Ilustración

Frame to fame: Alejandro Canela

Alejandro Canela es un ilustrador que nos llamó por su color o, mejor dicho, por la selección de él. Su estilo se inunda de negro con detalles en azul y rojo, principalmente. Creo que todo nos llamó de él, su personalidad tan mística como su trabajo y los textos que a veces lo acompañan.

Alejandro Canela

Oriundo de Tijuana, Baja California; estudió la licenciatura en Diseño de Información Visual en la UDLAP (Puebla, México), y actualmente es Creative Director en Catorce Días. Ha realizado exposiciones en el Museo Rufino Tamayo, Miami Art Basel y Rojo Bermelo.

— Creo que la razón por la que estudié diseño es por la atracción que siempre tuve a las artes visuales, mezclada con el miedo de creer, en ese entonces, que si estudiaba arte no tendría de qué vivir. Encontré en el diseño un punto en el que me sentía más seguro sobre mi futuro, sin dejar de lado la producción artística. —

cuenta Canela sobre su punto de partida.

Revisando sus piezas, nos encontramos con la que quizá sea la más vieja de su repertorio: la representación de “algo” que había hecho a los 5 años. Si Alejandro ha dibujado prácticamente desde siempre ¿cómo fue encontrando su estilo?  ¿hubo algo qué o quienés lo inspiraron?

Mi estilo lo encontré verdaderamente cuando dejé de ver a otros artistas y empecé a definirme por lo que siento honesto. Tal vez sonará romántico, pero fui haciéndome consciente de esos momentos en los que dibujaba algo y no representaba la realidad de lo que pasaba dentro de mí. Una vez leí una frase que decía “la poesía es complicada porque debe ser honesta, y no todos se atreven a hacerlo”. Creo que pasa lo mismo con la ilustración. El momento en el que comencé a pensar así, fue el momento en el que naturalmente fui construyendo un estilo. Mi influencia, fuera de lo técnico, es principalmente un artista que se llama Parra, y conceptualmente me moldeó mucho la literatura del boom latinoamericano, todo ese drama que se intenta justificar con páginas y páginas, detalles y detalles.

Cada uno plasma sus pasiones y sensaciones a través de distintos canales ¿Cuál es el beneficio de poder expresarte a través de la ilustración?

Una reacción tangible al ilustrar es que disminuye mi ansiedad, la razón por la que llego a tener detalle en mi trabajo es porque relajo mis nervios y, por otro lado, me ayudó a entender mi depresión. Puedo ver desde fuera cómo la vivo.

A veces complemento con textos porque busco apoyar a otras personas que pasan por momentos difíciles o confusos. Recuerdo que, a los 12 años, cuando me llegaba a sentir triste, creía que era porque le estaba absorbiendo la tristeza a los que me rodeaban, para hacerlos sentir un poco mejor. Creo que con la ilustración intento hacer eso.

Título: “Llueve” Tinta y acrílico sobre papel

Esta es una pieza de una serie llamada Gente atrapada en rocas, en ella hablo de la intimidad del sufrimiento, cómo uno llueve por dentro y por fuera. Parece rígido, porque el dolor se vuelve tan personal, que no quieres que nadie lo toque.

Título: “Autorretrato” Acrílico sobre papel

Este es el autorretrato de un momento en el que estaba sintiendo que vivía violentamente, no dañando a los demás, si no a mí mismo.

Título: “Dos lobos” Tinta y acrílico sobre papel

Por último, esta pieza fue una comisión basada en un cuento Cherokee, en ella hablo de la necesidad del mal, los beneficios del equilibrio, y la toma de decisiones.

¿Cuáles son tus materiales favoritos? Vemos que trabajas mucho en blanco y negro ¿crees que es parte de tu estilo?

Definitivamente mi material favorito es el estilógrafo, siento control y seguridad al usarlo, refleja cómo he vivido siempre. El blanco y negro creo que se volvió parte de mi proceso, pero no para encasillarlo, sólo lo encontraba útil y cercano. Últimamente he sentido la necesidad de usar color, lo que me lleva a pensar que estoy en una fase distinta de sensación y de representación. Pero el color, el material, el medio, el soporte, creo que nunca serán parte de un estilo, eso lo define más la persona y su sinceridad, porque de esa manera deja de limitarse por un formato o una disciplina.

¿Cómo ha sido tu trayecto? En cuanto a carrera artística ¿en qué espacios has expuesto tu trabajo? Y en cuanto a lo laboral ¿en dónde has trabajo y cómo llegaste a ser Creative Director?

Mi carrera artística se ha definido por las ganas de explorar. Inicié escribiendo cuentos y poesía, y después mudé esa narrativa a la ilustración. Por diversas cuestiones me ha tocado vivir en distintos lugares, conocer a tanta gente es lo que ha impulsado mi trabajo. He presentado piezas en el Miami Art Basel, Pictoplasma Berlín, Rojo Bermelo, Museo Franz Mayer, una pequeña galería en Tulum, Museo de San Ildefonso, y otras exposiciones pequeñas.

Estuve inicialmente en un estudio llamado BASA, donde aprendí que el trabajo es de humanos para humanos, agradezco infinitamente a los que fueron mis jefes y mi equipo por hacerme entender eso. Después estuve en una residencia de artistas en Tulum, ahí aprendí que la naturaleza siempre va a ganar, y que muchas veces eso, en verdad, es un alivio.

Entré de ahí a la generación XVII de Digital Invaders en Saltillo, donde me destruyeron y después me consolidaron como creativo. De ahí salté a la agencia donde me desarrollé a madrazos, yo era el compañero intenso del que todos estaban hartos, pero así logré llegar a la dirección creativa donde he encontrado el placer de llevar equipos a convertirse en algo que va más allá de un puesto. Me centro mucho en el crecimiento personal, no simplemente en hacer mejores diseñadores o creativos, si no personas más conscientes de lo que hacen. Ahora empiezo a incursionar en el tatuaje, a ver qué tal me va, lo importante es no dejar de crecer.

En el aspecto publicitario ¿En qué campañas has colaborado y cuáles han sido las más significativas para ti? ¿alguna ha sido premiada?

Hace poco tiempo formé parte de una campaña llamada Pasa el lápiz, donde distintos ilustradores hablaban de la importancia de dejar a los niños expresarse creativamente, disfruté mucho ver los resultados y el mensaje de la campaña. Hablando de premios, hace poco gané con mi dupla, Víctor García, un Young Lion de plata en la categoría de Digital. Es un reto interesante sacar una idea relevante en 24 horas. Sinceramente esta parte siempre ha sido un conflicto para mí, siempre he sentido que una buena idea no necesita un premio, necesita funcionar.

Por último ¿Cuál es tu meta creativa en la ilustración? ¿En dónde estás ahora y hasta dónde quieres llegar?

La única meta que me he puesto es actuar honestamente en mi trabajo. Ya sea a través del arte o la publicidad, quiero encontrar conceptos, sensaciones, emociones relevantes y útiles, es chistoso hablar de la practicidad o eficiencia de las emociones.

Actualmente, y creo que siempre será así, me siento en un estado de inmadurez, pero creo que de ahí viene todo, de la constante lucha por llegar a un punto utópico de sabiduría, expresión, intención. No llegará nunca, pero te encamina a experimentar, buscar, caerte, creer que todo está mal y luego ver que no, que sí llevas alguna dirección. El proceso se repite indefinidamente.

Si quieres conocer más acerca de Ale y de su trabajo, encuéntralo en su tumblr y en su insta 😉

Roastbrief

Roastbrief es un medio dedicado a generar, distribuir y evaluar información referente al ámbito del marketing y de la publicidad. En este espacio, participan importantes publicistas y expertos en marketing de todo el mundo. Nuestro compromiso, es promover la cultura de los negocios. Somos pura proteína publicitaria.

Sigue a Roastbrief en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close