Televisión

Mis favoritas en 2018

A lo largo de 2018 disfruté de muchas series y me decepcioné con muchas otras, otro grupo pasó sin pena ni gloria en mi pantalla. Esta es la mínima lista de aquellas series que me atraparon y me gustaron, las que vienen a mi mente sin esfuerzo y que recomiendo ver si acaso no las has visto.

El año inició con el final de Bron/Broen, la cuarta temporada de la extraordinaria serie sueco-danesa nos llevó de manera congruente al cierre de la historia de Saga Noren, la agente policial incapaz de actuar de otra manera que no sea la que indica la ley, para ella no existe el desacatar la ley de la manera mínima y mucho menos la interpretación de la misma. Pero esa rectitud se manifiesta en todos los sectores de su vida privada también, lo que la margina en sus relaciones con los demás seres humanos y en especial en su vida romántica. Con el tiempo la producción la emparejó con el compañero perfecto: Henrik. El detective abrumado por la perdida de sus seres queridos y a los que ve como fantasmas que lo acompañan día a día obligándolo a vivir en un círculo vicioso de dependencia.  La solución final de los personajes y el último caso en el que la sueca se ve involucrada no deja de ser menos extraño y perverso que en las temporadas pasadas y el final deja ver una leve esperanza en la vida de Saga y en la de Henrik para cerrar una de las excelentes series de la década.

Imposters, la serie canadienses acerca de los estafadores estafados, que con su segunda cerró una serie breve, pero de gran humor negro, estupendamente escrita, con los giros de tuerca necesarios para mantener al espectador interesado en la trama. Personajes atractivos que nos ayudan a justificar lo injustificable. La serie es un buen ejemplo de que muchas veces de lo bueno poco. Una verdadera rara avis en la producción de series de prime time de Norte América, en Imposters no hay buenos al contrario todos los personajes carecen de un código de ética y el único objetivo que tienen no es justo, ni reparador de un daño, si no un negocio o una simple y llana venganza; la estafa como una forma de vida. Los escritores se han alejado de los juicios morales para sólo llevar a la pantalla una comedia negra, llena de un humor gratificante con un casting extraordinario de jóvenes actores como Inbar Lavi, Marianne Rendón, Rob Heaps y viejos talentos como Uma Thurman que en sus breves apariciones matiza con brillos geniales la serie.

Heimebane la extraordinaria serie noruega acerca de la hipotética llegada de una entrenadora a la segunda división del futbol masculino noruego y de los esfuerzos de Helena Mikkelsen para romper el techo de cristal en una actividad que se percibe como totalmente masculina y llevar a su equipo a la primera división. Más allá de tratarse del deporte más popular en el mundo y a su vez uno de los más machistas, dónde en muchas naciones poco a poco se reconoce el esfuerzo y la actividad femenina, lo interesante de Heimebane es que el planteamiento no busca dividir por género como se acostumbra la gran mayoría de las veces cuando se habla de equidad, lo importante para los productores y guionistas de Heimebane es establecer la idea de que sin importar el género, lo que importa es lo brillante de un ser humano, sus habilidades y conocimientos que los hacen sobresalir y ser apto para llevar a cabo un trabajo mejor que cualquiera otro. Heimebane es sin duda una serie que pone claro el tema de que las victorias se ganan en la lucha diaria y no en el abuso de exigir por ser diferente o minoría, y por supuesto que no es fácil y existen todo tipo de prejuicios mentales, culturales con los cuales es necesario acabar a fuerza de aceptar que la equidad es eso y no una reacción radical en sentido contrario como lo plantea el hembrismo que hoy quiere en boca de muchas feministas tomar el lugar del machismo.

Las Crónicas de Arcadia: Trollhunters, la serie animada de Guillermo del Toro para Netflix que llegó al final en su primera línea narrativa acerca de la interacción del mundo subterráneo de los Trolls y los humanos. La arbitraria designación del joven Jim Lake como defensor del mundo de los Trolls y su iniciación en esta difícil, a veces pareciera imposible, designación como guardián de los trolls y por extensión de su mundo también. Acompañado de sus dos inseparables amigos Clara Nuñez y Toby Domzalski así como su mentor, el Troll Blinky. Una serie nada autocomplaciente y llena de aventuras y congruencia con su línea argumental es una muestra una vez más de la imaginación y calidad de los argumentos narrativos del Del Toro sin duda el mejor cineasta mexicano, el más versátil y más creativo.

The Terror, la miniserie basada en una novela que hace de una histórica y trágica expedición al Polo Norte en busca de utópico “Paso del Norte”. Una historia con cierta ficción, que se basa en datos que existen sobre dos barcos “El Erebus” y “El Terror” que se quedaron atrapados por el hielo por más de dos años en 1845, lo que llevó a la tripulación de ambos buques a abandonarlos y cometer actos de canibalismo. Estelarizada por Jared Harris en el papel del Capitán Francis Crozier. Esta serie inteligente, dura habla de la condición humana en condiciones extremas y las vilezas a las que se puede llegar y de las cuales la menos aberrante es el canibalismo. Todo en el marco del indómito Ártico, sus temperaturas extremas y el añadido de la cultura Inuit sus tradiciones y mitos de seres que habitan en las desoladas e interminables capas de hielo del norte del planeta. The Terror es sin duda una serie de mucha actuación, de acción, pero ante todo un estudio del alma de humana.

Channel Zero: Butcher’s Block. En su tercera entrega la serie basada en famosas creepy pastas, los creadores de Channel Zero eligieron una verdadera historia creepy de un lugar imaginario que es real, canibalismo y demencia digna de las dos anteriores entregas de la serie, algo que desafortunadamente no sucedió con la cuarta historia de la serie que se estrenó en octubre pasado. Butcher’s Block cuenta la historia de dos hermanas Zoe y Alice que llegan a vivir a un pueblo huyendo del pasado de una madre enferma mental, pero el pueblo resulta más aterrador y desconcertante de lo que jamás imaginaron y que es visitado por la familia fundadora del pueblo; Una familia de carniceros, muertos caníbales, entre las muchas imágenes siniestras de la serie están los niños calvos y con mamelucos que representan a los bebes niños muertos de la familia y que acompañan a los otros miembros en su paseo por esta tierra.

Hay otras series como Waco que resulta interesante por su manejo de una historia de todos conocida y la manipulación que se pretende hacer de la misma, pero la narrativa y las actuaciones hacen olvidar el discurso de conspiración que tiene la serie en lugar de enfocarse a un asunto relacionado con la manipulación religiosa y los fanáticos que llegados a un punto límite en sus vidas están dispuestos a creer en cualquier cosa y en cualquier persona y que vale la pena verse.

2018 fue la antesala de espera para que 2019 nos lleve al final de dos grandes series Game of Thrones y Mr. Robot pero, así como en las salas de espera se encuentran a veces buenas lecturas, el año nos trajo buenas series.

Armando Enríquez Vázquez

Productor de televisión, escritor desde hace más de veinticinco años, columnista en diferentes publicaciones virtuales e impresas. Oriundo y transeúnte de una de las ciudades más pobladas del mundo de la que estoy orgulloso. Mis encuentros y desencuentros con la publicidad se han hecho muchas veces desde el terreno del receptor del mensaje y no del emisor. Me ocupan entre otras cosas el futuro de los medios, el abuso de la palabra creatividad y el desarrollo de contenidos atractivos en diferentes medios.
Sígueme en twitter: @cernicalo

Sigue a Armando Enríquez Vázquez en:

Artículos relacionados

Close
Close