Redes

Mamá me cambié de sexo

Justo cuando ya estabas olvidando que existía una aplicación llamada “Snapchat” ¡boom! te aparecen las historias de Instagram de tu amigo, que aparentemente dejó de ser él para convertirse en ella. Así que, OBVIO, tu primera reacción es abrir tus filtros de Instagram y buscar la “nueva actualización” pero NO, no puedes ver tu transformación, porque no encuentras el famoso filtro. Después de preguntar sin obtener respuestas,  te vas a San Google y por fin descubres el enigma: ¡No hay filtro de cambio de sexo en Instagram!  es un filtro de Snapchat.

Así que, luego de haberla desintalado hace más de dos años, vuelves a tener Snapchat en tu celular, para ver por fin tu transformación que, sexi o no, te ha sacado más de una carcajada y nos tiene aquí hablando de Snapchat otra vez.

Hace unos días el App incorporó el filtro que nos transforma el rostro, a una versión del sexo opuesto y también incluyó otro filtro que nos hace ver como un bebé. Estos dos, han causado gran engagement en las redes sociales, tanto que la mayoría no se ha podido resistir a volver a instalar la aplicación. Muchos youtubers, famosos e influencers han compartido por sus redes sociales su transformación. También han surgido muchos memes al respecto y además algunos usuarios se han creado perfiles en Tinder para experimentar lo que es ser mujer u hombre en esa aplicación. Lo curioso del caso es que, todos hemos compartido las imágenes en otras aplicaciones como Instagram y no precisamente en Snapchat.

Snapchat salió al mercado en el 2011, pero alcanzó la fama en el 2015. Las novedosas historias en formato vertical, que solo duraban 24 horas, los filtros y máscaras divertidas que nos ridiculizaban, se ganaban la preferencia de los adolescentes. Quitándole la atención y amenazando a Facebook.

Facebook, casi por política, intentó comprar a Snap a Evan Spiegel, su creador,  por 3 mil millones de dólares, pero este no aceptó. El gran error de Spiegel, es que se casó con sus snap, y no incorporó otras funcionalidades que mantuvieran el interés de esta generación que se aburre tan rápido. Caso contrario, don Zuckerberg, después de comprarse WhatsApp e Instagram agregó las stories, que no le quisieron vender, no solo en Facebook si no en todas sus aplicaciones. Y nosotros después de entretenernos un rato con los Snap, decidimos regresar con nuestro ex.

Nos queda claro que Snapchat es la “Vístima de la historia”, sí, de las “stories” que tanto disfrutamos ver desde nuestro Instagram.

Es evidente que con todo esto, Snapchat acaba de resucitar, pero la pregunta es ¿será solo una moda, o la aplicación se prepara para sorprendernos con otras funcionalidades? Por el momento, mientras nos aburrimos, solo nos resta esperar, ya que en el universo digital pocas cosas son predecibles.

Por cierto, no solo yo me cambié de sexo, mi mamá también.

AUTOR

Daniela Herrera

Publicista, ilustradora y lectora. Apasionada por la crítica social, la innovación, la filosofía y el marketing. Su carrera está dividida entre el mundo publicitario y el editorial. Ha trabajado como creativa digital y copywriter para agencias de publicidad como Mccann. En el ámbito editorial ha colaborado con diversos escritores y casas de edición en la ilustración de cuentos infantiles y diseño de portadas de libros. En su tiempo libre se dedica a promover el amor que siente por la literatura en su blog: leyendoycomentando.com Instagram: @danivhc

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Recomendaciones

Close
Close
Close