Content Marketing

Inbound Marketing y Customer Journey

Hoy en día es muy común escuchar el término de Inbound Marketing, pero ¿qué es esto?, ¿para qué sirve? Y ¿cómo lo implemento en mi estrategia?

El Inbound Marketing es una metodología que fusiona técnicas de marketing y publicidad enfocadas a ser 0 intrusivas, esto con la finalidad de estar presente en todo momento en el proceso de compra.

Ahora que ya sabemos qué es el Inbound Marketing se preguntarán y ¿qué es el Customer Journey y cómo lo puedo implementar en mi estrategia?

¿Qué es el Customer Journey?

Son todas las fases por las que pasa una persona y/o usuario para adquirir un producto y/o servicio, considerando en todo momento las diferentes alternativas que tiene y a su vez el proceso que genera con cada una de esas opciones.

Debido a este proceso, se genera una estrategia de Inbound Marketing para acompañar con contenido de valor al usuario en todo momento y a su vez aumentar la efectividad en las conversiones.

Aunque ya mencionamos cuál es el proceso, es importante definir cómo llevaremos a cabo este proceso y es que se abre un si fin de posibilidades en este punto. Sin embargo en mi experiencia es importante tener mapeado todas esas opciones y trabajar en una o máximo tres opciones, las cuales, son las alternativas que predominan a la hora de adquirir nuestro producto.

5 Ventajas del Customer Journey

Para identificar las 5 ventajas del Customer Journey, es importante mencionar que al precisar con lujo de detalle cada uno de ellos, tendrás la visión de comprender y vincular tu contenido para dar la experiencia que el cliente está buscando.

  1. Identificamos a nuestro Buyer Persona: generando una representación ficticia de cómo es, cómo luce, qué lo motiva, qué no lo motiva, qué sentimientos y/o representa para el tu producto y/o servicio.
  2. Alinear visiones: en este caso la visión emocional y racional por la cual el cliente adquiere nuestro producto y/o servicio.
  3. Etapas del proceso: conoceos cuál es el proceso que sigue la persona para poder adquirir nuestro producto y/o servicio.
  4. Puntos de contacto: ya que tenemos cada fase de contacto,  debemos de identificar por cada una de ellas, ¿qué busca?, ¿cómo lo busca?, ¿A través de que dispositivos?, ¿De qué formas?, etc. para poder adelantarnos y estar presentes con el acompañándolo.
  5. Tipo de experiencia: ya que cada persona sigue un proceso diferente, nosotros debemos aprovechar cada oportunidad que tengamos, para acompañarlo y hacerle ver que nuestro producto y/o servicio es el mejor.

Al tomar en cuenta los cinco puntos anteriores, estarán generando la posibilidad de construir una experiencia “personalizada” y nueva, que tendrá como resultado una experiencia 0 intrusiva.

De esta forma, el proceso te da la posibilidad de organizar y disponer en cualquier momento de la información para dar más información al usuario y que a su vez pueda tomar mejores decisiones respecto a tu producto y/o servicio.

Al hacer que la persona tenga experiencias más emocionantes  se generará un Customer Journey Map para tener completa visibilidad de las opciones que tiene nuestro potencial cliente para adquirir nuestro productos.

Al utilizar esta información a tu favor, obtendrás un claro diferenciador de tu marca y a su vez tendrás la posibilidad de generar una experiencia positiva para tus consumidores.

AUTOR

Lidya Orozco

Publicista por convicción y cantante de corazón. Creo que todos somos creativos, pero necesitas de disciplina y pasión por lo que haces para estar en el camino correcto.
Colaborador invitado

Colaborador invitado

Sigue a Colaborador invitado en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close