Diseño

Puro cuento y plagio

Esta historia de horror debería llevar por título:

“Está de moda hacer concursos para ahorrarse dinero del diseño del logo y justificarlo con que se quiere apoyar el talento de los jóvenes”

Pero es muy largo y feo, como el desenlace.

Todo comenzó cuando…

Claudia Sheinbaum, en septiembre, lanzó la convocatoria para el diseño de la nueva imagen institucional 2018-2020 de la Ciudad de México.

En ésta podían participar mexicanos con residencia en la CDMX. Sus requerimientos eran: enviar las propuestas gráficas (papelería, mobiliario urbano o digital) acompañadas de una cuartilla con la explicación y justificación de éstas.

Sí, nada tontos…

Una vez cerrada la convocatoria, los mejores 20 trabajos se difundieron en redes sociales, y el momento de los debates comenzó, toda la ‘población crítica’ se hizo presente preocupada por la imagen que los representaría institucionalmente durante este lapso. Todo tipo de comentarios aparecieron, a favor y en contra, algunos mostrando desagrado pidiendo “que ya le cambiaran al formato”, “que no todo es el Ángel de la Independencia, La Torre Latino”, etc.; y otros, mostrando apoyo por algunos de los logos finalistas.

¡Llegó el día!

Era 12 de noviembre, el gran día donde la jefa de Gobierno daría a conocer al ganador de la nueva imagen de la CDMX.

“El ganador es: Israel Hernández, egresado de la licenciatura en diseño y comunicación gráfica por el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Guadalajara”

–Anunció Claudia.

La gente comenzó a crear polémica, nuevamente, pero esta vez alegando que había plagio.

Sin demora, Israel justificó su inspiración:

Pero, aún así, hay dudas al respecto.

Y bueno, si les seguimos relatando “su versión”, sería un cuento de nunca acabar, así que nos pusimos curiosos y nos pusimos a investigar…

Y… ¡Oh no, qué vemos ahí, UN PLAGIO!

La gente habló. Y, con ello, se hizo viral el parecido que hay entre el logo ganador y el de una banda de metal progresivo de Monterrey llamada Neutral Fx.

Todos exigían que ‘se tomaran cartas en el asunto’ a lo que los chicos de la banda tuitearon:

Y Claudia respondió:

 

¡Para evitar controversias! (?).  ¡La controversia existió desde que se creó el “concurso”!

El parecido es evidente. Antes de haber seleccionado un ganador, el equipo de Sheinbaum debió investigar un poquito más.

Es increíble creer que, de 800 propuestas, ésta haya sido la mejor, y no es por menospreciar.

¿Acaso no aprendieron la lección con lo que le pasó a Claudia Rivera, presidenta electa del municipio de Puebla?

Tristemente, pareciera que la “razón” de este tipo de concursos (incentivar e impulsar la creatividad en los jóvenes) se ve nublada por un nicho de una generación: un conjunto de flojos, que prefiere copiar, sacar vectores de un banco de imágenes…

Y decimos nicho para no generalizar, porque sabemos que hay muchos creativos allá afuera buscando mostrar su arte e ideas innovadoras.

Y esto, dejando de lado que estos concursos ni siquiera deberían impulsarse por simple hecho de que denigran y menosprecian todo un proceso de un trabajo, de un arte, al mal pagarlo.

Moraleja:

¡Paremos de robar!

Y esto aplica bidireccionalmente tanto para un gobierno sin pagar lo justo al profesional que, con esfuerzo y creatividad, realiza un diseño de un logo. Imagen que, por el uso que se le dará en el gobierno, podemos decir que será explotada durante dos años en cientos de aplicaciones de toda la comunicación del gobierno, sin recibir la retribución adecuada por su utilidad.

Sin embargo, ¿qué podíamos esperar de un logo en un concurso fraudulento como éste?

Que esto no sea un reflejo de nuestra sociedad.

 

PD: “Esta imagen sólo engalanará la imagen Institucional del Gobierno de la Ciudad 2018-2024”, el logo CDMX se seguirá usando como imagen turística.

 

Roastbrief

Roastbrief es un medio dedicado a generar, distribuir y evaluar información referente al ámbito del marketing y de la publicidad. En este espacio, participan importantes publicistas y expertos en marketing de todo el mundo. Nuestro compromiso, es promover la cultura de los negocios. Somos pura proteína publicitaria.

Sigue a Roastbrief en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close