Marketing Deportivo

Un huracán llamado Serena

Serena Williams está de vuelta y con Nike como principal aliado, amenaza con volver a lo más alto del tenis mundial

Serena Williams está de vuelta, y lo está gracias a su calidad como tenista, el espíritu inquebrantable y la fuerza de su principal patrocinador. Volver al US Open es volver a casa, es regresar a la competencia más importante de los Estados Unidos y también representa una nueva oportunidad de brillar, ahora como madre de familia.

Los días previos a su estreno en este torneo fueron complicados, interminables y llenos de polémica. Su reciente participación en Roland Garros pasó a segundo término cuando fue cuestionada por su vestimenta, un ajustado traje negro de una sola pieza, que rompió con el atuendo utilizado por el resto de las competidoras.

“Creo que a veces hemos llegado muy lejos. El conjunto de Serena de este año, por ejemplo, no será aceptado más. Hace falta respetar el juego y el lugar”, declaró al respecto el presidente de la Federación Francesa de Tenis, Bernard Giudicelli. La respuesta de Williams y su gente llegó de inmediato.

Para su primer compromiso en el Abierto de Estados Unidos, la multicampeona de 36 años volvió a apostar por el color negro, aunque ahora con una equipación diseñada por Virgil Abloh, fundador de la marca de lujo Off White, quien dio forma a un vestido inspirado en un tutú de bailarina, acompañado por unas medias de red y firmado por Nike.

En su debut en el US Open 2018, Serena brindó un espectáculo de solo 69 minutos gracias a una aplastante victoria sobre Magda Linette por 6-4 y 6-0. La norteamericana ganó el juego, y lo ganó también contra sus principales detractores, porque una vez más demostró que su calidad y clase tenística no depende de su atuendo.

Durante su participación en Roland Garros, Williams usó ese traje de una pieza porque sufría de problemas de coaugulación, consecuencia de las complicaciones en su embarazo, y tras toda la polémica, Nike respondió con un par de publicaciones de primer nivel: “Puedes sacar al superhéroe de su traje, pero nunca podrás quitarle sus superpoderes”.

Fue cuestión de tiempo para que la primera bomba estallara, y tan sólo en Twitter, el desplegado que también contaba con una foto de Serena en Roland Garros, superó las 375 mil interacciones. El segundo revés a los críticos llegó de cara al torneo de superficie dura, con el que Serena soñó desde que era una pequeña.

Tan solo en su cuenta de Twitter, la marca del Swoosh superó los 9 millones de reproducciones en un par de días, y todo gracias a un video que combinaba imágenes de Williams a lo largo de toda su carrera, con especial énfasis en breves clips en los que se ve a la atleta norteamericana cuando apenas era una niña, entrenando de la mano de su padre.

“Es solo un loco sueño hasta que lo consigues”, se puede leer al final de la emotiva pieza, que recuerda con honores todo el camino que la mejor tenista del mundo hasta llegar a la cima. Serena Williams está de vuelta, y con el tiempo y la fuerza de un huracán, amenaza con volver al primer lugar del ranking de la WTA, el trono que le pertenece.

Redactor publicitario con más de tres años de experiencia en Redacción Editorial. Creo en la publicidad, en el poder de cada mensaje y la responsabilidad social que conlleva .

Sigue a Dante Emiliano García en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close