Mercadotecnia

De la fiebre de la IA a la realidad de su adopción en el sector retail: Capgemini

El estudio global de Capgemini encuentra que la mayoría de los retailers centran sus esfuerzos de AI en ventas y marketing, cuando existe una oportunidad importante para desencadenar casos de uso de AI en toda la cadena de valor.

Un estudio del Instituto de Investigación Capgemini ha disipado parte del misterio sobre el valor de Inteligencia Artificial (AI) para los negocios de retail y reveló un camino hacia nuevas oportunidades de crecimiento tangibles. Capgemini calcula una oportunidad de más de $ 300 mil millones para aquellas empresas de retail que pueden escalar y ampliar el alcance de sus implementaciones existentes. Sin embargo, no es sencillo – el informe también encontró que solo el 1% de los casos de uso por parte de los retailers han alcanzado este nivel de implementación en la actualidad.

El estudio, “Las superestrellas minoristas: cómo desarrollar la inteligencia artificial en todas las funciones ofrece una oportunidad de miles de millones de dólares”, analizó a 400 minoristas globales que están implementando casos de uso de IA en diferentes etapas de madurez, un grupo que representa el 23% del mercado minorista global. El estudio incluyó además un análisis de los datos públicos de los 250 minoristas más grandes del mundo, por ingresos.

Al comparar estos datos con los equivalentes de 2017, fue posible comprobar qué tan lejos ha llegado la IA en términos de rendimientos concretos, sino también cuánto valor puede ofrecer si los retailers comienzan a priorizar implementaciones menos complejas y diversifican su enfoque.

Los principales puntos del informe incluyen:

  • Más de un cuarto (28%) de los retailers están implementando IA: la investigación encuentra un aumento significativo de los despliegues de IA con respecto a 2017 (17%) y un aumento de siete veces con respecto a 2016 (4%).
  • La IA alimenta la creación de empleos, pérdidas insignificantes hasta el momento: el 71% de los retailers dicen que la IA está creando empleos, con más de dos tercios (68%) de los puestos de trabajo en un nivel superior (coordinador o superior). Mientras tanto, el 75% declaró que la IA hasta ahora no ha reemplazado ningún trabajo en su organización. Quienes dijeron que los empleos se han recortado son el 25% o menos.
  • Impacto de IA: menores quejas de los clientes, mayores ventas: los retailers ahora están muy alineados con el impacto que probablemente tendrá la IA en las relaciones con los clientes y las ventas: aunque las expectativas han disminuido a partir de 2017, sin embargo, el informe encuentra que el 98% de los encuestados que usan IA en las funciones de atención al cliente esperan que la cantidad de quejas de los clientes se reduzca hasta en un 15%, mientras que el 99% espera que la IA incremente las ventas hasta en un 15%. Esto marca un cambio significativo con respecto a 2017, donde los encuestados dieron expectativas ampliamente contrastadas de cero, a más del 15%, contestando: “no lo sé”. En ambos casos comerciales, ningún encuestado informó que no podían cuantificar el beneficio de IA.

Para calcular las oportunidades claras para el crecimiento futuro, tales como, los beneficios esperados y la factibilidad de la implementación, el Instituto de Investigación Capgemini analizó 43 casos donde se utiliza la IA, encontrando que:

Los ahorros futuros de miles de millones de dólares están actualmente disponibles para solo una minoría de empresas de retail: según el informe, los retailers pueden ahorrar hasta $300 mil millones en el futuro al escalar las implementaciones de IA en toda la cadena de valor. Sin embargo, al revisar todas las implementaciones de IA activas, solo el 1% demostró estar trabajando en una implementación a gran escala o en sitios múltiples.

Falta de enfoque en implementaciones simples, centradas en el cliente:

Esta falta de escalabilidad es probablemente causada por los retailers que se enfocan en proyectos más complejos y de mayor rendimiento. Los retailers que implementan IA tienen 8 veces más probabilidades de estar trabajando en proyectos de alta complejidad que los proyectos de “ganancia rápida” que son más fáciles de escalar. Los despliegues hasta la fecha también han carecido de un enfoque en la facilidad de uso del cliente: las principales impulsoras detrás de las implementaciones de IA actuales son el costo (62%) y el ROI (59%), mientras que la experiencia del cliente (10%) y los puntos de dolor conocidos (7%) son prioridades más bajas.

Enorme potencial para la inteligencia artificial en las operaciones: solo el 26% de los casos de uso de la IA en la actualidad se centran en las operaciones, pero se encuentran entre los más beneficiosas en términos de rentabilidad. Los ejemplos destacados incluyeron el uso de IA para tareas de adquisición (con un promedio de 7.9% de ROI), la aplicación de algoritmos de detección de imágenes para detectar robo en la tienda (7.9%) y la optimización de los planes de ruta de la cadena de suministro (7.6%). Una cadena de suministro transformada y supercargada, por ejemplo, ofrece una importante oportunidad operativa, ya que es un área donde la inteligencia artificial puede brindar mayor eficiencia.

Los retailers son más realistas acerca de su nivel de preparación para aceptar la IA

Como los resultados de la IA se han mostrado por sí mismos, las empresas en 2018 han adoptado expectativas más realistas. Aquellos que afirman que tienen las habilidades necesarias para implementar la IA, ahora han bajado de 78% en 2017 a 53% en la actualidad. Más de ocho de cada diez retailers en 2017 confiaban en que su ecosistema de datos para la implementación de IA estaba preparado, y hoy esta cifra se ha reducido a 55%. Finalmente, aquellas organizaciones que afirman tener una ruta crítica para el despliegue de IA han bajado del 81% en 2017 a solo el 36% en la actualidad.

Kees Jacobs, Vicepresidente de Productos de Consumo Global y Retail en Capgemini, dijo: “Para los retailers globales, parece que la realidad se ha disparado en lo que respecta a la inteligencia artificial, tanto en términos de lo que la tecnología puede lograr como en lo que deben hacer para llegar a su objetivo. Por supuesto, el siguiente gran paso será implementar y escalar, pero los retailers deben tener cuidado de no perseguir las cifras de ROI sin considerar también la experiencia del cliente. Nuestra investigación muestra un claro desequilibrio en las organizaciones que priorizan el costo, los datos y el retorno de la inversión al implementar IA, y solo una pequeña minoría considera los puntos débiles del cliente. A estos dos factores se les debe dar la misma importancia si se quiere lograr un crecimiento a largo plazo de la IA, con todos los beneficios que aporta”.

Descargue una copia del informe aquí.

 

Roastbrief

Roastbrief es un medio dedicado a generar, distribuir y evaluar información referente al ámbito del marketing y de la publicidad. En este espacio, participan importantes publicistas y expertos en marketing de todo el mundo. Nuestro compromiso, es promover la cultura de los negocios. Somos pura proteína publicitaria.

Sigue a Roastbrief en:

Artículos relacionados

Close
Close