falta algo básico para vivir, mencionamos la frase.

Explicado esto, continúo mi historia:

A todas las situaciones básicas de comenzar una empresa, súmale no tener electricidad por más de 4 horas (no estoy exagerando), no tener Internet porque alguien robó los cables de comunicación (no estoy mintiendo), no conseguir empleados buenos y responsables porque se fueron del país (la mayoría), tener que aumentar el precio de tus servicios cada mes porque la inflación no permite que puedas mantenerte con lo que cobras (otra vez, no estoy exagerando), que impongan una extraña reconversión monetaria que nadie entiende y que no tienes ni la menor idea de cómo vas a manejarte ahora…

Realmente, podría seguir diciéndote cosas que muy probablemente pondrás en duda porque no es algo que todos entiendan, especialmente aquellos que no lo viven. Es duro, muy muy duro.

Sin embargo, no todo es malas noticias, a pesar de la patria aquí seguimos. Ya tenemos 2 años con nuestra empresa. Ha crecido, poco a poco y con mucho sacrificio pero hemos crecido. Por eso, creo que tengo algo de experiencia para contarte cómo sobrevivir con tu emprendimiento.

Permítete sentir

Eres un ser humano con inseguridades, temores, sueños, alegrías, etc. El hecho de ser un emprendedor no quiere decir que ahora debes afrontar las cosas siempre con frialdad. Tomar esa posición te llevará a convertirte en una persona dura y, muy probablemente, poco feliz.

¡Déjate sentir! Eso te ayudará a no acumular sentimientos negativos y que explotes en algún momento inadecuado. Créeme, no es fácil sentir ira o ganas de llorar cuando estás reunido con un cliente.

Eso sí toma en cuenta el lugar y las personas con quienes te desahogarás. Tampoco es que vas a estar en cualquier parte como una magdalena.

Edúcate constantemente

Haz cursos, talleres, ve a conferencias, conversatorios. Escucha lo que otros tengan que decir. Estamos de acuerdo con que no te ayudarán con todo lo que necesitas pero algo sacarás para tu propio beneficio y el de tu emprendimiento.

¿Educarte? ¿En qué? ¡En todo! Liderazgo, contabilidad, inteligencia emocional, normativas, y todas esas áreas importantes para tu emprendimiento. Obviamente, no me refiero a que te hagas experto en todo, ese nuevo conocimiento te ayudará a que a otros se les haga un poco más difícil engañarte.

Asesórate con expertos en negocios

Personas que te enseñen. No sé si en tu país has leído este refrán pero a nosotros nos ha servido muchísimo. Dice: más sabe el diablo por viejo que por Diablo.

Los expertos, esas personas que tienen años en el mundo de los negocios te aconsejarán de la mejor manera. Ya han pasado por mucho, situaciones que tú probablemente estés viviendo en este momento, ellos sabrán guiarte y encaminar por la vía correcta. A veces, incluso puedes conseguir consejos gratuitos.

Rodéate de otros emprendedores

Gente como tú. Sal con ellos, no tiene que ser una reunión de negocios, ir a comer, tomar algo, es suficiente. Te aseguro que hablarán de clientes, situaciones que tuvieron que vivir hace poco, casos que aún no saben cómo resolver en su emprendimiento, etc., etc. Esto hará que te sientas entendido, verás que no eres el único que pasa por tanto. Estarás esperanzado y confiando una vez más de que puedes con todo.

Esto es lo que me ha servido a mí y espero que a ti también.

Como verás, no soy una experta en negocios, ni tampoco intento decirte que mi emprendimiento por tener patria es más difícil que el tuyo. Apenas comienzo. Solo hablo desde mi experiencia con la intención de que te sientas entendido y veas que siempre hay alternativas. ¡Sí se puede!

AUTOR

Macsy Morán

Publicista, casi magister en Gerencia de empresas, mención mercadeo. Actual asesora de mercadeo. Amante de la fotografía, el liderazgo y el latte con vainilla. Encuéntrame en Instagram como Macsy Moran y en Twitter como @macsymoran

Macsy Morán
Venezolana
Publicista, cuasi Magister en  Mercadeo
Intentando ser fotógrafa
Instagram: @macsymoran
Sigue a Macsy Morán en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close