Marketing Político

García y Fuentes: cómo poner en riesgo tu nuevo cargo público y no morir en el intento

Hablar del pasado proceso electoral de nuestro país nos obliga a pensar en uno de los procesos de decisión más importantes en la historia de México.

Enmarcado por una participación ciudadana sin precedentes, las elecciones de 2018 dejaron consecuencias muy interesantes y catastróficas para muchos.

Algunos partidos políticos perdieron su registro por no contar con el mínimo número de votos para seguir perteneciendo a la planilla, sumado a esto, la cámara de diputados y senadores por primera vez en años de historia política, se vieron rebasados por un partido de reciente creación MORENA, que será la primera mayoría en representación dejando muy por debajo a partidos como el PRI y el PAN.

Luego de estos resultados impactantes e históricos y, tomando en cuenta los pocos lugares que dejó libre MORENA, resulta importantísimo ocupar con inteligencia un puesto en una ya considerable minoría.

La victoria aplastante de Morena no logró consumarse en la totalidad del país pues en algunos estados de la república como Guadalajara, Movimiento Ciudadano contendió en solitario por la gubernatura y la ganó de forma aplastante. Otro caso es Monterrey en los que el PAN logró victorias importantes para maquillar un poco la catástrofe nacional del partido que ya vivía una crisis interna durante las elecciones.

Casos para el análisis existen una infinidad, empezando por la campaña del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, las malas prácticas que llevaron a José Antonio Meade a la humillación nacional  y el reciclaje de muchas estrategias que resultaron un fracaso por parte del PAN para aventajar a Ricardo Anaya.

Pero hay uno que, en recientes días ha tomado fuerza. Este es el caso de Samuel García, candidato y actual ganador al Senado de Nuevo León.

El representante de Movimiento Ciudadano al igual que su similar del “Frente Por México”, Víctor Fuentes Solís se vieron envueltos en una polémica debido a sus gastos de campaña.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) recibió denuncias sobre el presunto rebase al límite presupuestal de campaña, específicamente de García y Fuentes.

Tras el proceso de fiscalización realizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) las credenciales de senadores fueron otorgadas tanto para Samuel García como para Víctor Fuentes pero, con la posibilidad de que se realizara una nueva fiscalización para determinar que el tope de gastos no habían sido rebasados.

Estas denuncias llegaron a oídos de Samuel García quien aseguró que tanto Morena como el PRI estaban intentando anular su elección usando como pretexto el uso de playeras deportivas del equipo Tigres y de la Selección Mexicana de Fútbol en la época del mundial (El Horizonte, 2018).

“Según su denuncia, hice uso de marcas como ADIDAS o CEMEX, que aparecen en las camisas, y debo pagar 75 millones de pesos, cosa que supera mi tope de campaña y automáticamente me anula. Estamos litigando y el Tribunal decidirá en las siguientes horas” (El Horizonte, 2018).

Por otro lado, Víctor Fuentes hizo uso de Dragon Ball para hacer proselitismo asegurando que su amigo dibujante Héctor Iyama le había regalado una caricatura en la que salía “acompañado” de Goku asegurando ser el “Senador Saiyajin” (el Debate, 2018). El hecho aquí es que la imagen de Goku es propiedad de Akira Toriyama (creador del manga) y al hacer uso de este personaje tendría que pagar derechos de autor al mangaka japonés.

Aún con esto, en mayo hizo uso de Star Wars para volver a hacer proselitismo en su nombre publicando una felicitación por el “Día de Star Wars” en donde nuevamente se ve al senador dibujado con un sable láser haciendo referencia a las cintas  de Steven Spielberg por las que también, al hacer uso de la imagen tendría que haber pagado sumando más gastos a su campaña al momento de ser fiscalizada.

Tras estas denuncias, Samuel García decidió iniciar una protesta contra el TEPJF en la que decidió no volver a utilizar marcas en su vestimenta, apelando a que el verdadero problema de estas denuncias son las marcas, más no el mal uso de sus recursos y el nulo conocimiento de los límites presupuestales de una campaña política.

Aún a pesar de esta polémica, hace unos días el Consejero General del INE descartó que hubiera un rebase de gastos en las campañas y aprobó los triunfos de los candidatos de Movimiento Ciudadano y del “Frente por México” (Sopitas, 2018).

De estos dos casos podemos sacar algunas conclusiones muy interesantes. La primera que nuestra clase política no deja de sorprendernos inclusive con el desconocimiento de los propios estatutos que las instituciones que avalan la democracia de una elección establecen para una competencia “leal” por la representación ciudadana.

El mal manejo de imagen como candidatos ante la sociedad, es decir, al ser posibles representantes sociales de un Estado o comunidad, pone a estos personajes bajo la lupa de la crítica masiva. Esto condiciona su actuar, por más que sus discursos estén llenos de “igualdad”, “no somos diferentes, somos iguales a ti que votas por nosotros” siempre existe un escalón que diferencia al candidato de la sociedad común.

Ante esta situación, el no comprender este nuevo papel ante la ciudadanía lleva a los candidatos a cometer errores primarios como el de García usando una playera de Tigres con su nombre y la leyenda “Senador” que a todas luces es una nueva forma de propaganda política o la “inocentada” de Víctor Fuentes de hacer uso de Goku para abanderar su campaña política.

Respecto a este último, Alejandra Barrales (irónicamente también parte del Frente por México) plagió un dibujo de la caricatura “Star vs las fuerzas del mal”, misma que llegó a oídos de su creadora gracias a Twitter y se sumó a la indignación de la facilidad con la que nuestros políticos hacen uso del trabajo de terceros para intentar conquistar a una audiencia cada vez más crítica.

Finalmente, la poca importancia que los candidatos ponen a sus redes sociales resulta increíble, pues al ser canales de comunicación donde la información fluye a velocidades impensadas es lógico que la polémica los alcance con la misma rapidez.

Si nuestra clase política sigue encasillando a sus audiencias como ignorantes, lo único que van a lograr es que el electorado los aterrice con una cachetada a la realidad similar a la de estas pasadas elecciones. Urge una evolución de pensamiento en nuestros políticos, urge la innovación pero sobre todo, urgen candidatos mil veces mejor preparados a los que se les note el conocimiento de su ramo.

Ojalá pronto nos alejemos de candidatos “incomparablemente” ignorantes de su papel en la sociedad y  tengamos unos mucho más cercanos a ser dignos representantes sociales en cargos públicos.

FUENTES

Redacción (2018) Senador dejará de usar cosas de marca ¿cómo protesta? Recuperado de: https://plumasatomicas.com/noticias/senador-dejara-de-usar-cosas-de-marca-como-protesta/

Redacción (2018) Se tambalea senaduría de Samuel García. Recuperado de: http://www.elhorizonte.mx/local/se-tambalea-senaduria-de-samuel-garcia-/2273148

Sanabría, L. (2018) Que siempre sí: INE da el visto bueno a las campañas de senadores de NL. Recuperado de: https://www.sopitas.com/921221-ine-aprueba-gastos-samuel-garcia-tigres/

Miranda, K. (2018) Víctor Fuentes, el político que quiere ser un “Senador Sayayin”. Recuperado de: https://www.debate.com.mx/politica/elecciones-victor-fuentes-nuevo-leon-senador-pan-polemica-anime-goku-20180410-0156.html

Redacción (2018) Alejandra Barrales al parecer plagió una caricatura de Disney. Recuperado de: http://www.elpionero.com.mx/m/notas.pl?n=146583&s=b

Juan Carlos Jiménez Fernández

Soy comunicólogo porque futbolistas y músicos ya había muchos.
Amante de los cómics y los videojuegos. Escribo porque creo que es una de las formas más honestas de expresar lo que piensas. Contacto: [email protected]
Sígueme en Twitter en @SoyJC94

Sigue a Juan Carlos Jiménez Fernández en:

Artículos relacionados

Close
Close