Marketing Deportivo

Colin Kaepernick, la joven promesa que cambió los reflectores deportivos por una lucha social

El 3 de febrero de 2012 se jugaba el Super Bowl XLVII en el que los Cuervos de Baltimore enfrentaban a los San Francisco 49ers. Aquel partido quedó marcado por enfrentar a dos equipos invictos liderados por dos hermanos Jhon y Jim Harbaugh.

Además de la romántica casualidad en que dos hermanos se enfrentaran en el evento deportivo máximo de la NFL, la vida daba la oportunidad de tocar la gloria a un joven mariscal de campo que nadie conocía: Colin Kaepernick.

Como siempre, las grandes historias deportivas terminan con un ganador y un perdedor. En esta ocasión, los Cuervos de Jhon Harbaugh de la mano de Joe Flacco al frente del equipo de Baltimore, se llevaron la edición 47 del Super Bowl. De esta gran final también es recordado el gran papel que Kaepernick jugó en lo que pudo ser una remontada histórica, pero que al final, la historia decidió decir “No” coronándose casi de manera dramática los Cuervos de Baltimore ante un San Francisco que nunca claudicó en su sueño de la remontada.

Han pasado 6 años de aquella noche de Super Bowl y de aquel promisorio mariscal de campo hoy solo queda la imagen de un jugador de fútbol americano desempleado e ignorado completamente por la NFL. El porqué tiene muchas aristas, los expertos del emparrillado aseguran que esta marginación de Kaepernick recae directamente en su baja de juego y un declive dramático en su nivel mostrado en el campo, mientras que otros consideran una “coincidencia” que su marginación se debe más bien a su comportamiento en la temporada 2016, en la que una protesta enmarcó la nebulosa actualidad del ex mariscal de campo de los 49ers de San Francisco.

La protesta “incómoda” de Kaepernick

El 27 de agosto de 2016 los San Francisco 49ers enfrentaban a los Green Bay Packers y  cuando el himno de los Estados Unidos comenzó a sonar Kaepernick se negó a ponerse de pie a manera de protesta: el asesinato de ciudadanos negros por parte de policías blancos (Infobae, 2017).

No me voy a poner de pie para mostrar orgullo por una bandera de un país que oprime a la gente negra y a la gente de color (…) Hay cuerpos en las calles y personas que les dan licencias remuneradas para lograr salirse con la suya con un asesinato. Colin Kaepernick (Infobae, 2017).

El acto no terminó ahí sino que se repitió a la semana siguiente, de manera increíble otros deportistas fueron sumándose a la protesta. Esta vez, el mariscal de campo se arrodilló mientras el himno de los Estados Unidos sonaba, convirtiéndose esto en una bandera del movimiento contra la brutalidad policial.

La protesta, como era de esperarse, no fue ignorada por el presidente de la nación. Donald Trump reaccionó como solo él lo sabe hacer (vía Twitter atacando a Kaepernick) “Eso es una falta de respeto total a nuestra historia nacional. Es una falta de respeto total a todo lo que defendemos” (Infobae, 2017).

Trump incitó a los dueños de los equipos a actuar en contra de quiénes siguieran la protesta iniciada por Kaepernick y la respuesta fue un revés al mandatario estadounidense, pues la gran mayoría de los equipos que conforman la NFL continuaron con las protestas, incluso Roger Goodell, comisionado de la NFL declaró “comentarios divisorios como estos demuestran una desafortunada falta de respeto por la NFL, nuestro gran juego y todos nuestros jugadores” (Infobae, 2017).

Kaepernick y el mítico “Just Do It”

Esta semana la gigantesca marca deportiva Nike conmemora 30 años de su lema “Just Do It” (Simplemente hazlo), con motivo de este festejo la marca ha decidido fichar como imagen nada más y nada menos que a Colin Kaepernick.

De manera irónica, la imagen de Kaepernick apareció en todos los estadios de Estados Unidos, esta vez sin vestir ninguno de los 32 jerseys de los equipos que conforman la liga, solamente su rostro acompañado de la frase “Cree en algo, incluso si eso significa sacrificar todo”.

La noticia dividió opiniones a tal grado de que existe un sector conservador de la nación americana que está impulsando un boicot contra la marca y sus productos, pues tanto Kaepernick como Nike ahora son considerados antipatrióticos. El boicot se ha visto enmarcado por vídeos en Twitter donde usuarios se han grabado quemando sus tenis, calcetas, jersyes, muñequeras cualquier cosa que tenga la marca está siendo destruido y evidenciado en redes sociales mediante los hashtags #BoycottNike y #JustBurnIt (Simplemente quémalo).

Otros han intentado usar este boicot a la marca para motivar a que en lugar de ser destruidos los productos sean donados a la gente más necesitada.

El tema Kaepernick y su protesta por la desigualdad racial en Estados Unidos tiene mucho que ver con sus orígenes, es hijo adoptivo de una familia blanca, situación que desde pequeño lo ha puesto en medio de la discriminación casi cotidiana en el país americano. A partir de los primeros asesinatos a personas afroamericanas gracias a la brutalidad policiaca, la imagen de Kaepernick pasó de ser un desdibujado mariscal de campo a una voz con mucho más eco que se sumaba a la lucha por el respeto a la vida de los afroamericanos.

“Para mí, esto va más allá del fútbol americano y sería egoísta de mi parte mirar hacia otro lado. No busco una aprobación. Tengo que estar por las personas que son oprimidas. Si me quitan el fútbol americano, mis patrocinadores, sabré que he hecho lo correcto” aseguró en una entrevista.

Hoy en día hasta Amnistía Internacional ha dado su reconocimiento a la lucha que emprendió el ex mariscal de campo desde 2016. Quizás lo que resulta más impactante y destacable es que un americano (Kaepernick nacido en Milwaukee, hijo de madre blanca y padre negro, es decir sus padres biológicos) haya decidido darle voz a una situación crítica que ocurre con cotidianidad en los Estados Unidos y más en el marco de una política que transgrede los derechos humanos como la que Trump ha venido impulsando desde su campaña presidencial.

Hoy con 30 años, hay quienes aseguran que la carrera de Kaepernick está viviendo sus últimos momentos y que el retiro es su siguiente paso, no así con su lucha que día a día toma más relevancia e incomoda cada vez más a quiénes prefieren evitar la dura realidad.

Nike ha hecho una jugada arriesgada que ha sacudido al mundo del marketing y las mentes de las personas. Nike hoy ha apostado por una lucha social para abanderar el lema que los instaló en la mente del mundo entero con la imagen de un probable ex jugador de fútbol americano que ante puso a su raza antes que el deporte.

FUENTES:

Juan Carlos Jiménez Fernández

Soy comunicólogo porque futbolistas y músicos ya había muchos.
Amante de los cómics y los videojuegos. Escribo porque creo que es una de las formas más honestas de expresar lo que piensas. Contacto: [email protected]
Sígueme en Twitter en @SoyJC94

Sigue a Juan Carlos Jiménez Fernández en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close