Organizacional

Las 5 cosas que te juegan en contra cuando buscas trabajo

Si estás en proceso de búsqueda laboral, o consiguiendo nuevos clientes para tu proyecto o empresa, hay aspectos esenciales para tener en cuenta que dependen exclusivamente de ti.

Por un lado, está la falta de consistencia. Es algo que se percibe a la distancia. Se trata de una forma de aparentar algo que no eres, o decir cosas que no cumples. Por lo que se traduce en una energía invisible que emanas, aunque no te des cuenta, y que hace que el entorno pueda rechazarte; es más: bloquea tu accionar de tal forma que tal vez ni siquiera estés en condiciones de ver las oportunidades que siempre están. Sólo que tú las dejas pasar.

Asimismo, detrás de la supuesta suficiencia y control del proceso que te esmeras por aparentar, se esconden otras cosas, por ejemplo, la comodidad. Muchas personas consideran que moviéndose sólo un poco el mundo caerá rendido a tus pies. Puede ser cierto si tienes un talento extremadamente excepcional (aunque eso sucede en sólo el 1% de las personas).

Aquí aparece el tercer aspecto escondido: tu techo de cristal. Piensas que tienes un límite, cuando eso te lo has auto impuesto.

Es sabido que en cada país hay una oferta permanente de cientos de miles de puestos de trabajo disponibles. Si te preguntas dónde están, basta con que te conectes a Internet, y veas la cantidad de búsquedas abiertas en todos los portales de reclutamiento, en los suplementos de los periódicos y en las bolsas de trabajo oficiales y privadas. Se cubren con los que llegan primero y los que, verdaderamente, quieren insertarse y salir adelante.

De la inmensa cantidad de personas que buscan trabajo, la gran mayoría no los acepta por distintos motivos -muchos entendibles, claro-. Aunque a veces para salir de la inercia de estar sin trabajo, es importante tomar “algún” trabajo, aunque no sea el indicado, específico y aquel que reúna todas y cada una de las condiciones que quieres. No se trata de “trabajar de cualquier cosa”, sino “trabajar en algo con un propósito” para ser productivo en tu vida.

Es esta energía -la de la acción- la que te atraerá la oportunidad siguiente, en un proceso que no tiene fin si sabes capitalizarlo.

El asunto está en que todo esto es incómodo: hace falta moverse, exponerse, contactarse, comunicar, fallar, empezar de nuevo, perseverar y mantener el enfoque lo suficientemente fuerte y alto para no desmoronarse ante los rechazos -que inevitablemente sucederán-.

  • Cómo pateas tus goles en contra al buscar trabajo

Estos 5 aspectos te juegan en contra si estás en búsqueda laboral, o de nuevos clientes, o de explorar nuevos segmentos de mercado para expandirte. No importa si trabajas por tu cuenta o tienes una empresa: el proceso es el mismo.

  1. Falta de disciplina. Un gran porcentaje de las personas son cómodas y mediocres, por lo que les es más fácil quejarse y reclamar que “alguien” los salve, en vez de ponerse ellos a crear su empleo y moverse.
  2. No cumplir tus compromisos. Faltan a las citas sin siquiera avisar; llegan tarde; no tienen un currículum presentable; incurren en mentiras e inconsistencias en los datos y tienen pretensiones totalmente alejadas de la media que se maneja en cada mercado.
  3. Ser desagradecido. Cualquier situación de relacionamiento con posibilidades laborales necesita ser tratada con profesionalismo y respeto. Independientemente del resultado final, agradece siempre.
  4. No prepararte lo suficiente. El nuevo tiempo laboral exige otras cualidades indispensables: negociación, oratoria, inteligencia emocional, trabajo en equipo, actitud ganadora, visión comercial. Si te falta alguna ya estás detrás de otros que sí lo tienen.
  5. Pensar que el otro tiene obligación de contratarte. Otra creencia es que las demás personas tienen que ofrecerte un puesto “porque eres tú”. Esto no tiene ninguna lógica, más en economías complicadas y cambiantes. Debes ganarte tu posición con tu esfuerzo, méritos y superando los objetivos. Así es hoy el mundo del trabajo y de las relaciones profesionales.
Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close