Entretenimiento

¡Arde Madrid! Una sátira a la España de ayer y hoy

Es raro, muy raro reírse de uno mismo, mucho más burlarse de su país y de su sociedad en uno de los momentos más negros de su historia.

España vivió –durante casi cuarenta años– bajo el puño imbécil de un mediocre pero cruel asesino dictador, uno de los tantos del siglo pasado: Francisco Franco, un católico acomplejado que se encargó de someter, a fuerza de matar, a todo un país. En tiempos de Franco la sociedad fifí, como se diría ahora, mostró su peor cara y sojuzgó al pueblo español, hizo purgas, mató a sus connacionales en prisiones que eran dignas del archipiélago Gulag o de los campos de concentración Nazi. Las “buenas y persignadas conciencias” mandaron durante más de tres décadas sobre un país que había perdido medio millón de ciudadanos en la Guerra Civil de 1936 a 1939 y otras tantas decenas de miles que se exiliaron alrededor del mundo.

La serie ¡Arde Madrid! producida por Movistar habla de un momento muy específico en la historia de la política y sexualmente reprimida capital española en los días de la tiranía de Franco. En 1963, Ava Gardner, la sexual estrella hollywoodense llevaba ya diez años viviendo de manera casi permanente en Madrid. Es en ese momento cuando se ubica la miniserie española, son los años de madurez de la dictadura y de las paranoias del dictador. La historia no se preocupa por recrear exactamente la historia de la actriz norteamericana ese año, sino reflejar una España provinciana deslumbrada por el “Jet Set” local y la actriz norteamericana, los miedos de Franco por la mala imagen de su gobierno, la represión sexual en España, la doble moral y los exiliados por voluntad y aquellos que lo son porque no tiene otra opción.

La serie inicia cuando una miembro de la Falange, el órgano policial y adoctrinador de Franco, es infiltrada como sirvienta al servicio de la actriz con el propósito de tomar notas de todo lo que pueda servir a la inteligencia española, acerca de la conducta de la actriz, sus visitantes, de lo que se habla en su casa, las fiestas y las relaciones sexuales de la norteamericana.

La supuesta sirvienta además es emparejada con otro personaje que a los ojos de Gardner será el esposo de la mujer y chofer de la actriz, este hombre de dudoso pasado no sabe nada acerca de la labor de espionaje de su supuesta mujer.

Los personajes están perfectamente delineados para hacer una gran comedia de esta serie. Ana Mari (Inma Cuesta) es la mujer que funge como sirvienta/espía, instructora dentro de un internado de La Falange, solterona, reprimida por sus creencias religiosas y su condición física, pues padece polio, mujer de pocas luces que no entiende bien a bien qué debe y cómo investigarlo. Manolo (Paco León), el supuesto esposo de Ana Mari, un turbio personaje, rufián de poca monta y gigoló que necesita pasar desapercibido. Ava Gardner está interpretada por la norteamericana Debi Mazar. Además, están Pilar (Anna Castillo), una joven mucama que sirve también a la gringa y que está embarazada sin estar casada, lo que era más que una vergüenza en la sociedad española de los sesenta, Pilar no sólo confiesa que le encantó tener sexo, sino que llegadas las confidencias con Ana Mari le muestra una piedra fálica que la joven utiliza como consolador. Sí, Ana Mari, no sabe distinguir entre la información valiosa y la intrascendente, su salida del instituto y su relación con una vida común la llevarán a darse cuenta de que existe como individuo. Mientras, Manolo, comprende también otros matices de la vida, más allá de ser ‘el chulo de la calle’.

Además, están los vecinos de Ava Gardner otros afamados extranjeros, pero caídos en la desgracia; Juan Domingo Perón y su esposa Isabel: el general argentino que vive de sus glorias pasadas y en la paranoia de ser asesinado, y su mujer frívola y obsesionada por lucir bien su peluca; el general se queja constantemente de los escándalos de las fiestas de Gardner que no le permiten dormir.

Ocho capítulos de media hora cada uno, marcados por el humor por un lado negro, por otro, simplón pero eficiente que arranca la carcajada. Con su carga de sexo y desnudos que podrían escandalizar a la España Franquista y hoy pasan sin pena ni gloria. Paco León pone con una divertida comedia a los españoles a reírse de ellos mismos y de ese pasado terrible que fue la dictadura de Franco.

El País ha dedicado espacio a la serie, pero más importante, a buscar las historias verdaderas en torno a ella como “La auténtica sirvienta de Ava Gardner”.

La serie está perfectamente ambientada y la recreación de la época es muy buena. Uno de los grandes logros de la serie es a partir de un universo de personajes reducido y de ambientes cerrados, dar una idea de la España conservadora de los años sesenta, de su represión y autorrepresión. Los personajes oscuros que nacen en todo sistema político corrupto y los ciudadanos comunes que por ignorancia desconocen de qué van. Escrita y dirigida por el mismo Paco León ¡Arde Madrid! es una de las mejores series españolas del año, el éxito que tuvo la primera temporada apenas estrenada el pasado 8 de noviembre ha provocado que Movistar y Paco León anuncien ya la producción de una segunda temporada de la serie.

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close