Marketing

Magnates del make-up

Probables responsables del “Instagram Look”, 3 mujeres que se metieron a la lista “America’s richest self-made women” de Forbes 2018, construyeron sus imperios del maquillaje en base a las redes sociales.

Anastasia Beverly Hills

Anastasia Beverly Hills, marca con veinte años de creación le dio a su fundadora, la rumana Anastasia Soare, el puesto 21 en la lista de las más ricas, con un valor de 1 billón de dólares. Soare, estudiante de arte en su país natal, patentó su método del “Golden Ratio” de modelado de las cejas, para crear el balance y la proporción ideales en el rostro. Sin embargo, el uso de las redes sociales ha sido trascendental para expandir su marca más allá del lujoso barrio de Los Ángeles, donde estableció su primer salón en 1997. Anastasia comenta que en una mañana típica, lo primero que hace inmediatamente después de abrir los ojos es revisar su cuenta de Instagram que cuenta con 17.3 millones de seguidores, red social que definitivamente considera gran parte del éxito y crecimiento de una compañía que empezó con un presupuesto limitado, pues es una manera de relacionarse con sus clientes, saber sus intereses y enseñarles cómo se usan los productos. Bajo el principio “brows fisrt”, su marca se ha especializado en productos para cejas, libres de crueldad animal.  Oprah Winfrey (en el puesto número 6 de la lista), y a quien le diseñó las cejas en su programa en vivo, se refirió al efecto como un lifting de rostro instantáneo.

Kylie Cosmetics

birthday mood ? #21COLLECTION

Una publicación compartida por Kylie Cosmetics (@kyliecosmetics) el

Más abajo en el puesto 27 se encuentra Kylie Cosmetics, la compañía que a sólo dos años de creación se valúa en 900 millones de dólares, y cuya creadora es Kylie Jenner. Ya famosa por el show de realidad que retrata a su familia, resulta difícil o imposible negar que la imagen de Kylie supo capitalizar el escándalo y la controversia. En 2014 ella alteró notablemente su imagen, cambiando con gran frecuencia el teñido de su cabello en diversas mezclas de colores y longitudes, lo que la llevó a hacer colaboraciones con una marca dedicada a las extensiones de pelo y las pelucas. Kylie rápidamente se posicionó como una celebridad de Instagram, de la cual un post cuesta aproximadamente 1 millón de dólares. Posteriormente el relleno dramático en sus labios, desencadenó una serie de retos y trucos que bloggers y youtuber’s realizaron con la finalidad de lograr el efecto de “boca de pato” que ella ostentaba.

En 2015, a través de sus redes personales fueron anunciados 15,000 kits de labios y lanzados a la venta mediante su sitio web bajo el nombre Kylie, los cuales se agotaron en menos de un minuto. Con una audiencia cautiva, Kylie arrancó su e-commerce en base a la técnica “the drop” que anunciaba una cantidad limitada o exclusiva de sus productos, a venderse en una hora que  se  mantenía confidencial, lo que hace que sus 111 millones de seguidores estén pendientes de su cuenta de Instagram en dónde de forma inesperada da aviso de que su nueva colección ya está disponible. En 2016, la marca fue renombrada Kylie Cosmetics en relación a una batalla legal por los derechos con la cantante y activista humanitaria Kylie Minogue.

De la misma manera, Kylie manejó su embarazo en total secrecía, generando una fase de especulación en torno a ello, y retrasando el anuncio de la noticia del nacimiento de su hija para hacerla coincidir con el Super Bowl. Con sólo 20 años, Kylie alimenta sus redes con contenido propio todos los días y su Snapchat es de los más seguidos en el mundo. Sin una tienda física, sus fanáticos se han mantenido fieles, acampando en fila a las afueras de sus Pop –up- stores (tiendas efímeras) antes de la apertura.

Kylie Cosmetics se posicionado como una marca libre de crueldad, afirma que sus kits de labiales son totalmente veganos y sus productos se mantienen de venta exclusiva en su website. A partir de la portada de Forbes que exhibe una Kylie corporativa enfundada en un traje sastre, se suscitó una ola de rechazo en torno al nombramiento de Kylie Jenner como una “empresaria que se hizo a si misma”, y frente al cuestionamiento de si se puede considerar legítimo ese título por haber nacido rica y famosa, los fans salieron en su defensa, alegando que a mucha gente le heredan su fortuna y se dedican a perderla. Además,  se tiene la expectativa de que Kylie pronto desplace a Mark Zuckerberg de la lista de los millonarios más jóvenes del mundo.

Huda Kattan

La siguiente en la lista es Huda Kattan en el lugar 37, de ascendencia iraquí pero criada en el sur de Estados Unidos, se graduó en negocios por la Universidad de Michigan, y construyó su fama a través de un canal de maquillaje en YouTube. Años más tarde la familia Kattan se mudó a Dubai, donde Huda señala que tuvo que vencer varios obstáculos debido a la posición que las mujeres tienen en medio oriente y  a los prejuicios sobre el uso del maquillaje, enfrentando diversos episodios de  cyberbullying. A partir del crecimiento de su canal, Huda emprendió una línea de pestañas postizas que rápidamente rompieron record de ventas en Dubai. Posteriormente y usando todos sus ahorros personales,  lanzó una paleta de sombras, que publicitó en su canal comunicando a sus seguidores que la paleta tenía un empaquetado minimalista pues la inversión privilegiaba la fórmula de las sombras para que estas fuesen de la mejor calidad, superiores incluso a las de las marcas de lujo en el mercado. Debido al éxito de sus productos, sus dos hermanas invirtieron en la empresa de la que hoy son cofundadoras: Huda Beauty, que hoy vende más de 140 productos en su tienda en línea y tiene un valor estimado de 550 millones de dólares.  Aunque ya tiene presencia, la marca está buscando crecer en tiendas. Aunque en algunas plataformas la marca ha señalado que no prueba sus productos en animales, cuenta con toda una línea de pestañas a base de mink. Huda de 34 años, sube a su Instagram con  más de 26 millones de seguidores, posts donde se la ve hacer un maquillaje completo  entre un minuto a minuto y medio.

Si bien hoy las mujeres en la lista Forbes pertenecen a nichos tan diversos como la construcción, el desarrollo de software o la ingeniería aeroespacial, algunas de las primeras mujeres magnates emprendieron sus negocios con base en productos de maquillaje, belleza y cuidado personal.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos (Canipec) la industria de la belleza en nuestro país, tiene un valor aproximado de 154,000 millones de pesos, estimando que una persona invierte cerca de 3,580 pesos anuales en su cuidado personal. Sin embargo, algunos productos ya se están viendo afectados por los problemas de negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte por lo que los pronósticos de crecimiento de la industria para este año son inciertos.

AUTORA

Pamela Crespo
Una taza de café, una buena canción o una charla con amigos me hacen el día. Apasionada de las letras, la cultura, entusiasta del make up y la moda. Tengo amplia experiencia en temas relacionados a la mujer que me gusta infundir en mis contenidos. www.styleanalytica.com @pamela_crespoj
Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close