Geek

GOD OF WAR (PS4) Lanzamiento: Abril 2018

Siempre han existido esos juegos que, al ser exclusivos, se caracterizan por ser “vende consolas” un ejemplo muy claro es el Super Mario para el Nintendo 64, Halo/Gears of War para el antiguo Xbox o incluso los juegos de esta consola (sí, PlayStation en su momento tuvo a Spyro o a Crash como parte de este tipo de juegos). No obstante, existe uno que sigue vigente desde el mítico PlayStation 2, ha existido por tres generaciones de consolas, para muchos es  considerado el juego que hizo que varios corrieran por su PlayStation aunque estuviesen en otras consolas: God Of War.

A pesar de que toca temas ya explorados en otros medios, este juego se caracterizaba por darle sazón a las viejas mitologías que acompañan esas historias: acción, mucha violencia y una audaz libertad creativa hicieron a éste un bestseller en la industria del entretenimiento digital. Si se considera que lleva ya casi 15 años en el mercado, era evidente que en algún momento se sentiría algo de fatiga al lanzar un nuevo juego en esta consola, pero lo que me sorprendió fue que aún se mantiene tan fresco utilizando una mitología que tiene una gran base de seguidores (sobre todo por los que aman la serie Vikingos): Nórdica.

El juego, como lo expliqué anteriormente ahora explora la mitología del norte de Europa, donde se convive con los polos, se cree en los nueve reinos y se maneja la mitología de un ser superior. Si uno lo llega a pensar, estamos claros que Kratos, un dios espartano, no encajaría en un mundo así, al contrario, se siente completamente natural en un mundo tan mágico, espeluznante y emocionante como el de esta iteración. Además, nos orienta mucho el nuevo personaje que a muchos les pareció un poco molesto pero resultó como una gran adición: Atreus, el hijo de Kratos y…algo que no voy a revelar porque sería un spoiler gigantesco.

Cuando hablamos de God of War, nos imaginamos el estilo de violento frenesí que lo caracteriza. En esta historia, por otra, se siente un poco más pausada, pero no carente de acción o algunas cosas más interesantes. Como siempre, se puede mejorar sin dejar de ser tú mismo. Sin lugar a dudas, este es uno de los juegos mejores desarrollados de 2018 (año en el que nos han invadido juegos masivos), una historia llena de grandes historias, datos curiosos, grandes armaduras, seres de otros reinos y una seriedad tan atípica (pero no por eso aburrida) que, para muchos, resultó una bocanada de aire fresco. (Al momento, es el mejor juego del PS4 evaluado en Metacritic).

Si me han leído con anterioridad, deben saber que la historia cuenta mucho para mí, al momento de evaluar un juego. Pues sí, me ha encantado tanto la narrativa y la manera en la que abordaron ciertos hechos que lo hace un juego único, con giros en la trama, grandes momentos de conversación, personajes carismáticos, jefes interesantes y momentos conmovedores. Es una historia de un padre y su hijo también, una madurez de ambos, incluso hay un mensaje sutil sobre el valor del trabajo en equipo y con la familia. Si bien no es un juego para toda la familia, sí permite entender la madurez del proyecto del estudio Santa Mónica.

Hablando de madurez, ya no se optó por ser un juego en el que batallabas una y otra vez de manera repetitiva hasta llegar al jefe final, hacer unos minijuegos y  así sucesivamente. Aquí, la mesura del estudio se ve reflejada en la manera en la que prefiere dar un toque más lento pero bien hecho, a uno más rápido con errores, los combates son brutales como siempre, pero no deja de lado otras maneras de jugar como resolver puzles, conversar con los demás personajes y formar la personalidad de ambos protagonistas en la trama. Es un juego que te permite disfrutarlo sin llegar a congestionar tu estómago de información o ser repetitivo hasta que lo dejes.

Un valor muy grande que tiene el juego es la manera en la que ahora peleas: ya no tienes tus espadas espartanas, sino un hacha mágica congelante que nos hace recordar a uno de los seres nórdicos más famosos, la forma en la que responde o regresa a ti nos lleva a pensar en el legendario Mijolnir de Thor. Además, con la aparición del hijo de Kratos, también nos ayuda a batallar gracias al arco mágico que posee, sin duda te evita atascarte para que los enemigos no te lleguen de todos los flancos y mueras.

Otro elemento a destacar, es la dificultad que reside en este juego, a veces hay que saber cuándo atacar, cuándo defenderse y cuándo evitar los ataques si no quieres reiniciar el juego varias veces. A pesar de tener una brújula que indica los ataques de cada adversario, también llega a ser un reto saber dónde va a impactar sin que tu barra de salud disminuya. Eso, en efecto, le da más puntos positivos, para un juego que no se destacaba por ser tan cuidadoso en ese aspecto.

Hablando de aspectos, no puedo dejar de lado la maravilla visual que muestra el juego: todos los detalles son 100% recreados con un realismo estupendo, los colores son vívidos, el cabello de los personajes se siente real y la manera en la que el juego se aprecia (a una sola toma) lo hacen destacar, también en su apartado técnico, además no hay lapsos de carga largos o escenarios sin terminar, otro gran acierto del juego de Santa Mónica.

A pesar de ser un juego casi perfecto, también debo decir que un punto a mejorar es la manera en la que algunos enemigos responden, ya que pueden ser tan fáciles cuando batallas ante un jefe o tan difícil que algunos simples NPC pueden matarte en un tiempo breve. Otro punto a considerar, quizá, es que la cámara no siempre ayuda, aun cuando Atreus se hace presente al acabar con algunos enemigos, a veces también te deja “encerrado” dejándote libre para recibir golpes de los enemigos. Pese a que no pasa tan frecuentemente, es algo que se debe mencionar.

Pese a todo, esta obra se perfila para ser candidata a Juego del Año, tiene todo lo necesario para acaparar los premios a finales de 2018 e incluso cuenta con un doblaje latinoamericano que no es nada despreciable. Estamos ante una obra maestra que el PS4 ha dado.

Calificación: 9.9  

Clasificación: M

Genero: Aventura/Acción

Consola: PS4.

 

AUTOR

Alberto Vidal

Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close