Cine

QUEENmanía, Bohemian Rhapsody y Freddie Mercury (segunda parte)

Para continuar con la fiebre de la QUEENmanía les comparto la segunda entrega que contiene la  Zona Spoiler, el legado de Queen y un pequeño homenaje a días de recordar el vigésimo séptimo aniversario luctuoso de Freddie Mercury.  Espero disfruten del artículo.

Zona SPOILER 

Empecemos con la actualización sobre lo recaudado por la película.
Presupuesto: $52.400.000
Taquilla: $387`000.000

Bohemian Rhapsody es una película elegante e inteligente, nos retrotrae a la magia de Queen. Es una puesta en escena fluida, sus dos horas y más nunca se hacen pesadas, en momentos logra erizarte la piel, la película tiene muchos momentos magistrales.

Dos de los miembros de la banda son los consultores creativos, lo que da un sentido honesto a la película, es una celebración a la música.

Es un acierto de la película tener como hilo conductor el concierto de Live Aid realizado el 13 de julio de 1985 en el Estadio Wembley de Londres con una audiencia de 72.000 personas y retransmisión en directo para 72 países del mundo, recordemos que la actuación de la banda, a través de votaciones, fue elegida como la mejor de la historia del rock and roll. 

La película no busca satisfacer a los críticos de cine y la respuesta de la audiencia ha sido muy positiva,  llegando al punto de decir que Malek sería un potencial nominado al Oscar e incluso lo da por ganador.

En la película Freddie no eclipsa a sus compañeros y se resaltan los logros del protagonista, menciona –sin profundizar– sus demonios personales, no habla de los momentos más oscuros de la vida de Mercury, lo vemos batallando con su propia aceptación personal respecto a su orientación sexual, se convierte en un símbolo de lucha contra del SIDA en vida. Freddie nunca quiso que su vida íntima fuese de dominio público o que se le conozca por sus excesos, así que, la película mantiene esa distancia.

Bohemian Rhapsody retrata la evolución de Freddie hasta convertirse en un mito, la leyenda que siempre quiso ser; se resalta la figura de Freddie como una  de las más enigmáticas, la inspiración que ha dejado en el público sigue vigente y continúa marcando generación tras generación.

Bohemian Rhapsody muestra una faceta de Freddie que era desconocida por muchos de sus fans, su amor desbordado por los gatos a tal punto de llegar a escribirle una canción a Delilah su favorita e incluso nombrarlos en su testamento.

El gusto de Freddie por los pianos y su capacidad como pianista queda bien reflejada a lo largo de la película, es verdad que tenía un piano en la cabecera de su cama y por eso aprendió a tocarlo al revés.

Marcas que toman notoriedad en la película

  • Durante la película podemos observar una serie de marcas que nos llenan de nostalgia, por ejemplo, los zapatos y chompas retro de Adidas.
  • Imposible no fijarse que, durante el concierto, había sobre el piano unos vasos de Pepsi, sin duda es una de las marcas más ganadoras, tanto así, que acaba de lanzar su edición especial de latas con la imagen que ha sido el soporte de comunicación de la película, se ve a Malek representando a Mercury.
  • Marcas como Vox y Fender tienen su espacio en la película porque si hay otros protagonistas, son los instrumentos musicales.
  • Biba los emblemáticos grandes almacenes de Kengsington High Street en Londres, fundados por la diseñadora Bárbara Hulanicki. Los diseños incluían vestidos sueltos y delicados, pantalones anchos, blusas de mangas acampanadas y chaquetas confeccionadas con tejidos de lujo.
  • Wrangler lanzó la colección inspirada en Bohemian Rhapsody.

Frases de la película

Estas son algunas de las frases que calan a lo largo de la película y con las que muchos nos identificamos.

“Somos cuatro inadaptados sin nada en común, que tocan para otros inadaptados, para los marginados al fondo del salón que saben que no pertenecen a ese lugar, pero nosotros les pertenecemos a ellos”


 
“Soy justo la persona que siempre debí ser, no me asusta nada”

“Yo decido quién soy, voy a hacer lo que estoy destinado a ser, un intérprete que le da a las personas lo que quieren”

“No tenemos nada que perder”

Principio Zoroástrico: “ Buenos pensamientos, buenas palabras, buenas acciones”

“No quiero que se sepa, no quiero hablar de ello, solo quiero ponerme a trabajar hasta que ya no pueda hacerlo más”

24 Diferencias entre la vida real y la película

  1. Freddie va a un concierto de Smile y conoce a los integrantes de la banda y a Mary. Vs. En la vida real Mercury conoció a Roger y Mary en un mercado de ropa de Kensington y a May se lo presentó Roger Taylor posteriormente.
  2. Mercury conoció a Tim Staffellen a principios de 1969. Vs. Cuando Staffellen renunció a la banda, Mercury estaba viviendo con May y Taylor.
  3. May y Mercury solían frecuentar la tienda de modas Biba para ver a las hermosas empleadas como Mary.  Vs. Fue May quien salió primero con Mary Austin, ella fue la chica que escogió porque era fabulosa, sin embargo, un día Freddie se le acercó y para preguntar acerca si iba en serio con Mary, o si él la podía invitarla, y así empezó su historia.
  4. En el film, Freddie vive con sus padres y hermana. Vs. En realidad vivía solo varios años atrás.
  5. En la película, Queen, toca la canción “Fat Bottomed Girls” en una gira por Estados Unidos antes de 1975. Vs. Esta canción fue escrita, grabada y publicada en 1978, es el primer sencillo, escrita por Brian May, lanzada junto con Bicycle Race.
  6. En la película se ve a Freddie transportado por la audiencia, sostenido por su espalda. Vs. La verdad es que, Freddie nunca se arrojó sobre la audiencia para ser transportado.
  7. En la película Paul Prenter llega a trabajar con Queen junto al representante John Reid en 1975. Vs. En realidad Prenter fue el asistente personal de Freddie hasta finales de 1985.
  8. Ray Foster interpretado por Mike Myers protagonista de cintas como The cat in the hat, la voz de Shrek, es el ejecutivo de la disquera EMI quien le dice a la banda que no lanzará Bohemian Rhapsody. Vs. Foster nunca existió en la vida real. El personaje vagamente basado en el director de EMI, Roy Featherstone, fue un gran fanático de la banda, sin embargo, creía que la canción era demasiado larga como para ser un sencillo.
  9. En una escena de 1977, Freddie y Mary ven por televisión una presentación de Queen de Río de Janeiro. Vs. La primera vez que Queen se presentó en Río de Janeiro fue en 1981, el audio es del festival Rock in Rio de 1985.
  10. En la escena de la fiesta en casa de Freddie, ocurrido en Londres 1980, suena la canción “Super Freak” de Rick James. Vs. Esta canción fue publicada en 1981.
  11. En la película Roger Taylor visita a Freddie en su casa y lo invita a comer y le pide que se quede pero argumenta que no puede porque debe ir con su familia. Vs. En la realidad Roger se convirtió en padre en 1980 y contrajo su primer matrimonio en 1988.
  12. Al concluir la fiesta Freddie conversa con Jim Hutton, quien es un camarero. Vs. En realidad Jim no era camarero sino peluquero en el Hotel Savoy, conoció a Freddie en el club gay Heaven, durante marzo de 1985, además este irlandés fue escritor, en sus últimos años escribió su historia junto a Freddie.
  13. En la película, la banda ensaya “We will rock you” en una escena de 1980 y Freddie aparece con su bigote y cabello corto. Vs. La canción fue publicada en el álbum News of the World de 1977, época en la que Freddie usaba el cabello largo.
  14. Cuando Freddie se aparta de la banda, dice no conocer la profesión de John Deacon. Vs. En realidad estudió electrónica, conocimientos que le permitieron crear el amplificador para guitarra eléctrica Deacy Amp en 1972, el cual ha sido utilizado por el guitarrista Brian May hasta la actualidad.
  15. Freddie revela a la banda que firmó un contrato para producir dos discos como solista. Vs. En realidad no hubo tal distanciamiento mientras Mercury grababa su debut como solista en 1985, Mr. Bad Guy a la par que Queen estrenó The Works en 1984, en aquella época se embarcaron a una gira de 48 shows, desde finales de 1984 a mediados de 1985.
  16. Cuando Mary visita a Freddie en Munich para pedirle que regrese con la banda, ella le revela que está embarazada. Vs. En realidad el primer hijo de Mary nació en 1990.
  17. Mary se marcha y Freddie despide a Paul Prenter en la película. Vs. En la vida real Freddie rompe relaciones meses después de Live Aid.
  18. Prenter revela la información privada de Freddie a la prensa mediante entrevistas en medios. Vs. Prenter vendió las historias a los tabloides británicos.
  19. Cuando Freddie se reconcilió con la banda, acuerdan que los créditos de todas las futuras canciones de la banda serían compartidos en partes iguales para todos. Vs. En realidad esta decisión se tomó en 1989 para los álbumes The Miracle 1989 e Innuendo 1991.
  20. Freddie se realiza exámenes médicos antes del concierto Live Aid. Vs. en realidad Freddie fue diagnosticado con la enfermedad en abril de 1987.
  21. Freddie recibe la noticia de su enfermedad directamente de los doctores en el hospital. Vs. La confirmación de la enfermedad la obtuvo Freddie cuando los doctores contactaron a Mary Austin para darle la urgente noticia, ya que Freddie evitó sus llamadas.
  22. Freddie revela su enfermedad a sus compañeros durante los ensayos para Live Aid. Vs. En realidad esto sucedió en el tiempo en que grababan su álbum Miracle en 1988.
  23. El día de Live Aid, Freddie llega a casa de Jim y lo invita a tomar té en casa de sus padres, antes de ir al concierto. Vs. En realidad para esa fecha ya eran pareja y vivían juntos en la mansión del cantante.
  1. En la película la banda llega al Estadio de Wembley para su presentación de 25 minutos, llevaban muchos años sin tocar. Vs. En la vida real su último show juntos de su gira promocional The Works había sido 8 semanas antes de Live Aid.

Anécdotas del rodaje

  • El logo de 20th Century Fox va acompañado de su clásica fanfarria de Fox pero en esta ocasión cuenta con la guitarra eléctrica de Brian May y la batería de Roger Taylor, un sutil cambio que nos hace pensar que cuidaron hasta el más mínimo detalle en su producción.
  • Malek usó una prótesis dental y optó por mantenérsela puesta durante la mayor parte del rodaje.
  • Lo primero que se filmó de la película es el concierto Live Aid.
  • Rami Malek dijo que uno de los momentos más emocionantes del rodaje fue la visita de la familia de Freddie Mercury, resaltó el momento del encuentro con la hermana quien, al verlo con el maquillaje y la ropa, se rió y luego se emocionó.
  • May y Taylor aprobaron a Malek porque sienten que estaba completamente dedicado al proyecto, y afirman que se metió en la piel de Freddie y les pareció genial.
  • Malek dijo en alguna entrevista: “Cuando eres capaz de abrir tus ojos y ver a una persona diferente mirándote, es un momento muy positivo.”
  • Rami Malek trabajó con una experta en gestualidad y movimiento para aprender a imitar a Freddie. Se trata de la entrenadora  Polly Bennett que fue la misma que preparó a Eddie Redmayne para hacer de Stephen Hawking en “La teoría del todo” y que ganó el Oscar por ese papel.
  • Uno de los retos de la película fue recrear el estadio de Wembley donde se celebró el Live Aid. Escogieron el aeródromo de Bovingdon en Hertfordshire cuya pista de aterrizaje es lo suficientemente lisa como para permitir una gran construcción.  Para reproducirlo con la máxima fidelidad posible se inspiraron en fotografías y documentales de la época. Levantaron una plataforma elevada de casi cinco metros y medio, para igualar la altura del escenario de Wembley y edificaron una carpa encima del backstage para hacer frente al posible mal tiempo.

  • Malek dijo que nunca tuvo tantas pruebas de vestuario, Mercury fue único, la ostentación hecha hombre, la verdadera definición de la palabra extravagancia. Dijo además que no era por tirarse flores pero que le quedaban muy bien y que se divirtió mucho con las prendas.
  • El equipo de vestuario dijo que lo más curioso no es la recreación de los trajes de acontecimientos públicos y muy conocidos, sino conocer la estética de las partes no documentadas de la banda. Leyeron mucho sobre esto y buscaron por Internet. Para las recreaciones averiguaron quiénes habían confeccionado los trajes originales y los buscaron.

  • Brian May y Roger Taylor fueron muy amables al invitar al equipo a ver sus prendas de la época, lo cual  resultó de tremenda utilidad.

De hecho, la generosidad de Brian May llegó al punto de prestar algunas de sus piezas de ropa, entre ellas un albornoz que vestía en sus giras y que lleva su nombre en la espalda, un albornoz rojo y varias chaquetas, incluyendo una de terciopelo con un collar reluciente que luce en varias fotos de la época.

  • Para los conciertos en directo diseñaron dos monos de lycra, el de rombos en blanco y negro de inspiración circense y el de color plata con lentejuelas, además de un increíble traje blanco de manga ancha que lleva en el concierto de Budokan, dicen que es una adaptación de un vestido de novia de la diseñadora del que se enamoró Mercury cuando visitó su taller.

  • Uno de los trajes más atrevidos de Freedie, la capa roja y la corona, que lleva en la fiesta en Garden Lodge, fue posible gracias a las dos personas que lo confeccionaron en su momento.

  • Rami Malek dijo que Julian Day (diseñador) es un talento enorme. “He visto muchas de sus películas y sabía que estaba en buenas manos. Empleamos unas cincuenta horas en pruebas de vestuario, y para mí fueron ensayos.  Y muy divertidos.  Dediqué esas horas a ver cómo moverme en tacones, como en plataformas de diez centímetros, o en pantalones de raso ceñidos o  un mono de licra.  Junto con el maquillaje y la peluquería, el vestuario aumenta tu confianza y te ayuda a consolidar a tu personaje.”

  • Al igual que Freddie, tanto Brian May como Roger Taylor, tenían sus estilos de vestir distintivos. En el caso del armario de Brian May, Day optó por una paleta casi monocromática, vistiendo a Gwilym Lee en negros y blancos, mientras que Ben Hardy en el papel de Roger Taylor es más colorido y de chalecos.  El vestuario de John Deacon es una amalgama de los tres, pero con un giro británico.
  • Dice Gwilym Lee, “el vestuario fue una de las partes más divertidas de la película. Tuve la gran suerte de poder llevar ropa de Brian May de la época. Se trata de un contacto directo con la leyenda a la que interpretas.  Fue un gran honor.”

  • Dijo May: “Mary tenía mucho estilo para vestir y la pusieron al frente de la tienda para representar el look Biba, nuestra idea ha sido esa, recrear esa estética Biba que se queda con ella durante toda la película”.
  • A Malek le hicieron 15 chalecos para las escenas y él señaló unos pocos días antes  del rodaje, que el cuello del chaleco era menos pronunciado que el que llevó Freddie. Hicieron nuevamente los 15 chalecos aportando más autenticidad al vestuario. Reprodujeron el dibujo que lleva John Deacon en su camiseta  para que quedara perfecto. Consiguieron los Wranglers de Freddie de EEUU y pidieron a Adidas que reprodujera sus zapatos.
  • Graham King se quedó impresionado por el vestuario. “Julian Day lo ha bordado”, dice el productor.  “Su reputación le precede y ha trabajado con mucha pasión.  Tenía la sensibilidad idónea para vestir esta película y conocía de la época.”

  • La diseñadora de peluquería y maquillaje, Jan Sewell, trabajó estrechamente con Day. Estaba entusiasmada de poder contar la historia de Freddie Mercury desde un ángulo visual, comenzando en 1970 y culminando en Live Aid.

  • Sewell usó dos prótesis en Malek para alcanzar los rasgos más característicos de Freddie:  Los dientes  y su nariz anguileña. Sewell hizo varias pruebas con distintas dentaduras para asegurarse de que quedara perfecto en cámara.  Sewel dijo:  “Lo fascinante de Rami es que ha incorporado los gestos de Freddie”.
  • En el caso de la nariz, Sewell confeccionó una nariz de gelatina que ponían a diario a Rami. “El efecto de la prótesis es que hace más ancha la parte superior de la nariz, lo que acorta la distancia entre los ojos.  Los ojos de Rami son mucho más grandes y gracias al maquillaje, menos prominentes”, explica.
  • Sewell documentó hasta el último detalle para que todo fuera perfecto, entrevistando no solo a Brian May y Roger Taylor sino también a muchas personas que se fueron de gira con la banda. Recuerda, “En los años 70 Freddie llevaba laca de uñas negra en su mano izquierda.  Pregunté por qué no se pintaba la derecha.  Y era porque simplemente no podía pintarse las uñas con la izquierda. Y con Brian pasa lo mismo, pero en blanco”.

  • Para el Live Aid los extras hombres en su mayoría, llevaban pelucas, por lo que tras un par de semanas de pruebas y en torno a 7.000 pelucas, lo consiguieron. Como los extras son fans de la banda, les pidieron a los hombres que se dejaran bigote y todos aceptaron encantados.
  • Malek dijo siempre supe que nunca sería Freddie Mercury pero el pelo y el maquillaje me ayudaron a evocar su esencia.

  • Una de las funciones principales en la película fue la supervisión musical. Becky Bentham fue la encargada de la abrumadora tarea de crear la banda sonora de la película, usando la voz real de Freddie Mercury, a un imitador y a Rami Malek.
  • Para todas las escenas cantadas, Bentham exigió a los actores que cantaran junto a las pistas pregrabadas. “Es vital para conseguir el movimiento de la garganta y los músculos faciales”, explica.
  • Aunque pareció ser la tarea más exigente, las escenas del Live Aid fueron las más sencillas, dicen Bentham, “porque las pistas estaban pregrabadas, así que sólo era cuestión de reproducirlas con el volumen a tope para poner a la banda en el estado de ánimo adecuado”.

Datos curiosos

Mercury nunca quiso operarse su dentición supernumeraria causada por sus cuatro dientes extras porque no quería modificar su registro vocal

Freddie fue el padrino del hijo de Mary

Mercury iba a visitar a su madre todos los jueves por la tarde para tomar el té

El libro “The power of positive drinking” lanzado en 2013, señala que el líder de Queen y la Princesa Diana tuvieron una noche intensa en 1988. Dice que Mercury, el comediante Kenny Everett y la actriz Cleo Rocos, vistieron como hombre a Diana para que pasara desapercibida, luego de que la princesa insistiera en salir a la vida nocturna, los cuatro fueron al club Royal Vauxhall Tavern en el sur de Londres, un club gay.  Diana les había comentado que pasaba por una crisis en su matrimonio

El casting de Malek fue con Brian May y Roger Taylor, dijo que se veían muy serios, cuando al final de su actuación May le sonrió supo que se había ganado el papel

Después de ver el film el guitarrista Brian May aseguró que de estar vivo Freddie hubiese aprobado la película

Rami Malek reveló que May le escribió un mail para hacerle saber que la película le había hecho llorar y que Mercury estaría orgulloso del proyecto

Mercury toca el mismo piano que Paul McCartney usó para Hey Jude

Freddie mantuvo relaciones con otras mujeres además de Mary, como la actriz alemana Barbara Valentin, y que jamás reveló su orientación sexual a sus padres, a quienes presentó a Jim Hutton como su jardinero

La foto de la portada del disco en donde aparecen los 4 integrantes en fondo negro fue tomada 18 meses antes por el fotógrafo Mick Rock, quien se inspiró en la fotografía de la actriz Marlen Diectrich

Mike Myers estuvo en la película “Wayne’s World “cuando cantan Bohemian Rhapsody dentro del auto, ahora vuelve a ser parte de Queen con otro personaje

Malek dijo “Queen fue un grupo de inadaptados en un mundo de marginados. Es algo con lo que me identificaba con Elliot en Mr. Robot y ahora con Freddie, me he sentido así, he lidiado con problemas de identidad. Sé que nuestros hogares fueron diferentes, pero como hijo de familia de inmigrantes puedo entender a un joven nacido en Zanzíbar (Mercury), criado desde los dos años en internados en Bombay y forzado a emigrar a Londres.  Sé lo que es hablar un idioma distinto y comer otra comida  puertas adentro. Sé lo que es ser diferente

No creo que exista un ser humano capaz de escuchar Bohemian  Rhapsody sin que le llegue.  Fue la canción que escuché una y otra vez en mi juventud sin saber por qué.  Creo que temas como We will rock you o We are de the champions te conectan, no importa la raza, el sexo, tus creencias, te unen en una voz pero Freddie me ha enseñado más.  Con él, o por él he conocido a Hendrix, a Bowie, el Cabaret de Liza Minelli o a Aretha Franklin.  Era un gran fan y  me ha formado musicalmente.  Yo tenía un gusto muy ecléctico, tirando a tristón y ahora soy un enamorado de Bowie”

Malek creyó que su actuación en “The Pacific” fue el peor trabajo de su vida, dijo que las condiciones del rodaje fueron muy duras y se sintió bajo la lupa de Tom Hanks y Steven Spielberg, algo que le provocó mucho estrés, por lo que se alejó de la interpretación por largo tiempo

En algún momento Malek dijo ya basta y decidió mudarse a Argentina a pensar en su futuro. Fue en 2010 tras el rodaje de The Pacific, la miniserie de HBO.  Cuando regresó, encontró a Mr. Robot, la serie con la que consiguió el Emmy a mejor actor en una serie dramática en 2016

En la serie Mr Robot a Malek le iban a asignar a su personaje un gato pero no lo hicieron porque es alérgico, así que los productores le asignaron un pez, como Mercury también tuvo que  interactuar con gatos pero nunca fue un contacto directo

Cuando le asignaron el personaje de Mercury, Malek dijo: “Dios mío, esto podría ser un rol que defina mi carrera, pero también pienso podría ser algo que la mate y no estoy bromeando”

Malek apoya a diferentes organizaciones en Egipto ayudando a los refugiados sirios. Le preocupa el acceso al agua potable en el mundo.  Y la necesidad de alimentar a la infancia. Quiere ser como Mercury, ayudar al cambio y su voz, su presencia, es lo más poderoso que puede ofrecer, afirma

Malek tiene un hermano gemelo Sami con el que tiene 4 minutos de diferencia

A Rami Malek siempre lo confunden con Bruno Mars y en alguna ocasión una niña le pidió un autógrafo, él le trato de explicar a la niña que no era Bruno Mars y se fue, sin embargo, la niña rompió en llanto, por lo que él regresó por la niña y le firmó un autógrafo con el nombre de Bruno Mars

Durante el rodaje entabló una gran amistad con la actriz Lucy Boynton que interpreta a una de las musas de Mercury, Mary; algunos medios afirman que desde el rodaje, Malek y Boynton se hicieron novios

Malek al igual que otros actores, pensó en quedarse con algo de recuerdo de la película, se quedó con la dentadura postiza, la hizo chapar en oro, dice que en un futuro piensa donarla para alguna organización benéfica para recaudar fondos, por lo que espera que le vaya bien a la película

El mensaje de la película

Graham King tiene grandes expectativas para la película y su mensaje para las generaciones más jóvenes. “Esta es una película muy inspiradora”, dice el productor.  “Espero que, si hay alguien en el público que está confundido, o siendo acosado o sintiéndose marginado, reciban en su corazón lo que dice Mary a Freddie en la película:  ¿Acaso no ves lo que puedes ser?  Puedes ser lo que tú quieras”.  Es un mensaje muy importante en el mundo de hoy.

El legado de Freddie Mercury y Queen inspira a la generación más  joven sobre quién fue Mercury,  cómo la banda sobrevivió a los tiempos difíciles, cómo ha cambiado el negocio de la música, cómo era grabar un disco en aquellos días, cómo era para cuatro chicos reunirse y crear ese sonido especial.  Freddie siempre consideró a la banda su familia.  Y creo que no hay mejor momento que ahora para transmitir la idea de que todos somos parte de una gran familia, sin importar quiénes somos o de dónde venimos.”

Rami Malek concuerda, “espero que todos salgan del cine tan inspirados por la historia de Freddie como yo, sintiéndose seguros, sintiéndose inspirados. Que sepan que está bien ser quién eres.  Espero que puedan cantar tan alto como él y adueñarse de sus propias verdades, sin sentir que tienen que esconder algo sino simplemente ser y disfrutar siendo quienes están destinados a ser.”

Los últimos días de Freddie Mercury

5 de septiembre de 1946 – 24 de noviembre de 1991

Nació  “Farroukh Bulsara” en Zanzíbar
Murió “Freddie Mercury” en Londres 

En abril de 1987, Freddie descubrió que tenía sida y solo confió la desagradable noticia a tres personas:  Su pareja Jim Hutton, su exnovia de juventud y amiga de toda la vida Mary Austin y al manager de Queen,  Jim Beach.

A sus compañeros de la banda les dio la noticia después de algún tiempo. Jim Hutton dijo que “durante una cena  alguien en la mesa tenía un resfriado y la conversación fue sobre las enfermedades, en aquel momento Freddie tenía muy buen aspecto, de repente se remangó la basta del pantalón y  subió la pierna encima de la silla. Todos pudieron ver una herida abierta y supurante que tenía en la pantorrilla. Fue una conmoción. —¡Y ustedes creen que tienen problemas!”, contestó Freddie en su típico tono displicente, todos estaban traumatizados. Freddie restó importancia al asunto y nos pusimos a hablar de otra cosa”. Mercury pidió a sus colegas que mantuvieran la enfermedad en secreto, pero hechos como que al álbum “The miracle”  1989  no le siguiera una gira de promoción o su aspecto físico desmejorado servían para alimentar las suspicacias de los medios de comunicación.

Freddie dijo:  “No quiero que se sepa, no quiero hablar de ello, solo quiero ponerme a trabajar hasta que ya no pueda hacerlo más”, lo último que quería Freddie era llamar la atención sobre cualquier tipo de fragilidad o pérdida de fuerzas.  Le dijo a May  “No quiero que la gente compre nuestros discos por lástima”.

Así Queen se embarcó en el que sería el último disco grabado con Freddie Mercury, “Innuendo” en 1991. Taylor no pudo describir mejor cómo fue la creación del álbum al considerar que  “Innuendo se grabó arañando tiempo a la muerte”, además era una declaración de intenciones del carácter luchador de Mercury: “El espectáculo debe continuar.  Por dentro, mi corazón se está rompiendo pero mi sonrisa permanece ahí. Todo lo que ocurre lo dejo en manos del azar. Otro dolor en mi corazón, otro romance fallido. Una y otra vez, ¿alguien sabe para qué estamos viviendo?”.

El 30 de mayo de 1991, Freddie grabó su último vídeo “These are the days of our lives” del disco Innuendo en el que sus letras hablaban de la inminente desaparición de la banda, el vídeo se filmó en blanco y negro para que no se viera el deterioro de Freddie por la enfermedad.

Tras su muerte, comenzó a especularse sobre el contenido de su testamento: Los principales beneficiarios fueron sus compañeros más fieles e incondicionales: sus gatos. A varios de ellos, Tom, Jerry, Oscar y Tiffany, les dedicó su primer álbum en solitario “Mr. Bad Guy” 1985  y también lo dedicó “A todos los amantes de los gatos del universo”. Su gata preferida, que siempre estuvo con él en su cama hasta el final, tuvo su propio homenaje en la canción homónima, “Delilah”, incluida en “Innuendo”.

Incluso en el último vídeo que grabó, “These are the days of our lives”, donde se le podía ver físicamente deteriorado, apareció ataviado con un peculiar chaleco con estampado de felinos. El cariño que Freddie sentía por sus mascotas era tal que, cada vez que viajaba como consecuencia de las giras, les llamaba por teléfono para hablarles; por ello no resultaba descabellado que una de las excentricidades del artista fuera dejar sus pertenencias a sus mininos, de quienes dijo: “Nadie más sacará un solo penique, excepto mis gatos Oscar y Tiffany. Aparte de ellos, no voy a regalar ninguna de mis cosas cuando esté muerto. Voy a acapararlo todo. Quiero que me entierren con todas mis cosas. Y aquel que quiera algo, puede venir conmigo. ¡Habrá muchísimo espacio!”

En su testamento, Mercury repartía parte de su  riqueza para sus padres y su hermana, Kashmira. Las tres personas que lo acompañaron en sus últimos días, su pareja, Jim Hutton, su cocinero Joe Fanelli, y su asistente Peter Freestone, recibieron una cantidad de quinientas mil libras cada uno. Como ya había comentado Freddie con anterioridad, la mayor beneficiaria fue Mary Austin, que recibió la mitad de la fortuna, valorada en ocho millones seiscientas mil libras, los derechos de autor de sus canciones y su mansión llamada Garden Lodge, situada en Kensington.  Mary Austin no solo fue una exnovia dentro de la vida del vocalista, también ejerció el papel de esposa, hermana y madre. Sólo ella sabe dónde se esparcieron las cenizas del líder de Queen.

Ninguno de sus amantes varones pudo competir con Austin y es que Freddie Mercury, a pesar de ser uno de los íconos homosexuales del siglo XX, siempre consideró que el amor de su vida fue una mujer.

Sus últimas tres semanas pasaba en su casa con un bata, bajaba a tomar té, luego regresaba a la cama en donde se quedaba el resto del día, sus únicas actividades eran dormir y ver televisión.

En los últimos diez días de vida de Freddie, la prensa instaló un campamento en las afueras de su casa Garden Lodge.

El 23 de noviembre de 1991, el vocalista de Queen anunció al mundo que tenía SIDA, Roxy Meade la publicista de la banda lo confirmó y leyó las palabras de Freddie:

“Como consecuencia de las grande conjeturas aparecidas en la prensa en las dos últimas semanas, es mi deseo confirmar que me he hecho las pruebas de VIH y tengo sida. Creo que ha sido conveniente el mantener esta información en secreto para proteger la intimidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado el momento de que mis amigos y mis fans de todo el mundo sepan la verdad y espero que todos se unan con mis doctores y aquellos que luchan contra esta terrible enfermedad. Mi intimidad siempre ha sido algo especial para mí y soy conocido por las pocas entrevistas que concedo. Por favor, comprendan que esta pauta continuará”.

Mercury dijo a Hutton:  “Pronto todo el mundo lo sabrá”, suspiró y tuvo una mirada triste.

En la madrugada Freddie pidió algo de fruta a Hutton, le llevó pedazos de mango y algo de jugo para su deshidratación. Pasadas las 3am Freddie se despertó y se señalaba su boca, Hutton no entendió lo que le decía, media hora después llegó Joe y extrajo de su boca un trozo de mango que se había alojado en la parte posterior de su garganta; tomó algo de jugo y volvió a dormir.

Freddie despertó a las 6am, después de unos minutos tuvo una convulsión, llamaron al Dr. Atkinson le inyectó morfina, a pesar de que Freddie era alérgico pero en ese momento ya no importaba, el médico dijo que esperaba que viviera hasta el jueves. Por la mañana lo visitaron sus amigos Elton Jhon y Dave Clark pero ya estaba inconsciente.  El médico se quedó con Mercury y Hutton  hasta  las 6:30pm.

No habían pasado ni 24 horas de haber dado la noticia.

Jim Hutton comentó sobre los últimos minutos junto a Freddie y dijo:

“Al morir su rostro tomó una imagen de éxtasis, volvió a ser como había sido antes. Miró fijamente y totalmente en paz. Verlo así me hizo feliz en mi tristeza. Sentí una abrumadora sensación de alivio, sabía que ya no le dolía.”

Una bronconeumonía complicada por el sida fue la causa oficial de la muerte, la enfermedad lo venció y el espectáculo no pudo continuar.

Freddie murió en plena madurez artística y su fama se convirtió, sin pretenderlo, en el símbolo de las personas portadoras de sida en la década de los 90.

Mary Austin fue quien actuó de enfermera en sus últimos días, le encargó la tarea de esparcir sus cenizas con la condición de no revelar nunca dónde lo había hecho, aún guarda el secreto.

El mundo estaba en shock, Freddie mantuvo su enfermedad de manera muy reservada, sólo aquellos más cercanos a él habían sido conscientes de lo cerca que estaba del final.

Sus fans de todo el mundo enviaron flores y  tarjetas,  muchos incluso viajaron a Londres para estar en casa de Freddie. Un servicio de cremación se realizó tres días después de su muerte, con familiares y amigos cercanos. El servicio se llevó a cabo en la fe zoroástrica que los padres de Freddie siguieron. Una sola rosa roja descansaba sobre el ataúd, que fue conducido al crematorio en un viejo Rolls Royce con flores en el techo.  Posteriormente todas las flores que llegaron de todo el mundo para su funeral fueron distribuidas a hospitales y hospicios.

La parte posterior de su casa se convirtió en un santuario para Freddie.

Han pasado  27 años desde la muerte del extravagante líder y voz principal de Queen y su música perdura.  Freddie redefinió y transcendió los estereotipos, de la misma forma que lo hizo en la música, nunca se podrá  etiquetar o encasillar a la banda dentro de cualquier género tradicional. Quizá sea ésta la razón por la cual el grupo hasta hoy es un fenómeno tan intergeneracional, multicultural y global.

Mercury fue uno de los showman más queridos del mundo, nos dejó el legado de una banda que siempre se pareció más a una familia y que continúa inspirando a, propios y extraños, soñadores y amantes de la música hasta nuestros días.

En el mundo nadie podrá emular su personalidad arrolladora, carismática, un artista completo, un líder que impregnó a sus compañeros de banda con objetivos claros, alguna vez les dijo:

“Pensé que seríamos grandes y lo fuimos”

Cumplió  su objetivo de convertirse en el intérprete que da a las personas lo que quieren. Freddie Mercury partió de este mundo y nació la leyenda y se cumplió otro de sus sueños

“No seré una estrella de rock, seré una leyenda”

Quizás  por eso no temía a la muerte y dijo:  “No me importa morir mañana.  He vivido, en toda la extensión de la palabra”.

Este es un homenaje póstumo al recordar su vigésimo séptimo aniversario luctuoso y no me queda más que decir que “Dios salve a la Reina!

Zoraya Mejía Jácome

Mercadóloga y publicista, enfocada en consultoría en digital, inteligencia de negocios, emprendimiento e innovación. Si te interesan estos temas y deseas compartir buenas prácticas puedes buscarme en Paper Li como Pensamiento Disruptivo y en Twitter @ZorayaMejia

Sigue a Zoraya Mejía Jácome en:
Etiquetas

Artículos relacionados

Close
Close