Entretenimiento

Y cuando iba a empezar la guerra…

En la primera temporada de Colony nos enteramos que la Tierra había sido invadida por extraterrestres que nunca se hacían presentes sino a través de la tecnología que cuidaba las actividades humanas. Una fuerza omnipresente que creó un grupo de humanos colaboracionistas que los mismos Nazis hubieran deseado tener.

Enormes muros dividiendo diferentes zonas de California y probablemente del mundo, el paso de una zona a otra está restringido por el tipo de habitante que se es o por el trabajo que realiza. La familia Bowman intenta sobrevivir en la colonia de Los Ángeles, mientras intenta saber qué ha sido de uno de sus hijos –Charlie– que en el momento de la invasión se encontraba fuera del área de Los Ángeles. Para ello, el padre, Will Bowman (Josh Holloway), ex militar, se integra a los cuerpos policíacos de élite afines a los extraterrestres. Los invasores a quienes conocemos con el eufemismo de Los Huéspedes tiene una supuesta mina llamada la fábrica en la Luna a la que los humanos rebeldes son enviados con el fin de trabajar como en un campo de concentración. Al mismo tiempo, su esposa, Katie Bowman (Sarah Wayne Callies), es parte de una organización clandestina que lucha contra los Huéspedes llamada La Resistencia. Su hijo mayor, Bram, estudia pero intenta averiguar lo que sucede y la hija menor, Gracie, está siendo adoctrinada en la religión que los extraterrestres intentan imponer. La Resistencia es dirigida por otro ex militar de nombre Broussard (Tory Kittles). El antagonista será Alan Snyder (Peter Jacobson) un personaje lambiscón y sin moral que hará todo por agradar a sus superiores y a los Huéspedes. Al final de la temporada, Will, será capaz de pasar el enorme muro y pasar al lado donde se encuentra su hijo perdido.

En la segunda temporada Will Bowman recupera a su hijo y regresa a Los Ángeles para encontrar que su hijo mayor, Bram, ha sido detenido y enviado a la prisión que es la antesala a La Fábrica, a la que ha sido asignado Snyder tras su fracaso en detener a la Resistencia en la colonia de Los Ángeles. Broussard se entera de cómo atrapar a un huésped y con ayuda de Katie Bowman logran hacerse de este ser y de un centro de comando para detener a la especie de drones que patrullan las colonias. Cuando las cosas se ponen difíciles y toda la colonia de Los Ángeles está por caer gracias a las acciones de La Resistencia, Snyder libera a Bram y junto con él escapa a casa de los Bowman, la destrucción de la ciudad parece inminente y tanto los Bowman como los colaboracionistas abandonan la ciudad. Snyder utiliza a Bram para ser ayudado por los Bowman y huir con ellos. Broussard decide quedar atrás tratando de recuperar el control de la ciudad californiana. Los Bowman van en busca de un grupo de La Resistencia para darles lo que han logrado arrancar a Los Huéspedes.

En la tercera temporada mientras los Bowman logran sobrevivir en el bosque, acompañados por Snyder, una enorme nave de los Huéspedes es derribada, pero no por los miembros de la Resistencia, si no por los verdaderos enemigos de los Huéspedes y entonces sin dar más spoilers descubrimos dos motores de la serie, la razón de la llegada de los Huéspedes y el objetivo de crear un arma biológica para enfrentar a sus enemigos. Descubrimos que Seattle es una colonia ejemplar y al hombre detrás del éxito y un plan secreto que tiene éste mismo para deshacerse de los Huéspedes y cuando la guerra entre Huéspedes, habitantes de Seattle, la Resistencia y la otra raza extraterrestre inicia… termina la temporada.

La cuarta temporada… no habrá cuarta temporada.

Colony me parece una de las más interesantes y bien planeadas series de ciencia ficción que se ha producido en esta década, gran parte de la acción de la serie es psicológica, sin grandes efectos especiales, narra la invasión desde esa parte de una guerra que debe ser la más desgastante, la que más impotencia debe generar en los habitantes que la sufren: la parte civil de la guerra. Los personajes bien construidos y que van desarrollándose conforme a ese perfil que se asignó desde la primera temporada y ciertas acciones que en las primeras temporadas quedan como cabos sueltos, se explican de manera coherente y tácita en la tercera sin grandes aspavientos o apartes de los personajes que expliquen las situaciones como sacadas de la manga.

La acción centrada en los Bowman, lejos de hablarnos de una familia ideal, nos muestra una pareja que se sostiene con alfileres y unos hijos en crecimiento inquietos y que cuestionan lo que sus padres hacen y porqué lo hacen. En un mundo que se derrumba la acciones egoístas y solitarias de Will Bowman aunadas a la histeria y terquedad ad nauseum de Katie Bowman son justificadas por los personajes confundiéndolas con sus ganas de defender a la familia, lo que además los llevará a una tragedia que únicamente acelera la destrucción de manera definitiva del núcleo familiar de los Bowman.

Snyder es un personaje concebido a partir de las más siniestras historias del colaboracionismo en la II Guerra Mundial o el espionaje civil de Stasis en la República Democrática Alemana, Checoeslovaquia o Polonia comunistas, en el Chile de Pinochet o la Venezuela de Maduro. Despreciable, rastrero y con una inteligencia nata para sobrevivir Snyder se convierte en ese tipo de antagonista al que queremos ver muerto, pero sabemos que eso acabaría con la serie.

Broussard es el hombre de acción incapaz, al parecer, de convertirse en líder, aunque lo sea sin darse cuenta o aceptarlo.

Colony terminó por otros motivos que nada tienen que ver con la serie, no por la inteligencia de su argumento, no por la velocidad en las que en tres temporadas vimos las situaciones cambiar y avanzar de manera que cada temporada contaba muchas cosas en 13 capítulos, no por carecer de futuro, sino por raitings de acuerdo con USA Networks, la cadena donde se producía la serie, no alcanzaron sus metas para la tercera temporada.

Y este tema vuelve a ser clave en las decisiones de las cadenas de televisión que matan series que tienen un nicho pequeño en sus emisiones por televisión de cable, pero descalifican o parecen no tener en cuenta el consumo de las series por Internet. Al conocerse la cancelación de la serie, las redes sociales se llenaron de protestas de fanáticos de la serie exigiendo una cuarta temporada. Sí, la serie tuvo mal desempeño a quien le importaría protestar por una nueva temporada. Incluso se dice que los productores buscan una nueva casa para Colony.

Hace poco escribí acerca de la política de HBO de esperar el comportamiento de sus series en Internet, lo que le dio una tercera temporada a la caótica y mal escrita Westworld. Los ejecutivos de USA deberían intentar lo mismo, una serie como Colony, por bien escrita y profunda que sea en sus personajes está dirigida en principio a las audiencias jóvenes que cada día consumen menos televisión abierta o de paga. Lo que muchos en el mundo del entretenimiento no parecen entender es que el modelo de negocio cambió hace mucho y continúa cambiando de manera constante y a una velocidad que no están acostumbrados. Colony podría como Viajeros, producida en un principio por Showcase y que al ser cancelada para la televisión tras su segunda temporada fue rescatada por Netflix, encontrar su verdadero nicho en una plataforma de streaming en Internet, ya sea en Netflix, Amazon, Hulu o Crackle, la verdad es que muchos de los aficionados a la serie necesitamos esa cuarta temporada, aunque sea únicamente para cerrar una de las brillantes series de ciencia ficción actuales.

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios.
Sígueme en twitter: @cernicalo

Sigue a Armando Enríquez Vázquez en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close