Entretenimiento

Adolescentes superhéroes y los apocalipsis por prevenir

No hay campeón de la justicia que se acerque a la tercera edad. Falso; número 5 tiene 58 años, aunque se encuentre encerrado en el cuerpo de un adolescente de 13 años.

Ningún superhéroe pierde la cordura. Mentira. Batman es capaz de asesinar el Guasón sin escuchar los consejos de quien en su momento fuera aprendiz y escudero que ha madurado más que él.

Estas son dos de las premisas que las nuevas series de superhéroes de Netflix tienen. The Umbrella Academy” y “Titans”  están basadas en novelas gráficas y cómics exitosos que tiene una visión mucho más oscura de la habitual en series de este tipo y aunque “Titans” es parte del universo DC, ambas historias están alejadas de esa narrativa donde el bien triunfa sobre el mal a toda costa y tampoco tiene que ver nada con la violencia sin sentido y personajes poco complejos como los creados para el exitoso melodrama popular de Avengers o los simplones y aburridos Jessica Jones, Iron Fist, Daredevil y Luke Cage que vagan sin rating por la misma plataforma de Internet.

Titans mucho más cercana al habitual melodrama de los justicieros de los cómics, cuenta la historia de Dick Grayson, el primer Robin del universo DC, interpretado por el actor Brenton Thwaites, luchando por no convertirse en un asesino despiadado tras el antifaz y la capa. Engañándose, habiendo abandonado Ciudad Gótica y trabajando como policía en Detroit, su alter ego lo obliga a actuar como un violento vigilante por las noches.

Dick Grayson intenta recuperar una cordura que al parecer nunca tuvo. Es entonces cuando llega hasta sus manos el caso de una chica, Rachel Roth (Teagan Croft), que huye del hallazgo del cuerpo de su madre adoptiva, asesinato del que fue acusada y que tiene una extraña fuerza oscura que la intenta dominar. Asimismo un grupo sectario la busca para llevar a cabo un ritual que purifique al mundo a través de ella por lo que están dispuestos a todo para atraparla. Por otro lado la aparición de una chica negra de magenta cabellera y brillantes ojos verdes capaz de incendiar todo lo que ella quiera y que no sabe nada acerca de sí misma, sólo que debe encontrar al Rachel y, finalmente, el fortuito encuentro con el chico de pelo verde capaz de transformarse en un tigre, habrán de configurar un grupo de personas extraordinarias que no saben bien a bien qué es lo que buscan y que al final de los 11 capítulos que conforman la primera temporada habrán –de forma inconsciente– abierto las puertas para una catástrofe de magnitud universal. La ignorancia y la falta de una visión clara, destruye la realidad de estos titanes (cuya segunda temporada se estrenará este año), quienes son parte de una fórmula que, por más trillada, ahora tiene una mirada más oscura y desesperanzadora acerca del papel del superhéroe en el equilibrio entre las injusticias y las merecidas recompensas de la víctima.

Por su parte “The Umbrella Academy” basada en la novela gráfica del mismo nombre publicada entre 2007 y 2008, creada y escrita por Gerard Way quien también fue el vocalista del grupo de rock My Chemical Romance, e ilustrada por el brasileño Gabriel Bá, cuenta la historia de 7 superhéroes que nacieron en condiciones extraordinarias junto con otros 36 bebés en todo el mundo. Comprados y educados para desarrollar sus fascinantes cualidades por un científico y millonario extravagante que vive en Nueva York llamado Sir Reginald Hargreeves (Colm Feore), quien en realidad es un extraterrestre. Durante su adolescencia son conocidos como The Umbrella Academy un grupo de cinco muchachos y una chica que combaten el crimen en las misiones que les señala su padre, la séptima llamada Vanya (Ellen Page) carece de poderes y desarrolla una personalidad totalmente apocada, toca el violín y es despreciada por el resto de sus “hermanos” por haber escrito un libro acerca de la infancia y juventud del grupo y su educación. Una madre Robot y un chimpancé pensante y parlante, terminan de formar la “familia disfuncional” que protagoniza la historia que inicia cuando después de nueve años de haberse terminado el grupo tras dos tragedias al interior de la Academia;  la muerte de uno de los integrantes y la inexplicable desaparición de otro de ellos: número 5, que era capaz de moverse en espacio y tiempo.

Esos nueve años en los que los miembros sobrevivientes de la familia han intentado formar su propia vida, han permanecido alejados los unos de los otros, con rencores y frustraciones entre ellos. Al morir Sir Reginald los “hermanos” se reúnen y es entonces cuando aparece Número 5, quien llegado del futuro lejano, explica a sus hermanos la necesidad de unirse para acabar con el apocalipsis que está por suceder en los próximos días.

Si “Titans” trata de adolescentes tratando de salvarse entre ellos de manera intuitiva e irreflexiva,  de superhéroes casi con culpas por resolver y problemas de conducta que intentan evitar; la aparición de Wonder Girl, la aprendiz de La Mujer Maravilla muestra el intento por que Grayson encuentre el centro de su persona como lo ha hecho ella.

Al final de cuentas personas con habilidades y poderes extraordinarios en busca de cuidarse uno a otros sin ver más allá de situaciones que les saltan en el camino y los llevan hacía la tragedia. “The Umbrella Academy” es acerca de hombres encerrados en cuerpos de adolescentes y adolescentes en cuerpos de hombres tratando desesperadamente de salvar el mundo al mismo tiempo que tratan de resolver los más profundos problemas personales y familiares.

The Umbrella Academy” es una brillante serie acerca de héroes que no quieren aceptar la responsabilidad de serlo, del egoísmo, la paternidad vista por los hijos, los celos fraternales, la soledad, pero sobre todo una gran historia de aventuras, mientras que “Titans” es una serie acerca de la responsabilidad del héroe, las delgadas líneas que no se pueden cruzar, la cordura, las promesas rotas y anhelos que se cumplen para mal.

Ambas series estelarizadas por personajes que se acercan por muchas razones a la adolescencia con la que intentan ser empáticas y encontrar en ellos a sus audiencias son inteligentes, interesantes y con un no final que nos prepara para sendas segundas temporadas al menos en el papel.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close