Publicidad

Barbara Palvin: El nuevo ángel ¿Plus size? de Victoria´s Secret

¿Cuántas veces te ha pasado que, cuando eliges tu ropa para salir a trabajar o a una reunión con amigos, sientes que nada te queda? Esa sensación que te hace pensar que, tu ropa favorita no te hace sentir có[email protected] y lo que miras en el espejo, no es eso que te hace sentir bien y saca a relucir tus más grandes inseguridades.

Esta es una realidad que todos hemos vivido en algún momento, la belleza es algo inherente al ser humano y no a todos se nos ha dado la bondad de ser bien parecidos, para el mundo en general.

Los griegos fueron quienes se vieron en la inquietud de analizar la belleza centrada en un ideal de perfección.

El arte griego es el vivo ejemplo de cómo era comprendida la belleza, los ideales de perfección reflejados en las obras griegas dejan bien en claro el físico ideal que inquietaba a los artistas de aquella época.

“Dentro del imaginario de belleza griego, la simetría del cuerpo llamó la atención” (De la Cruz, 2018) y se comenzaron a regir partiendo de tres aspectos fundamentales:

 

  1. El cuerpo humano es el fundamento de toda belleza.
  2. La belleza existe a través de la armonía de las medidas, proporciones y simetrías.
  3. La belleza se fundamenta en la imitación de la naturaleza, pero idealizada.

De estos parámetros de belleza, el escultor Policleto marca por primera vez un canon de belleza, basado en las

proporciones ideales de la figura humana, asociada a las ciencias exactas, es decir, las matemáticas. Siete cabezas de altura para el cuerpo perfecto en su escultura del Doríforo (De la Cruz, 2015).

A partir de Policleto, los cánones de belleza fueron modificándose dependiendo la creencia de cada escultor. Algunos optaron por figuras mucho más esbeltas y otros más, agregaron curvas al cuerpo como una expresión de “belleza real” de forma más espontánea.

Desde entonces, la belleza es comprendida como un ideal, que roza en la perfección única del cuerpo humano.

Por supuesto, han pasado siglos de aquella forma de comprender la belleza. Hoy por hoy existen muchas otras características para categorizar la belleza de las personas y aunque la perfección sigue siendo la máxima expresión, podemos encontrarnos con que no es tan rigorista como la percepción que los griegos tenían.

Probablemente el modelaje es la expresión más clara de la escuela griega, respecto a los cánones de belleza que existen en el mundo.  Las pasarelas son el escaparate perfecto para mostrar la perfección del cuerpo humano. Por años, las mujeres vivieron con la creencia de que las medidas perfectas de su cuerpo, tenían que ser 90-60-90 que son las proporciones del pecho, cintura y cadera.

Este estándar de belleza comenzó a regir no solo a las top models de los años 90, sino que a las mujeres en general. La ideología de las medidas perfectas en el cuerpo femenino fue explotada por el marketing y la publicidad, siendo los principales difusores que la convertirían en una creencia global.

De pronto, una revolución de pensamiento (en parte gracias a muchas ideas del feminismo) hicieron que la belleza fuera un tema debatible, en donde concluyeron que la perfección no era posible en ningún sentido. Estas ideas que rompían el paradigma de la perfección griega obligaron a la industria del modelaje a abrirse para descubrir nuevos horizontes.

Así como existían mujeres que rozaban la perfección, existían otras que definitivamente se encontraban años luz de ese estigma, pero resultaba imposible pasar por alto su belleza.

Lindos rostros, ojos de color y sonrisas perfectas, pero el sobrepeso le cerraba las puertas a muchísimas mujeres que se sentían menospreciadas tanto por hombres en general, como por la propia sociedad que aún creía que la perfección no era negociable.

La inclusión y la apertura mental que trajo el pasar de los años, obligó a las grandes marcas de ropa a tener que lidiar con una idea que iba en contra de todos sus valores: la perfección no existe. Tras aceptar esta máxima, los reflectores se posaron sobre las modelos de tallas grandes (Modelos Plus Size).

Melissa Owens Miller, mejor conocida como Emme fue la primera modelo de talla grande en lograr el éxito comercial, tras firmar un contrato con Revlon en 1998 (Expansión, 2018). Mientras que Amy Lemons fue una de las principales modelos que denunció el “estándar de talla cero” en la industria del modelaje.

Estas mujeres dieron los primeros pasos para romper el paradigma de la perfección en el modelaje y fue hasta 2017, que las modelos de tallas grandes cobraron notoriedad.

Ashley Graham es una de las top model plus size más cotizadas de la industria, además de ser una de las mujeres curvy más inspiradoras del mundo.

En un mundo que cambia constantemente y en una industria como el modelaje que envía mensajes, estereotipos, paradigmas y connotaciones culturales respecto a las mujeres, resulta increíble que existan casos como el de Victoria´s Secret en la actualidad.

Recientemente la firma de lencería estadounidense hizo oficial la incorporación de la modelo húngara, Barbara Palvin a sus filas. Palvin que hoy tiene 25 años, ya había formado parte de la compañia en el pasado y hoy ha regresado en una nueva, por no decir escandalosa, categoría. Barbara Palvin es la nueva modelo Plus Size de Victoria´s Secret.

¿Escandalosa? Sí. El nuevo ángel “Plus Size” de la firma estadounidense cuenta con las siguientes medidas: 87-58-89, apenas debajo del estándar de “perfección” 90-60-90. Además pesa 55 kilogramos que, definitivamente la mantienen alejada dramáticamente de la categoría de tallas grandes.

El escándalo de este caso no es ni siquiera la firma de Barbara Palvin con Victoria´s Secret, es más bien por la categoría en la que la marca la ha incluido. Tan solo basta revisar las medidas de Ashley Graham que con 1,75 mts. de estatura, 85 kilogramos y medidas de 107-76-117 la convierten en una modelo de tallas grandes.

Y aunque la comparación entre Graham y Palvin parece sumamente absurda, es necesaria para comprender la polémica desatada por Victoria´s Secret. A esto hay que sumar que cuando Palvin dejó de ser un “Ángel de Victoria” fue foco de muchas críticas por parte de sus compañeras de pasarela, mismas que la tachaban de “gorda” solo por no tener el mismo talle que ellas (Sumum, 2019). Palvin, al respecto declaró:

 

Wow! He recibido algunos comentarios bastante dañinos que hablan de que estoy gorda. Bueno, la verdad es que no estoy tan flacucha como cuando tenía 18, pero no me considero gorda (Sumun, 2019).

 

La declaración de Palvin solo hizo que la situación se volviera aún más increíble.

Como lo dije arriba, la industria del modelaje es una emisora de mensajes que pueden generar apropiación cultural. Si en los años 90 las medidas perfectas para el cuerpo rigieron a muchísimas generaciones de mujeres, hoy la ruptura de este paradigma con las modelos plus size nos viene a recordar que la perfección no existe e invita a las mujeres a aceptarse tal y como son, dejando de lado los cánones de belleza tan rigidos e imposibles de alcanzar.

La categorización de Palvin por parte de Victoria´s Secret, lejos de sumar una voz más a esta revolución contra la perfección termina por desvirtuar el punto real. Si Palvin con 55 kilogramos de peso y con medidas por debajo de la “perfección” noventera es considerada una modelo de tallas grandes ¿Qué pasa con las modelos “estándar”?

Este es un foco rojo que no debemos pasar por alto. En su momento Kate Moss (uno de los íconos en la industria) hizo famoso un lema que decía “Nada sabe tan bien como sentirse delgada”. Este lema de una de las voces más respetadas del medio, fue considerado un dogma para aquellas que quisieron incursionar en el modelaje y acrecentó la creencia de que el cuerpo “ideal” de la mujer, debe ser joven y en extremo delgado (Miraflores, 2019).  Hoy en día existen términos como el llamado “Anorexia Chic”, que categoriza a las mujeres en extrema delgadez que desfilan en la pasarela y que además han enamorado a la moda.

Usar el nombre de un trastorno como la anorexia para categorizar a una modelo es sumamente inquietante, porque hablamos de una enfermedad mortal que aqueja a muchisimas mujeres alrededor del mundo, que no terminan de entender lo que dice el doctor De Tomaso de FUCSIA: “El biotipo de cuerpo demandado se da en apenas el 1 por ciento de las mujeres de la humanidad, y aun así se propaga como normal una aspiración que no es realista” (Miraflores, 2019).

Preocupa muchísimo la información que la industria envía al mundo en general. Nuestras niñas hoy tienen un alcance mayor al de la época de los noventas gracias a la internet y podrían estar percibiendo la delgadez extrema, como un estándar para ser socialmente aceptadas, porque así lo dictan las normas que rigen la sociedad.

La psicóloga Vivian Diller asegura que: “la noción de cuerpo perfecto en sí misma no existe, sino que es una construcción cultural”, y no podría tener más razón.

 

Victoria´s Secret en un intento de inclusión social y de estar a la vanguardia, ha puesto en duda la credibilidad de la responsabildad social que la que industria de la moda tiene con las mujeres del mundo. Si hoy en día, una mujer con “sobrepeso” de 55 kilogramos es catalogada como modelo de tallas grandes estamos orillando a las mujeres del futuro a debatirse en una línea entre la belleza y la muerte, porque si ha dejado claro algo Victoria´s Secret es que, efectivamente la belleza mata.

 

FUENTES:

Redacción (2019) ¿Alguien diría que la modelo de la foto es de talla grande? Al parecer, Victoria´s Secret, sí. Recuperado de: https://www.woman.es/moda/barbara-palvin-modelo-sexy-victorias-secret-talla-grande?foto=1#galeria-38489-2200878

Redacción (2019) Barbara Palvin, la polémica modelo “Curvy” de Victoria´s Secret. Recuperado de: https://www.abc.es/summum/estilo/moda/abci-barbara-palvin-polemica-modelo-curvy-victorias-secret-201903291640_noticia.html

Expansión (2018) 7 modelos de “talla grande” que redefinieron la industria. Recuperado de: https://expansion.mx/tendencias/2018/10/21/7-modelos-de-talla-grande-que-redefinieron-la-industria

Redacción (2018) Conoce las medidas de Ashley Graham. Recuperado de: https://www.viveusa.mx/articulo/2018/03/26/showbiz/conoce-las-medidas-de-ashley-graham

Redacción (2017) 2017, el año en el que las modelos de talla grande conquistaron la pasarela. Recuperado de: https://smoda.elpais.com/moda/actualidad/2017-el-ano-en-el-que-las-modelos-de-talla-grande-conquistaron-la-pasarela/100185634/image/100185646

Redacción (2017) 90-60-90: ¿Son las medidas perfectas? Recuperado de: https://www.cambio16.com/medidas-perfectas-de-una-mujer/

De la Cruz, S. (2014) Los cánones de belleza en el arte Griego y su comparación en el film Precious. Recuperado de https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=568&id_articulo=11808

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Close