Marketing

La microempresa en los municipios

Las economías locales y las nacionales presentan problemas de fondo para desarrollar territorialidad, participación, crecimiento, y en las previsiones de conseguir grandes inversionistas que aporten al desarrollo local, sobre todo al municipal, incluso, a costa de vender las conciencias de ediles, concejales, parlamentarios y demás funcionarios relacionados… ¿Pero quién los podría culpar si en números una gran inversión genera 500 o 1000 empleos directos?

La realidad de estas economías municipales es que al generar esa dependencia de empleo está creando invalidez micro empresarial y dependencia, basta con un estornudo de una gran empresa en un municipio pequeño para que toda la comunidad tiemble, esto en muchos casos ha generado poderes factitivos y entrometimientos de la empresa en la política, una gran empresa financia a los tres candidatos más fuertes de la zona y con eso se asegura las lealtades a lo largo de toda la administración.

Sin embargo, ¿cómo afecta esto a la microeconomía? La generación de empleo directo e indirecto sin duda genera una dinamización de la economía, pero la dependencia puede ser fatal sobre todo en sistemas donde la corrupción es algo considerado incluso como un valor municipal y local. Pero ¿hay otras formas de desarrollar la microeconomía? Existen formas, a mi entender mejores, que dinamizan la economía de una manera más sólida, la formación de microemprendimientos apoyados por la municipalidad, desarrollar una sólida y sustentable economía que no dependa de un solo gran empresario sino de muchos microempresarios exitosos que a poco dejen de ser microempresarios y se transformen en pymes ¿y por qué no en grandes empresas sobre bases de solidaridad y respeto a las comunidades?

Las tareas a desarrollar por los municipios son importantes para lograr este fin, hay que invertir en mercados y desarrollar espacios de negociación, incluso se deben determinar posibles consumos municipales sobre los productos de economía popular y solidaria, pero mucho más allá de esas inversiones el mayor aporte municipal está en la creación de leyes que respeten y defiendan al microemprendimiento y el fomento de procesos de capacitación técnica para el desarrollo de las mismas.

Si alguien trae pescado para que comamos, solo somos dependientes ¿no sería mejor si nos enseña a pescar y somos un poco más libres?

 

Ricardo Efraín Ortega Vargas

Consultor y facilitador Internacional con más de 15 años de experiencia, creador de la metodología ROV para la Formación de Equipos de alto Desempeño. Instructor permanente en charlas de Motivación, Desarrollo Organizacional y Cursos especializados en Talento Humano. Escritor de libros y artículos de Talento humano, ventas y motivación. Contactos a [email protected]

Sigue a Ricardo Efraín Ortega Vargas en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close