Agencias

Una breve reflexión sobre los ADDWards y el increíble sueño de haberlos ganado

Reconocimiento, es esa palabra que todo profesionista busca en algún punto de su vida. Y es probablemente uno de los objetivos más difíciles de conseguir, pues implica muchísimo trabajo y esfuerzo para obtenerlo.

Hace dos años terminaba la universidad con un montón de sueños, planes y metas que se veían aún más cuesta arriba que cuando estaba a mitad de la carrera. Hoy, dos años después de terminar mi ciclo académico se presentó una oportunidad interesante para medir, de cierta manera, mi crecimiento de ese tiempo para acá.

Los ADDWards nacieron gracias a la ADD, que es una suma de agencias creativas en Puebla que tiene como objetivo impulsar la publicidad. Estos son los primeros premios que buscan reconocer a creativos y publicistas (que pertenecen o no a una agencia) en Puebla.

En esta primera edición se abrieron dos categorías: PRINT enfocado en diseño gráfico y FILM enfocado en una producción audiovisual. Estas categorías fueron abiertas tanto para universitarios interesados en publicidad como para profesionales que ya tenían cierta experiencia en proyectos publicitarios.

Quién definía el concepto del producto a realizarse era la ADD, mediante una lectura de briefs en las que Merano y Livana fueron asignadas a los universitarios para FILM y PRINT respectivamente. Mientras que para profesionistas  Mc´Carthys fue asignada a la modalidad de PRINT y Chiles La Morena para FILM.

Todas las duplas tuvieron 48 horas para realizar un producto según la modalidad en la que participaran, siempre tomando en cuenta lo escrito en el brief de la marca.

Fue así como viví un fin de semana con Chiles La Morena buscando un mensaje que dejara en claro que México no sabe rajar.

¿CÓMO ENFRENTAR UN RETO PUBLICITARIO EN 48 HORAS Y NO MORIR EN EL INTENTO?

Existen infinidad de campañas sobre el orgullo mexicano allá afuera, de todo tipo, de todos colores y con diferentes mensajes. Quizás las dos últimas más importantes fueron la de Cerveza Victoria “Lo chingón de México está aquí” y “I´m Mexican” de Hunters. Teniéndolas en la mente fueron una fuente de inspiración muy grande para lo que queriamos transmitir con Chiles la Morena.

Siendo muy honesto, esta ha sido la idea más difícil de realizar, desde el guión hasta la composición final del vídeo ¿Por qué? Porque el tiempo fue el centro de todo lo que pensamos producir. En el tintero se quedaron muchísimas grandes ideas que nos llevarían más de dos días poder realizar en su totalidad, entonces tuvimos que tomar decisiones rápidas para poder realizar un producto de calidad en menos de dos días.

Quizás el problema más grande con el que nos topamos y que a la postre fue el obstáculo más grande, era que nuestro guión nos obligaba a grabar aspectos de la Ciudad de México, algo que evidentemente no iba a ocurrir.

A pesar de este gran obstáculo teníamos otras grandes oportunidades en nuestro texto base que nos daban más certeza del producto final.

Algo en lo que siempre dudé en todo el proceso creativo fue en que mi voz pudiera adaptarse al mensaje que pretendíamos enviar. No considero que tenga voz de locutor ni mucho menos y de hecho llegué a pensar que este iba a ser uno de los factores que nos dejaría fuera de la pelea al final.

Aún con todas estas incertidumbres, el domingo la grabación salió perfecta en el centro de Puebla, sumado a que (afortunadamente) mi familia tenía una carne asada en la tarde y ahí fue donde muchas de las mejores tomas nacieron. Fue entonces que pude ver el producto terminado por lo menos en mi cabeza.

11:40 de la noche del domingo, con apenas 20 minutos para poder enviar el producto final quedó terminado el proyecto titulado “Jalas o te rajas”.

El día de la premiación llegó. Tenía pocas expectativas al respecto, incluso antes de mandar el vídeo al correo donde estábamos inscritos le encontré fallas y no estaba convencido del mismo, por eso pensé que era muy difícil que ganaramos algo. Entrar a la fase final (short list) y que fuera proyectado en en Complejo Cultural de la BUAP era ya un premio muy grande para mí.

Las cosas se acomodaron, pude ver a mis compañeros diseñadores ganarse la plata en PRINT y a mis amigos llevarse el bronce en FILM para que finalmente fuera #JalasOTeRajas el proyecto que se llevó el oro en esta categoría.

Cuando vi nuestros nombres no lo creía, me sentí extraño porque en algún punto desconfié de nuestro proyecto, pensé que no tenía la talla para competir y al final la competencia me dio un revés muy agradable.

¿Cuáles fueron las claves de este premio? En realidad no hay una metodología o proceso y decir que lo hubo sería la más grande mentira que pudiera escribir aquí. Creo que en realidad, lo que marcó el camino del proyecto fue tener muy en claro que queríamos expresar lo maravilloso que es México en la adversidad, porque en los buenos tiempos somos únicos pero lo que nos hace distintos a cualquier otro país es la forma tan peculiar de ver nuestros peores momentos como un gran reto a superar. Nos hemos levantado de dos terremotos, festejamos a la muerte porque no la vemos como algo trágico, somos especiales por ver siempre los claros en los momentos más oscuros de nuestra vida y eso queríamos expresar en el vídeo.

Al verlo proyectado en las pantallas del auditorio y que los asistentes lo vieran con tanto detenimiento me dejó claro que el mensaje había sido entregado, que fuimos honestos con lo que queríamos y eso convenció a los espectadores.

El único consejo o lección que me deja esta grandiosa experiencia es: NUNCA DUDAR DE UNO MISMO. Yo cometí el error de pensar que no estábamos a la altura de la competencia sin saber contra que nos enfrentaríamos y al sabernos ganadores entendí que la humildad no está peleada con sentirte orgulloso de tu trabajo.

He compartido por todos lados el vídeo, he querido que mucha más gente lo vea y no para congratularme o sentir que lo he ganado todo, al contrario, para que se sepa que existen grandes creativos en esta ciudad, no solo nosotros que ganamos, los universitarios que se llevaron el reconocimiento de todos, quienes no pudieron ganar pero estuvieron en la selección final son parte de este gremio al que por momentos, pareciera faltarle reflectores.

Hoy más que nunca agradezco a Roastbrief, ADD, a todas las agencias que hicieron posible esta competencia y a las marcas que se pusieron en nuestras manos para lograr estos proyectos, por impulsar a los creativos de Puebla y a hacernos sentir que podemos lograr cosas más grandes.

Mi consejo para ti que estás leyendo esto es participa, arriésgate y cree en tu trabajo porque solo así se pueden lograr grandes cosas.

El sueño se está terminando, probablemente en este momento ya no sea relevante este premio y a muchas personas ya se les haya olvidado. No queda más que seguir trabajando para llegar un escalón más arriba que el de hoy.

Por lo pronto yo seguiré escribiendo, aprendiendo y caminando hasta lograr que algún día allá afuera alguien sepa de mis fracasos pero también de mis logros, como lo dijo Edson Noyola en el Congreso Roastbrief:

Hay que compartir el conocimiento para los que vienen atrás, que sirva de escalón para que ellos lleguen más arriba y puedan poner otro escalón aún más arriba

Fue así como gané algo por primera vez en mi vida… Y todavía sigo sin creerlo.

 

 

Juan Carlos Jiménez Fernández

Soy comunicólogo porque futbolistas y músicos ya había muchos.
Amante de los cómics y los videojuegos. Escribo porque creo que es una de las formas más honestas de expresar lo que piensas. Contacto: [email protected]
Sígueme en Twitter en @SoyJC94

Sigue a Juan Carlos Jiménez Fernández en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close